Skip to content
 

Qué deberías saber de los hogares de ancianos

Nuevos reglamentos, mayor competencia y residentes más delicados de salud son variables que significan que la industria tiene que evolucionar.

Qué deberías saber de los hogares de ancianos

Chris O'Riley

Los hogares de ancianos deben cumplir normas estrictas gubernamentales, como el acceso las 24 horas a personal de enfermería especializado.

In English | Tras los dos grandes huracanes que causaron estragos en Texas y Florida, Janine Finck-Boyle, administradora de hogares de ancianos, afirma: "No solo se debe estar preparado para el momento en que suceda el desastre, se debe estar preparado para lo que le sigue".

Las palabras de Finck-Boyle también son ciertas en el caso de aquellos que se enfrentan al deterioro de salud de sus padres u otros seres queridos.

Muchas familias buscan hogares de ancianos solo cuando se ven obligas a hacerlo en una emergencia médica. Frecuentemente no están preparadas para tomar decisiones rápidamente y elegir el mejor hogar para lo que pudiera ser una estancia de muchos años. "Las familias se sienten presionadas a tomar este tipo de decisiones en esos momentos de verdadera crisis", dice Kathleen Unroe, doctora de hogares de ancianos en el Indiana University Center for Aging Research.

Pero las muertes relacionadas con el huracán en un hogar de ancianos en Florida y las fotografías de residentes sentados en sus sillas de ruedas en agua hasta sus cinturas cerca de Houston ilustran la cruda realidad de la importancia de conocer todo lo posible sobre la industria de los hogares de ancianos antes de llegar al punto de crisis.

Estas son algunas respuestas a preguntas que te ayudarán a decidir dónde debería vivir tu ser querido.

¿Cuán grande es la industria de los hogares de ancianos?

Existen unos 15,600 hogares de ancianos que participan en los programas de Medicare y Medicaid en Estados Unidos, una cifra que ha cambiado poco desde el 2009. Aproximadamente 1.4 millones de las personas más delicados de salud en el país viven en estos hogares.

¿Quién paga por su cuidado? 

Los contribuyentes, quienes aportan a los fondos de Medicaid, pagan la mayoría de los costos de los hogares de ancianos de Estados Unidos. Según las investigaciones de la Kaiser Family Foundation, en el 2015, Medicaid fue el principal responsable de pagar los gastos de aproximadamente el 62% de los residentes. Y algunos pacientes tienen cobertura de Medicare durante sus primeros meses en el hogar. 

¿Quiénes son los propietarios de los hogares de ancianos? 

En el 2015, aproximadamente el 68% de los hogares eran propiedad de corporaciones con fines de lucro, el 24% pertenecían a corporaciones sin fines de lucro y el resto eran propiedad del Gobierno. Todos están regulados por un sistema complejo. Los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS) del Gobierno federal escriben los reglamentos y las normas con los que deben cumplir los hogares de ancianos en Estados Unidos. Pero su cumplimiento es responsabilidad de los estados, cada cual debe llevar a cabo inspecciones sin previo aviso de cada hogar. Las evaluaciones de los hogares realizadas por los estados están sujetas a la aprobación de los CMS.

Información que deberías saber de los hogares de ancianos

AARP

¿Qué nivel de cuidado se exige? 

Los hogares de ancianos deben cumplir normas gubernamentales estrictas. Entre los requisitos: proveer acceso las 24 horas a personal de enfermería especializado y asegurar que todo tratamiento médico esté supervisado por un médico. Los reglamentos también requieren que los hogares presten "servicios para alcanzar o mantener el mayor bienestar físico, mental y psicosocial factible" de cada residente. Los pacientes frecuentemente padecen de múltiples enfermedades y también pueden necesitar ayuda con las actividades diarias tales como bañarse y vestirse. En el 2015, los empleados de hogares de ancianos pasaron, en promedio a nivel nacional, unas 4.1 horas por día atendiendo a cada residente.

¿Quién es el residente típico de un hogar de ancianos? 

La mayoría llega después de agotar otros tipos menos completos de cuidados. Muchos adultos mayores que no necesitan atención médica diaria eligen vivir en centros de vivienda asistida menos costosos. Otros usan servicios basados en el hogar o la comunidad que les permiten recibir ayuda en sus propios hogares. Cambios en las políticas de Medicaid han permitido que el Gobierno pague por más servicios basados en el hogar o la comunidad para los adultos que necesitan atención continua. Esto ha tenido consecuencias no previstas: más personas llegan a los hogares de ancianos cuando están delicados de salud.

Las normas federales se revisaron el año pasado. ¿Qué cambió?

Los reguladores gubernamentales han estado intentando darles más control a los residentes, que ahora tienen más voz y voto sobre cuándo reciben visitas, con quién comparten su habitación y lo que comen. También hay nuevas reglas diseñadas para proteger a los residentes contra el robo y el fraude financiero, y los residentes tienen más control sobre cuándo les pueden dar de alta. Los que padecen de demencia también gozan de nuevas protecciones conforme con la ley, que los protegen contra la práctica de los hogares de ancianos de ingresarlos en hospitales para luego rehusarse a aceptarlos de nuevo. 

¿Qué no cambió? 

Según los críticos, no se efectuó un cambio fundamental: el Gobierno no abordó la necesidad de aumentar el personal. Los defensores habían instado a los CMS a exigir que los hogares de ancianos tuvieran por lo menos un enfermero presente en el hogar las 24 horas (el requisito actual es solo ocho horas al día). "Cada vez que observamos algún problema o situación preocupante en un hogar de ancianos, generalmente se puede rastrear su origen a requisitos insuficientes de personal", dice Lori Smetanka, directora ejecutiva de la organización National Consumer Voice for Quality Long-Term Care. "Hasta que solucionemos este problema, no vamos a poder mejorar la calidad de la atención". 

Pero la industria de los hogares de ancianos ha argumentado con éxito que los gastos adicionales relacionados con estos requisitos representarían una carga para los contribuyentes, y que en algunos lugares sería bastante difícil encontrar trabajadores capacitados. "Es muy difícil encontrar empleados que trabajen en centros de enfermería, especialmente en áreas rurales", dice David Gifford, médico y vicepresidente sénior de calidad y asuntos reglamentarios de la American Health Care Association.

¿Qué podemos esperar en el futuro? 

Una iniciativa prometedora que se ha puesto en marcha es un "proyecto de demostración de innovación" de ocho años con un costo de $30 millones denominado OPTIMISTIC, que está evaluando nuevas estrategias para mejorar la calidad de la atención. En la primera fase de ese proyecto, se colocaron enfermeros adicionales en 19 centros de cuidados a largo plazo. Los enfermeros recibieron capacitación especial para coordinar los tratamientos de los pacientes con el fin de reducir la cantidad de veces que deberían ir al hospital. 

Hogares de ancianos especializados en ciertas enfermedades es otra estrategia nueva. Un hogar podría estar mejor equipado para atender a pacientes con la enfermedad de Alzheimer, mientras que otro podría centrarse en pacientes con ELA (esclerosis lateral amiotrófica), también conocida como la enfermedad de Lou Gehrig. Y algunas compañías están lanzando centros de cuidados que ofrecen viviendas no asistidas, asistidas y atención a nivel de hogares de ancianos en un solo complejo. El objetivo: mantener a las personas en un solo lugar durante el otoño de sus vidas.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto