Skip to content
 

10 plantas para mantener tu jardín en otoño

Entre crisantemos o coles ornamentales, estas flores son ideales en la temporada de frío.

  • Foto: Ocean/Corbis

    1. Aster

    Estas flores, con forma de estrella y parecidas a las margaritas, florecen en el otoño y son ideales para dar color al jardín. Las más comunes tienen los pétalos morados, lilas o rosáceos. Prueba a poner varios macizos de flores en macetas grandes a ambos lados de la puerta principal o en los escalones que lleven a la entrada. Requieren sol directo y un riego moderado.

    1 of 11
  • Foto: Getty Images/TAO Images RM

    2. Crisantemos

    Los crisantemos suelen florecer a finales del verano y duran hasta bien avanzado el mes de noviembre. Se presentan en una gran variedad de formas y bellísimos colores. Si compras la planta en maceta, fíjate que tenga muchos capullos que ya estén algo abiertos. Cerciórate de que la maceta tenga buen drenaje y mantén la tierra ligeramente húmeda. Quita las flores marchitas apenas se caen.

    2 of 11
  • Foto: Georgianna Lane/Garden Photo World/Corbis

    3. Dalias

    La dalia es la flor nacional de México y la encuentras en una gran variedad de formas y colores, que pueden ir del blanco al naranja, pasando por toda la gama de rosados. Suelen florecer a mediados del verano y son ideales para adornar el jardín hasta que empiecen las primeras heladas. Necesitan mucha luz natural y agua en abundancia (pero evita regar demasiado para no encharcar la tierra).

    3 of 11
  • Foto: Ornamental Cabbage

    4. Col ornamental

    Esta planta produce flores espectaculares en colores rojo, rosado y blanco y resiste los fríos más intensos. Como las flores no crecen muy altas, son ideales para plantarlas en los bordes del jardín. Si compras las plantas en un vivero, elige las que se vean más grandes y plántalas en el jardín entre septiembre y octubre. Les gusta el sol y el agua en abundancia.

    4 of 11
  • Foto: Getty Images

    5. Sedum

    Esta es una planta suculenta o crasa que para crecer acumula agua en sus hojas, así que no le afectan demasiado las sequías. Se adapta muy bien en áreas semisecas o en jardines con rocas, y prefiere varias horas de sol al día. Una vez está bien establecida, no necesita mucha atención, solamente un poco de riego y de vez en cuando una poda.

    5 of 11
  • Foto: Getty Image

    6. Anémona japonesa

    Esta bellísima planta, originaria de Japón, florece a principios del otoño. Sus flores, grandes, delicadas y con pétalos ligeramente rizados, suelen ser de color rosado o blanco. La corona central es de un espectacular amarillo dorado. Aunque puede crecer en la semisombra, prefiere un lugar soleado en cuanto empiecen a bajar las temperaturas. Riégala pasado un día y te dará flores hasta bien entrado el otoño.

    6 of 11
  • Foto: David Harrigan/ableimages/Corbis

    7. Guindilla decorativa

    Al llegar el otoño, esta planta produce pequeños pimientos (ornamental pepperes) en tonalidades brillantes de color amarillo, naranja y rojo. Es ideal para decorar y no es comestible. A la flor (foto) y al fruto les gusta estar a pleno sol, ya sea en el jardín o en un ambiente interior con bastante iluminación. No les gusta el frío ni la humedad excesiva. Prueba a ponerla en la ventana de la cocina para añadir un toque colorido y otoñal.

    7 of 11
  • Foto: Darlyne A. Murawski/National Geographic Society/Corbis

    8. Portulaca

    Las flores de estas plantas, en tonos rojos, naranjas, rosados, amarillos y blancos, son parecidas a las rosas. Las portulacas son ideales para climas calientes y secos. Te aconsejo ponerlas en cestas colgantes en el porche o cerca de la puerta principal. Florecen en verano y otoño y necesitan abundante luz y riego moderado. No les pongas abono porque no les dejará florecer.

    8 of 11
  • Foto: Hal Horwitz/Corbis

    9. Bignonia roja

    Esta planta, con flores brillantes de color rojo anaranjado y en forma de trompeta, florece hasta bien entrado el otoño. Aunque le gusta el sol directo, también se puede plantar en la semisombra. En cuanto empiecen a bajar las temperaturas, el riego debe ser moderado. Poda bien las ramas a finales del invierno y conseguirás estimular la floración en la próxima temporada.

    9 of 11
  • Foto: Ginet-Drin/photocuisine/Corbis

    10. Girasoles

    Con sus enormes flores amarillas y marrones, los girasoles le dan personalidad (¡y atraen pájaros!) a cualquier jardín. Plántalos a pleno sol y riégalos con frecuencia, aunque sin dejar que se acumule el agua. Al llegar el otoño, decora la casa con unos cuantos girasoles. Elige un jarrón de cristal alto y estrecho para mostrar sus largos tallos y cambia completamente el agua cada dos o tres días.

    10 of 11
  • Istock
    11 of 11

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto