Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

5 maneras de ser un buen abuelastro

Con cariño y dedicación, los abuelastros pueden desempeñar un papel importante en las familias.

Una niña besa a su abuela

Jose Luis Pelaez Inc/Getty Images

In English

Hay muchos consejos para los abuelos biológicos, pero ¿y para los abuelastros? No tantos. Y, como las familias cambian, ser abuelo también puede diferente.

Conoce esta historia de Courtney Fields McVey, trabajadora social clínica con licencia y residente de Atlanta. Se describe como la hija de "múltiples divorcios" que veía cómo aparecían y desaparecían los abuelastros.

Se acuerda, a los 44 años, de unas vacaciones muy dolorosas en las que sus abuelastros les dieron regalos a sus nietos biológicos, pero no a ella. Si eres un abuelastro o estás a punto de serlo, considera su experiencia como una advertencia.

"No tienes que forzar la situación para tener la sensación de que esa persona ha estado ahí toda tu vida", dice McVey, propietaria y terapeuta de Divorce Resource Center of Georgia. "Pero creo que es importante seguir ofreciendo el tipo de amor y consideración incondicionales que te sentirías automáticamente inclinado a dar en una relación biológica".

Mezclar las familias no siempre es fácil

Es probable que conozcas a un abuelastro o que los seas tú, en parte debido a la mayor duración de la vida y al aumento en la tasa de divorcios entre los mayores de 50 años. Tal vez te casaste con alguien que tiene nietos, o tu hijo se casó con alguien con hijos, o tu hijastro tuvo un hijo.

El Pew Research Institute estima que más del 40% de las personas en el país (en inglés) tienen al menos un pariente por segundos matrimonios en su familia. Según una investigación del 2018 publicada en Journals of Gerontology Series B: Psychological Sciences and Social Sciences, entre los adultos de 51 años o más que son abuelos, casi el 22% de los abuelos y el 20% de las abuelas tienen al menos un nietastro (en inglés).

Crear una nueva familia "mixta" es un trabajo duro, dice Patricia Papernow, psicóloga de Boston y autora de Surviving and Thriving in Stepfamily Relationships: What Works and What Doesn’t. Papernow, de 75 años, es madrastra, madre, abuela y abuelastra, y se opone a un lenguaje que simplifique en exceso el proceso de vinculación.

"Las personas se meten en esto esperando una mezcla", dice Papernow. "Siempre lo pongo entre comillas porque, muchas veces, capta el anhelo, pero no la realidad de la familia reconstituida".

Ella y otros expertos advierten que es responsabilidad de los adultos de la familia anteponer los intereses de los niños y no hacerlos sentir como intermediarios o que están atrapados en el medio. Por ejemplo, hacer que las reuniones familiares sean seguras y neutrales; no las conviertas en un lugar para discutir problemas o limar asperezas, dice McVey.

"Cualquier cosa que hagas que aumente la tensión entre los adultos es difícil para los niños", dice Papernow. "Y eso incluye decir cosas sarcásticas sobre otro padre o excónyuge. Anima también a tus hijos adultos a no hacerlo".

John Reed y su nieto adoptivo

Cortesía de John Reed

John Reed desempeña un papel importante en la vida de su hijastro Roman.

Los abuelastros son importantes

John Reed, de 66 años, de Little Rock, Arkansas, vive en un hogar con cuatro generaciones que incluye a su madre de 90 años y a su esposa, además de la hija de esta y al hijo de la hija, Roman, de 9 años. Reed, conocido por su nietastro como "Poppy", ha formado parte de la vida de Roman desde poco después de su nacimiento. Aunque Reed tiene dos hijos propios, ninguno tiene hijos. Su mujer, Angie, tiene otros hijos y nietos que forman parte del mundo de Roman.

Reed dice que la familia se reúne para intercambiar primos y mantener a Roman en contacto con la familia extendida, incluidos el padre y el abuelo paterno del niño. Pero los adultos en la vida de Roman están de acuerdo en que todas las relaciones son importantes.

Reed se considera un abuelo normal y corriente. "Roman probablemente no entendería lo que significa [abuelastro]", dice. ¿El consejo de Reed para los abuelastros? "Bueno, lo obvio, trata a los otros niños de la misma manera que tratas a los tuyos".  

Por supuesto, en todas las familias, algunas cosas son más fáciles de decir que de hacer, y la relación entre abuelos y nietastros puede verse afectada por muchas variables, como la distancia o las personalidades. Papernow afirma que es necesario investigar más sobre el funcionamiento de las familias reconstituidas y que los médicos necesitan una mejor capacitación sobre cómo ayudarlos a desenvolverse en sus relaciones. Pero si eres un abuelastro, hay algunos aspectos básicos en los que los expertos y los padrastros parecen estar de acuerdo.

1. Comunícate.

La comunicación es lo que utilizamos para crear relaciones, dice Dawn O. Braithwaite, profesora de University of Nebraska–Lincoln y experta en cómo se comunican las familias. Lleva 25 años estudiando las familias reconstituidas. "Hay que entrar ahí y, en cierto modo, evaluar la situación y hacer muchas preguntas", dice Braithwaite, de 66 años, que además es hijastra.

2. Ve despacio.

"Si estás tratando de probarte a ti mismo como abuelastro, puede ser fácil meterse de lleno en el asunto", dice Papernow. Ten en cuenta, por ejemplo, si una abuela biológica se siente amenazada por ti. El objetivo es compartir el tiempo y el afecto de los nietos, no dominarlos.

3. Sé abuelo y amigo.

Por lo general, se aconseja a los padrastros que empiecen por intentar ser amigos de los hijastros, en lugar de asumir inmediatamente el papel de padres, dice Braithwaite. Los abuelastros pueden hacer lo mismo y esperar que sus funciones cambien o se profundicen con los años. Papernow lo llama "conexión, no corrección".

4. Sé generoso.

Fomenta la "familiaridad", como la denomina Braithwaite, en lo que respecta a las vacaciones, las sorpresas y los regalos. Actuar de forma que se fomenten las buenas relaciones familiares y evitar diferenciar entre nietos biológicos e hijastros. De nuevo, la comunicación es clave; habla con los padres sobre lo que podría ser apropiado, dice Braithwaite.

5. Sé un recurso.

Si ha habido un cambio importante en la familia, como un nuevo matrimonio, un abuelastro puede ser alguien que esté del lado del niño, dice Papernow. "Muy pocas personas hablan de esto con los niños", dice. "Puede ser muy útil que alguien diga en voz alta: 'esto es demasiado cambio'. Y casi siempre, el abuelo está en condiciones de hacerlo".

Susan Moeller colabora con artículos sobre estilo de vida, salud, finanzas y temas de interés humano. Fue reportera y redactora de varios periódicos; también escribe artículos y ensayos para The Boston Globe Magazine y para su estación local de NPR, entre otros medios.

Nota: Estamos en proceso de reemplazar nuestro servicio de comentarios para usuarios. De este modo, es posible que los comentarios previos tomen algunos días en aparecer. Inicia sesión o regístrate gratis con AARP.org para compartir tus comentarios.