Skip to content
 

Guía práctica para elegir los muebles de patio

Conoce los materiales aptos para los distintos gustos y las zonas climáticas.

Guía práctica para elegir los muebles de patio

Natasha Lee/Offset

El material óptimo para los muebles de tu patio, jardín o terraza dependerá de la zona donde vives, además de tu estilo.

La lista de opciones en materiales y diseños de muebles de patio es muy amplia, pero lo importante es que los muebles y sus accesorios sean resistentes a las inclemencias del clima y que complementen tu estilo de vida.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Un elemento clave es que sepas elegir los materiales duraderos, resistentes a la intemperie, ya que estos muebles deberán pasar la prueba de las condiciones meteorológicas específicas de tu región.

Los materiales más comunes para soportar cualquier clima son el metal, la madera, el mimbre tratado y el plástico. Para ayudarte con el proceso de elección, te preparé una guía que reúne las características que presenta cada material.

Metales

  1. Aluminio. Los muebles de aluminio tienen una capa protectora que no permite la corrosión, es una de las opciones más populares por su resistencia a los elementos externos y su ligereza y durabilidad. Es un tipo de mobiliario muy versátil que tiende a dar a los espacios exteriores un aire moderno, informal y hasta minimalista.
  2. Hierro. Además de duradero, el hierro forjado es muy resistente a las inclemencias del clima y tiene un aspecto clásico. Puedes pintarlo del color que mejor combine con tu jardín. Al ser muy pesado, es la perfecta elección si vives en climas con mucho viento. Pero, por esta misma razón, no es la opción más aconsejable si tienes que mover los muebles regularmente. Ten también en cuenta que puede ponerse muy caliente si le da el sol directo, así que necesitarás tener a mano cojines en las sillas y un mantel en la mesa.

Tanto el aluminio como el hierro forjado son buenos materiales porque son resistentes a la corrosión y durarán muchos años con cuidados mínimos.

Madera

Este material es óptimo si quieres dar a tus espacios exteriores un aire más rústico y tradicional. El tipo de madera más aconsejable es la teca ya que, gracias a los aceites que contiene naturalmente, es resistente al agua. Es, por tanto, una buena opción si vives en un clima húmedo y frío. Es también una de las maderas más duras y resistentes, y por tanto una gran inversión a largo plazo. La teca requiere de mínimos cuidados para mantener su bello color marrón rojizo, y como todas las maderas, se beneficia de la aplicación de aceite una o dos veces al año para preservar su belleza (pide en la tienda de muebles de patio aceite para teca).   

Mimbre

El mimbre es muy ligero y dará a tus espacios exteriores un aire informal y hogareño. Tradicionalmente los muebles de mimbre se hacían de materiales como el ratán, el bambú o la caña. En la actualidad, sin embargo, se fabrican de materiales sintéticos para garantizar mejor resistencia al clima y los elementos y alargar su durabilidad. Uno de los materiales sintéticos más populares y duraderos es el denominado ratán PE (hecho de polietileno y diseñado para verse igual que el ratán natural). Los muebles hechos de este material resisten el sol, la lluvia y, si vives cerca del mar, la sal y la humedad. En las tiendas de muebles de patio encontrarás también otras variedades de ratán sintético, como el denominado ratán PVC. Aunque es más económico, no es tan duradero ni es reciclable.

Recuerda que, en general, los muebles de mimbre tienden a ser ligeros, así que no son la mejor opción si vives en zonas muy ventosas.

Plásticos o resinas

Los muebles de patio fabricados de estos materiales son muy prácticos. Además de ser económicos y ligeros, se pueden apilar, así que ocupan menos espacio al guardarlos al final de la temporada. Ten en cuenta que las versiones más baratas son menos duraderas y a veces se agrietan y pierden el color en una o dos temporadas. Mi consejo es que escojas materiales de plástico fabricados con polietileno de alta densidad (HDPE) y que sea UV stabilized. Esto asegura una mayor protección contra el agrietamiento, los daños del sol, la humedad y el moho. Dependiendo de tu estilo, puedes elegirlos en una gran variedad de colores y diseños.

Textiles

  • Cojines. A la hora de escoger cojines para tus espacios exteriores, asegúrate de que estén hechos de tejidos para cualquier tipo de clima (all-weather). Estas telas son mucho más duraderas que las tradicionales y están tratadas para repeler el agua y las manchas, y evitar que el sol y los elementos decoloren los colores. Aún más importante, evitan que aparezca moho en la tela. El poliéster para exteriores, tanto para la tela exterior como para el relleno, suele ser la mejor opción. Te aconsejo también que escojas cojines con cremalleras para poder lavarlos fácilmente y con tiras que te permitan atarlos a la parte trasera de las sillas para que no se muevan al sentarse. Al acabar la temporada, recuerda guardarlos siempre en un lugar seco.
  • Parasol. A la hora de escoger un parasol, la tela debe ser ligera, pero tratada para filtrar los rayos ultravioletas del sol y evitar la decoloración y el moho.
  • Alfombra. Hoy en día encontrarás fantásticas alfombras, prácticas y decorativas. La mayoría están hechas de materiales sintéticos como el nailon, el poliéster o el polipropileno. Esto las hace muy resistentes a las manchas, la humedad y las distintas condiciones meteorológicas. Escoge una opción que sea fácil de limpiar con el agua a presión de una manguera.

Estos materiales son los más aconsejables para los distintos climas del país, pero por supuesto, una rutina de cuidado y limpieza ayudará a que se preserven por más tiempo.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto