Skip to content
 

Las relaciones sexuales también pueden sobrevivir al cáncer de mama

Cómo afrontar el sexo durante el diagnóstico, tratamiento y recuperación de una mujer.

Pareja acariciándose en un sofa - Una guía a las relaciones sexuales después del cáncer de mama.

Foto: Blend Images/Alamy

Las parejas que se apoyan pueden adaptarse mejor a una vida sexual después del cáncer de mama.

In English | El cáncer de mama puede tener un impacto en la sexualidad de las mujeres y, por lo tanto, de los hombres. Aunque en el transcurso de dos años, después someterse a un tratamiento, las parejas que se encuentran en relaciones muy estrechas se adaptan y disfrutan del sexo tanto como antes —algunas veces más que antes—.

La mayoría de estudios médicos pinta un cuadro inquietante del impacto sexual debido al cáncer de mama:

  • Las mujeres se sienten menos atractivas.
  • Disminuye la libido y la satisfacción sexual de las mujeres.
  • Un 70% de mujeres informan tener problemas sexuales tras someterse a tratamientos.
  • Las mujeres se sienten desfiguradas tras las operaciones de extirpación de un seno (mastectomías) y pierden la libido. Asimismo, una tumorectomía, que conserva la mama, podría dejar cicatrices que tienen el mismo impacto emocional.
  •  Según muchos estudios, los tratamientos para el cáncer de mama causan daños sexuales a largo plazo.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Cualquier cáncer, por supuesto, puede afectar la sexualidad. Se produce una reacción traumática cuando se recibe el primer diagnóstico. Entonces, una vez que se comienza el tratamiento, los efectos secundarios normalmente incluyen fatiga, depresión, pérdida del cabello y náusea, que matan el deseo. Pero el cáncer de mama es especialmente problemático porque los senos de las mujeres están íntimamente relacionados con el atractivo sexual y las caricias eróticas.

Hay esperanza para los amantes

La mayoría de los estudios de sexo tras superarse el cáncer de mama, lamentablemente, explora solamente los problemas y no las soluciones. Además, casi todos los estudios realizados dentro de un largo plazo hacen sus encuestan seis a doce meses después de que las mujeres han recibido tratamiento. En mi opinión, no se puede clasificar este plazo de largo plazo.

El enfoque de varios estudios yace en comprender cómo vuelven a tener relaciones sexuales las parejas después del traumático cáncer de mama. Estos demuestran que en las relaciones afectivas:

  • La frecuencia con que se hace el amor y la satisfacción sexual son dos actividades que retornan a la normalidad (al estado en que estaba antes del diagnóstico) en el lapso de uno o dos años.
  • La reacción del hombre con respecto a la angustia emocional que siente la mujer que ha sufrido del cáncer juega un papel importante en la recuperación sexual de esta.
  • Entre las mujeres que pierden un seno debido a una mastectomía, la reconstrucción generalmente ayuda a volver a la normalidad de las relaciones sexuales.

Investigadores de las universidades UCLA, USC y Georgetown encuestaron a 863 sobrevivientes del cáncer de mama después de dos años del tratamiento. Todas eran activas sexualmente cuando recibieron su diagnóstico, y todas se sometieron a cirugías; algunas también se sometieron a tratamientos de radioterapia o quimioterapia. Entre la mitad que se sometió a mastectomías, un tercio recibió reconstrucciones.

La libido, la sensibilidad erótica, los orgasmos y la satisfacción sexual son prácticamente iguales si se los compara con el grupo de control de mujeres sin cáncer. En otras palabras, las sobrevivientes de cáncer de mama se recuperan no sólo físicamente, sino también sexualmente dentro de dos años aproximadamente.

Es importante sentirse satisfecho en la relación

Aun así, un subgrupo de sobrevivientes informó tener problemas sexuales, entre estos:

  •  Incomodidad al mostrar el seno desnudo a un amante.
  •  Incomodidad cuando el amante le toca el seno.
  •  Incomodidad al hacer el amor desnuda.
  •  Sequedad vaginal e irritación genital. (La quimioterapia suprime la lubricación vaginal).

Las mujeres que informaron tener problemas sexuales después de recibir tratamiento, sin embargo, también informaron tener generalmente un bajo nivel de satisfacción en la relación. Entre las mujeres que informaron tener relaciones comprensivas y gratificantes, pocas se quejaron de sentir insatisfacción sexual dos años después del tratamiento. En efecto, las mujeres que se encontraban en las relaciones más felices afirmaron que el cáncer había contribuido al aumento en la satisfacción sexual.

En otra encuesta a 139 sobrevivientes de cáncer de mama y casadas que se realizó 20 meses después del diagnóstico, los investigadores de UCLA concluyeron que la actividad y satisfacción sexual dependen de la capacidad de la pareja de apoyarse mutuamente durante la experiencia. Cuando el hombre está dispuesto a hablar sobre los sentimientos de la mujer y comparte sus propias reacciones, la pareja regresa a la intimidad que gozaban antes del diagnóstico. Pero cuando el hombre evita hablar  del impacto emocional del cáncer, es más probable que la mujer informe que sigue sintiendo insatisfacción sexual.

Pero, ¿qué sé yo del tema?

Mi esposa, Anne, recibió tratamiento para el cáncer de mama hace 22 años, así que he tenido experiencia personal con el impacto sexual de la enfermedad. Estoy de acuerdo con los estudios de recuperación citados anteriormente. Al igual que con otros golpes emocionales en las relaciones, el cáncer de mama exige estar dispuesto a hablar de la situación —y proporcionar un generoso apoyo emocional—.

Además, sugiero:

  • No cuentes con tener relaciones sexuales durante el tratamiento, o por uno o dos meses después. Durante el tratamiento, sin embargo, besos, abrazos y masajes suaves —especialmente los masajes de los pies— pueden ayudar a la mujer a sentirse amada y cuidada.
  • Si tu pareja se somete a una tumorectomía, tranquilízala y asegúrale que sigue siendo una mujer bella y sensual.
  • Las mujeres se podrían sentir más a gusto sexualmente si optan por someterse a una cirugía reconstructiva después de una mastectomía. Pero muchas mujeres no desean dicha cirugía. Apoya a tu esposa en lo que ella desee hacer.
  • Cuando vuelvan a tener relaciones sexuales, aplica una buena cantidad de lubricante.
  • Sobrevivir el cáncer de mama nos permite valorar a fondo lo frágil que es la vida; es posible que, por otro lado, esta dinámica haga que el sexo sea profundamente gratificante.

¿Necesitas ayuda?

Si el cáncer de mama y sus consecuencias se convierten en un punto de fricción en tu relación, piensa en la terapia sexual. Para encontrar a un terapeuta sexual cercano, visita (en inglés) la American Association of Sex Educators, Counselors and Therapists (Asociación Estadounidense de Educadores Sexuales, Consejeros y Terapeutas), la Society for Sex Therapy and Research (Sociedad para la Terapia e Investigación Sexual) o la American Board of Sexology (Junta Estadounidense de Sexología).

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto