Skip to content

AARP reafirma su compromiso de ayudar a aquellos con demencia al hacer importante inversión. Entérate.

 

     

Ayuda para...
  • Ayuda para conflictos comunes relacionados con el cuido de un ser querido

    Cuidar de un ser querido puede ser un proceso cargado de emociones y a veces frustrante. Si a esto le añadimos un choque de personalidades, los conflictos son casi inevitables. No existe una solución mágica: cómo los manejas dependerá de los detalles específicos de la situación y de tus propios recursos. Pero algunos métodos generales para reducir los conflictos muchas veces resultan útiles. Por ejemplo, se puede incluir a una  tercera persona que sea neutral, poner por escrito los planes y acuerdos, hablar sobre hechos y no sobre sentimientos (en algunos casos) y, lo más importante, mantener en primer plano lo que más le conviene a tu ser querido.

  • Cuando los hermanos no están de acuerdo

    Los hermanos adultos que cuidan de sus padres pueden estar en desacuerdo sobre cuál es el mejor tipo de cuidado, cómo pagar por los cuidados y quién prestará los cuidados. Estos conflictos muchas veces se empeoran debido a viejos resentimientos familiares, celos, falta de confianza y luchas por el poder. (“¡Mamá siempre te quiso más a ti!”). Es difícil, pero muy importante, evitar que estas emociones perjudiciales interfieran con el bienestar de tu padre o madre.  

    CONSEJOS RÁPIDOS:

    • Establece papeles específicos. Uno de los hermanos podría sentirse resentido al ser quien se encarga de la mayoría de los cuidados —o podría estar poco dispuesto a ceder el control, lo cual causa resentimiento entre quienes quedan excluidos—. Resulta útil tener una reunión inicial de planificación para distribuir las tareas, y comunicarse claramente y con frecuencia. 
    • Consigue un mediador. Una persona imparcial —según la naturaleza de la disputa, pudiera ser un médico o un familiar respetado— puede disminuir la tirantez de las relaciones. Las familias a veces contratan a un mediador profesional para resolver los conflictos serios.
    • Contrata a un administrador de cuidados. Un administrador de cuidados, también conocido como un navegador de cuidados geriátricos, puede servir como otra voz objetiva mientras los guía hacia los mejores recursos de cuidado de salud en tu zona. Puede que solo se necesite una consulta breve para ayudar a tu familia a llegar a un consenso sobre un plan de cuidados.  

    Recursos

    • 10 ideas originales para esa persona especial.
    • Hay cuidadores que dedican toda su vida a satisfacer a quienes cuidan. En la realidad, no es posible hacerlo todo.
    • Cómo asegurar que su cuidado una a la familia y evitar desacuerdos entre hermanos. Lee cinco consejos simples.
  • Tu ser querido se niega a que lo cuiden

    El amigo o familiar de quien cuidas podría openerse a un procedimiento médico beneficioso, tomarse los medicamentos recetados o contratar a alguien que lo cuide en el hogar. Si estás convencido de que esos cuidados cuestionados son lo que más le conviene a tu ser querido, hay maneras de ayudarlo a ver el asunto desde tu punto de vista. Por ejemplo, podría ser útil incluir a su médico en la conversación; o si el asunto se ha convertido en una lucha por el poder entre tu ser querido y tú, podría ser mejor que te apartes por completo.  

    CONSEJOS RÁPIDOS:

    • Planifica un buen momento para la conversación. Sería bueno abordar el tema cuando ambos se sientan bien y estén relajados. Cualquier cosa que pueda ayudar a todos a mantener la calma los ayudará.
    • Concéntrate en lo positivo. Menciona que los cuidados facilitarán tu labor como cuidador (si es el caso). Si tu ser querido se opone a contratar a alguien que lo cuide en el hogar, podrías enfatizar que la asistencia le permitirá vivir en su hogar de manera segura y por más tiempo. Inclúyelo en el proceso de entrevistas si es posible.
    • No lo obligues. Si tu ser querido está lo suficientemente sano para tomar sus propias decisiones, tiene derecho a negarse a recibir cuidados. Sin embargo, si no puede tomarlas debido a un deterioro cognitivo y tú tienes su poder notarial, es tu responsabilidad legal decidir lo que más le conviene.

    Recursos

    • Sigue estos consejos que te pueden facilitar tu labor al prestar cuidados.
    • Encuentra información sobre cuidado de enfermos, ancianos y consejos para desempeñar tu papel como cuidador.
    • ¿Qué hacer si tu ser querido necesita una supervisión de 24 horas y siete días a la semana?
  • Riesgos de conducir

    Una persona que está inhabilitada para conducir no solo es un peligro para sí misma; puede lesionar o matar a otros, y a veces eso sucede. Algunas personas están conscientes de que ya no pueden conducir bien y de buena gana dejan de hacerlo; otras niegan su deterioro y se mantienen muy reacias a abandonar la independencia que representa conducir. Una evaluación podría ser la evidencia que necesitas para convencer a tu ser querido de que tus preocupaciones son válidas.

    CONSEJOS RÁPIDOS:

    • Mantente alerta a los indicios de deterioro. Es importante que observes a tu ser querido cuando está detrás del volante y te des cuenta de comportamientos que son señales de alerta, entre ellos golpear los bordillos, demostrar mal juicio al girar a la izquierda y al cambiar de carril, y conducir a velocidades inadecuadas.
    • Habla con calma sobre tus preocupaciones. Controla tu frustración lo mejor que puedas, y dile a tu ser querido que quizás tenga razón: tal vez él o ella esté en buena forma para conducir —pero no se pierde nada con someterse a una evaluación o por lo menos completar una autoevaluación en internet—. Sé comprensivo sobre la pérdida de libertad a la que tu ser querido le teme.
    • Obtén los servicios de un profesional. Los médicos pueden realizar una evaluación de las habilidades para conducir conocida como “Assessment of Driving Related Skills (ADReS)” a fin de identificar un deterioro cognitivo peligroso, o problemas de la vista o de la función motriz. Además, un especialista en rehabilitación para conductores o terapeuta ocupacional puede realizar una prueba de conducta arriesgada.
    • Averigua sobre las leyes de conducción de tu estado para los adultos mayores. Algunos son mucho más estrictos que otros y requieren pruebas de la vista frecuentes para los conductores de mayor edad. O como en el caso de Wisconsin, mantienen el derecho a suspender una licencia de conducir si un médico informa que un conductor presenta alto riesgo.

    Recursos

    • ¿Cuáles son las mejores funcionalidades en un auto para este tipo de labor? Aquí una serie de consejos.
    • Explora las alternativas de movilidad para tu ser querido.
    • Cómo darte cuenta cuándo debe parar de conducir una persona mayor.
  • Cuando el dinero es el problema

    Las peleas sobre el dinero se encuentran al centro de los conflictos sobre la prestación de cuidados de muchas familias, y pueden volverse muy desagradables. Los familiares que viven fuera de la ciudad pueden sospechar que el cuidador familiar que vive con el ser querido se está aprovechando monetariamente de esa persona. O los hermanos podrían pelearse sobre cómo pagar por los cuidados del padre o la madre. Este tipo de drama puede evitarse si la persona que recibe cuidados expresa claramente sus deseos respecto al tratamiento de su salud y tiene en regla la documentación legal. De lo contrario, resolverlo a veces requiere que haya un mediador o, en el peor de los casos, que se lleve a los tribunales.

    CONSEJOS RÁPIDOS:

    • Aborda preguntas sobre cuánto se gasta en los cuidados. A veces un familiar acusa al cuidador principal de gastar demasiado dinero en los cuidados de su ser querido. Si tú eres ese cuidador principal, tal vez puedas pedirle a esa persona que se encargue de tu papel por unos días para que entienda mejor por qué se necesitan los servicios.
    • Resuelve los desacuerdos sobre quién debería pagar por los cuidados. Si tu ser querido no tiene fondos para pagar por su propio cuidado más allá de lo que cubren los programas gubernamentales, tus familiares podrían pelearse sobre quién debería contribuir: ¿El que tiene más dinero?, ¿el que ayuda menos con la prestación de cuidados?, ¿todos por igual? Un mediador puede ser sumamente valioso al ayudar a una familia a resolver estas preguntas.
    • Protégelo contra el abuso económico. Es un hecho triste que los familiares son los responsables de la mayoría de los casos de abuso contra adultos mayores. Si sospechas que ha sucedido algo ilícito, pregúntale a tu ser querido si puedes revisar sus estados de cuenta bancarios. Si tu ser querido está incapacitado y la persona que se sospecha que cometió fraude tiene el poder notarial y se niega a colaborar, puede que tengas que presentar el asunto ante un tribunal. 

    Recursos

    • Guía de consejos prácticos para cuidadores que trabajan fuera del hogar.
    • Información básica para que determines quién cubre qué.
    • Si cuidas de alguien y los documentos están bajo tu responsabilidad, sigue estos consejos para proteger a tu familia.
  • Estrés emocional

    Cuando cuidas de un ser querido, es fácil olvidarte de tus propias necesidades. Es por eso que los cuidadores tienen más probabilidades de decir que tienen niveles altos de estrés, depresión y otros problemas de salud. Es sumamente importante que encuentres algún tipo de apoyo y que reserves tiempo para tratar tus propios problemas de salud, tanto mentales como físicos. Y trata de no sentirte culpable: no puedes cuidar bien de los demás si no cuidas de ti mismo.  

    CONSEJOS RÁPIDOS:

    • Únete a un grupo de apoyo. Incluso cuando amas a la persona de quien cuidas, podrías sentir emociones sombrías como enojo, resentimiento y una tristeza profunda. Para muchos cuidadores, es un gran alivio compartir sus sentimientos con otros cuidadores que sienten algo parecido.  
    • Encara la depresión. Si sientes tristeza y ansiedad durante varias semanas, duermes muy poco o demasiado, o tienes otros síntomas de depresión, consulta a un profesional de salud mental. La depresión es tratable; no es necesario que simplemente la padezcas sin tratamiento.
    • Tómate tiempo libre. No dejes de hacer ejercicios, dormir lo suficiente y alimentarte de manera saludable, y tómate tiempo para las actividades que te resultan placenteras. Tal vez puedas encontrar a un familiar que puede reemplazarte mientras sales de vacaciones o hasta si te tomas unas vacaciones tranquilas sin salir de casa. De lo contrario, averigua sobre las opciones para servicios de relevo de descanso al cuidador disponibles en tu zona.

    Recursos

    • Cómo escoger el mejor medio para plasmar tus pensamientos y mantener tu salud mental.
    • Cuida de tu salud mental y física con estos consejos.
    • Consejos para encarar nuevas emociones y recibir, sin objeciones, la sensación de libertad.
  • Quick Tips

  • Quick Tips

  • Quick Tips

  • Quick Tips

  • Quick Tips


AARP EN TU ESTADO

Visita nuestras páginas estatales para información detallada sobre noticias, eventos y recursos en tu estado.