Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

6 maneras simples de mostrar gratitud

Concéntrate en las cosas buenas de la vida para superar estos tiempos difíciles.

Madre e hija se abrazan

Jose Luis Pelaez Inc / getty images

In English | El periodo que atravesamos ha puesto a prueba la paciencia de muchos y la capacidad que tenemos de recuperación. Pero los días lentos y sin planificación también han creado oportunidades, como por ejemplo la posibilidad de que las personas hagan un balance para agradecer por lo que tienen en estos momentos difíciles

Noelle Creamer, quien tiene un certificado para promover la salud en Scottsdale, Arizona, se encuentra haciendo justamente eso. Cramer y su familia dejan mensajes diarios de gratitud en un frasco y los leen en voz alta al finalizar cada semana. También cree que la gratitud es una forma efectiva de reducir el estrés, la ansiedad y otras emociones difíciles.

“Los pequeños rituales del diario vivir hacen que la gente sea más agradecida, ya que ponen todo en perspectiva y ayudan a centrarse en las cosas por las que deben dar gracias, en vez de pensar en las que no pueden controlar”, explica Creamer. “Estar estresado y agradecido al mismo tiempo es muy difícil”.

He aquí seis maneras simples y alentadoras de mostrar aprecio por los demás y por uno mismo —ideas para llenar tus días con una actitud de gratitud—.

Usa tu don para transmitir alegría

Antes del brote de COVID-19, el fotógrafo Innis Casey se ganaba la vida documentando los momentos únicos de la gente, como bodas, bar/bat mitzvahs y graduaciones en Los Ángeles. Pero ahora que las medidas de distanciamiento social han puesto pausa a las reuniones, lleva su talento a sus vecinos, pidiendo permiso para fotografiar imágenes familiares durante la cuarentena gratuitamente. Dice que ha hecho más de cien desde mediados de marzo y que ha encontrado alegría al encapsular este momento único en la historia de familias como la de Michael Bernstein, su esposa Rachel, y sus dos hijas.

“El recuerdo inmediato al mirar la foto es de tristeza y nostalgia por una época que ha terminado”, dice Michael. Pero, “creo que hemos llegado a apreciar que las cosas más importantes de la vida están con nosotros, dentro de nuestro hogar, y en última instancia, tenemos todo lo que necesitamos allí mismo en esa foto”.


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Ponte sentimental

Abrazar a los amigos y a la familia era mucho más fácil antes de esta crisis de salud. Pero James Owen, el autor de Just Move!: A New Approach to Fitness After 50, y su esposa, Stanya, tienen la suerte de estar juntos y han hecho de los abrazos una práctica dos veces al día en su casa de Austin, Texas.

“Todos los días, antes de salir de la cama, y todas las noches, antes de dormirnos, nos tomamos de tres a cinco minutos para abrazarnos y nos turnamos para recitar algunas cosas por las que estamos personalmente agradecidos”, explica James. “Como personas de 79 años que se encuentran en la situación más vulnerable durante esta pandemia, hemos reconocido que tenemos mucho que agradecer, en especial nuestra salud y la de nuestros hijos. Incluir el toque físico a la expresión verbal de gratitud nos ha hecho apreciar todavía más nuestra relación y compañerismo. Después de 51 años [de matrimonio], estamos más cerca que nunca”.

Escribe cartas de agradecimiento

Plataformas como Zoom y Facebook facilitan la conexión, pero Jonathan Tran, de San Diego, desempolvó unas tarjetas que había recibido como regalo el año pasado y le escribió a su familia en Racine, Wisconsin.

Anotación en una hoja donde se puede leer -Thank You-

getty images

El arte de dar las gracias... por escrito

En el 2016, el año en que cumplió 50, la autora Nancy Davis Kho escribió 50 cartas de agradecimiento a las personas que la habían ayudado, formado o inspirado. Su viaje de gratitud está documentado en su libro del 2019, The Thank-You Project. Le pedimos que compartiera algunos de sus mejores consejos para escribir notas de agradecimiento terapéuticas.

A quién escribirle

“Empieza con una lista de personas que te han ayudado, formado o inspirado de manera positiva. Yo empecé por mi familia y amigos cercanos. Mis primeras dos cartas fueron para mis padres, que tenían 80 y tantos. Más tarde en mi proyecto, al perfeccionar mi ‘músculo de la gratitud’, fui capaz de encontrar gratitud incluso en las relaciones negativas”.

Qué decir

“Elige a una persona en la que pensar durante una semana. ¿Cómo te ha ayudado, formado o cambiado específicamente? ¿En qué medida eres una persona diferente porque la conoces? ¿Con qué tipo de problema llamarías a esta persona para que te ayudara? Después, comienza a escribir”.

Recomendación: conserva una copia

“Escribí mis cartas en la computadora, así que fue fácil guardar copias. Agregué todas esas cartas al final del proyecto, y es algo a lo que vuelvo una y otra vez como un recordatorio de todas las maneras en que me sostuvieron y apoyaron en mi vida”.

“No son parientes de sangre, pero acogieron a mi madre, a sus seis hermanos y sus padres cuando huyeron de Vietnam durante la guerra. Pensé en lo agradecido que estaba de tener esta familia extendida que nos quiere como si fuera la propia”, dice Tran. “Un mensaje de texto es un esfuerzo tan pequeño. El acto de dar mi tiempo para escribir un mensaje sincero en una tarjeta, firmarla con amor y pasar días esperando que hayan recibido mi mensaje de gratitud es mucho más impactante”.

Muestra el lado positivo a la hora en la cena

Cada noche, a la hora de cenar, la escritora de Oregón Jessica Spiegel, su novio y la hija de él comparten tres cosas positivas de su día. Comenzaron esta práctica hace seis años, y el ritual, dice Spiegel, no solo ha provocado conversaciones que podrían no haber tenido, sino que también los ha hecho sentir más optimistas durante los monótonos días de cuarentena.

“Nuestro ritual de la cena ha permanecido constante durante tantos años que es difícil precisar el impacto que ha tenido durante toda esta cuarentena, excepto que sería muy fácil dejarnos afectar por lo negativo y olvidar que algo bueno está sucediendo si no seguimos con la rutina”, dice.

Comienza a meditar diariamente

Según Lynne Goldberg, una de las principales maestras de meditación del país y fundadora de la aplicación de meditación Breethe, la meditación diaria constante tiene numerosos y profundos efectos en el bienestar mental y físico.

“Una de las técnicas que enseñamos es cómo mantenerse presente, en lugar de dejarse llevar por pensamientos de ansiedad sobre el futuro. Hay tanta incertidumbre en este momento, y ninguno de nosotros puede predecir lo que sucederá”, dice. “Pero, lo que sí sabemos, y lo que podemos aprender a considerar, es que en este momento hay mucho más que está bien que lo que está mal”.

Toma nota de las pequeñas cosas

Hay varias maneras de empezar con una actitud de gratitud diaria, como escribir en un diario, dejar notitas en el cajón de los calcetines de tu cónyuge y enviar fotos de las flores del jardín a tus hijos y nietos. O bien, haz lo que hace Elizabeth Rees, de Milwaukee, Wisconsin, que lleva la cuenta de los regalos que recibe diariamente en la tabla Oh So Grateful, un diario que guarda en el dormitorio de su bebé.

“Al principio, en realidad era un poco difícil acordarme de hacerlo, o a veces me sentía abrumada por lo que tenía que escribir, pero ahora se siente muy bien”, dice Rees. Mi hija es pequeña y no entiende todavía, pero sé que mi humor y energía afectan directamente mi paciencia, mi creatividad y mi capacidad de ser un buen ejemplo para ella”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO