Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Qué hacer si tu hijo tiene una crisis

Consejos de expertos para ayudar a los hijos a superar los difíciles años de la adolescencia.

Madre habla con su hijo

SW Productions/Getty Images

In English | Actualmente, mi hijo tiene 19 años y es perfectamente imperfecto. Pero hace dos o tres años pensaba que solo uno de nosotros saldría con vida de esto.  Su comportamiento era irritantemente típico de los jóvenes de entre 14 y 17 años: cambios de humor, rebeldía, una impulsividad que los empuja a hacer cosas estúpidas y una parálisis que les impide hacer lo que deben hacer. Si tienes un hijo de esa edad, ya sabes a qué me refiero. Y tampoco es una sorpresa para ti saber que el año 2020 fue un año difícil. El año pasado fue un annus horribilis para todos, pero muchos psicólogos creen que los más afectados fueron los adolescentes.

"Desde el punto de vista del desarrollo, este grupo de edad está trabajando en la autonomía personal, y el aislamiento social ha sido muy complicado", señala la Dra. Laine Young-Walker, directora del Departamento de Psiquiatría Infantil de University of Missouri Health Care. Se supone que los adolescentes deben pasar tiempo con sus amigos, pero en cambio, pasaron el año en casa con sus hermanos y sus estresados padres. El aprendizaje en línea supuso un gran reto, y los estudiantes que planeaban ir a la universidad tuvieron que renunciar a las visitas al campus. "Este grupo de edad ha tenido que ser flexible y adaptarse al cambio como ningún otro", asegura Young-Walker.

Para Adam Price, psicólogo y autor de He's Not Lazy: Empowering Your Son to Believe in Himself, parte del reto es la perspectiva. "Aunque fue un año horrible para los adultos, la edad nos permite ver las cosas con perspectiva", dice. "En el contexto de nuestras vidas esto ha sido un mero parpadeo". Pero para los adolescentes, esto no ha sido así: "han perdido amistades, relaciones, momentos importantes como las ceremonias y bailes de graduación, los primeros trabajos; para muchos, todo eso desapareció".


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Es más, estas pérdidas han agrandado los dramas habituales de los años de la adolescencia. La ansiedad, la depresión y ese azote especialmente doloroso —compararse con los compañeros y quedar en desventaja—, han tenido un papel crucial para muchos adolescentes. Ahora que estamos saliendo de esta situación, ¿cómo pueden ayudar los padres a que los adolescentes puedan recuperar el buen camino? Los expertos ofrecen algunas respuestas.

Mano clava un alfiler en un globo con pegatinas

The Voorhes

Aliviar la ansiedad

"Por cada adolescente que presenta síntomas de depresión, hay entre ocho y diez que tienen síntomas de ansiedad", afirma el Dr. Rahul Saxena, pediatra y especialista en medicina de la adolescencia en Nueva York y Toronto. La ansiedad, en muchos casos, puede provocar síntomas depresivos. Hazte la siguiente pregunta: ¿es razonable lo que esperas en cuanto a sus calificaciones escolares teniendo en cuenta el año que hemos tenido? Presta atención a las preocupaciones de tus hijos y no dudes en acudir a un profesional de la salud mental si es necesario, pero procura no tratar como patologías lo que son experiencias humanas normales. "El trabajo de los padres es hablar con sus hijos sobre la angustia y las dificultades normales", dice Price.

Lucha contra el temor social de quedar excluido (FOMO)

En Instagram, todas las familias son felices y todo el mundo tiene el cabello perfecto. Incluso los chicos están más obsesionados que nunca con sus cuerpos, aseguran los terapeutas. "Para los chicos adolescentes, los abdominales son lo que el peso y la buena figura son para las chicas adolescentes", señala Price. El temor social a quedar excluido, en inglés FOMO, es la fórmula perfecta para desarrollar una imagen negativa de uno mismo. Los padres pueden ayudar al señalarles a sus hijos cómo las personas adaptan sus imágenes en línea para presentar una versión idealizada de la realidad.

La importancia de tomarse descansos de las redes sociales

No es fácil, pero trata de convencer a tu hijo para que deje de lado las redes sociales durante un tiempo. "Controlar lo que los jóvenes de esta edad hacen en sus pantallas es imposible, pero si tu hijo parece infeliz y pasa cada vez más tiempo en internet, habla con él", recomienda Saxena. No se trata de prohibir las redes sociales (eso no lo conseguirás), sino de ver cómo les sienta tomarse un día libre", aconseja. Pregúntale a tu hijo: ¿qué cosas te hacen sentirte bien contigo mismo? ¿Qué cosas te hacen sentirte mal contigo mismo? "Especialmente después de este año, todos estamos redescubriendo las bases de unas conexiones humanas saludables", añade Saxena.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.