Skip to content
 

10 ideas para crear una acogedora habitación de huéspedes

Unos cuantos toques especiales harán que tus invitados se sientan como en casa.

Teléfono inteligente conectado a un enchufe

KRISTEN PRAHL/GETTY IMAGES

In English

La llegada de las fiestas es una buena excusa para modernizar el espacio para tus huéspedes para que se asemeje más a Downton Abbey y menos a un motel de baja categoría.

Los expertos dicen que unos cuantos toques agradables pueden darles a tus huéspedes su propio lugar especial, ya sea en una habitación separada o en un rincón de tu oficina en casa. El truco es pensar como si tú fueras el invitado. Y organizar las cosas de modo que los invitados tengan que pedir lo menos posible, lo que te ahorrará tiempo y les evitará a ellos la vergüenza o la preocupación de incomodarte.

“Pienso en una habitación de invitados como en un pequeño santuario que los anfitriones me han dado; es un lugar al que puedo acudir cuando no quiero hablar e interactuar y donde puedo descansar”, dice Anna Kasabian, autora de Guest Rooms and Private Places, un recorrido fotográfico por hermosas habitaciones de todo el mundo. Kasabian, escritora de diseño de interiores y ceramista establecida en la costa norte de Boston, destaca habitaciones, baños y casas de huéspedes que están fuera del alcance de la mayoría de las personas. No obstante, los principios básicos —ropa de cama limpia, una buena lámpara de cabecera y muchas almohadas— pueden hacer que hasta la zona más mundana parezca lujosa y acogedora.

Si tienes poco espacio, puedes guardar los artículos de tu habitación de huéspedes en una bolsa de lavandería, sugiere Hilary Heminway, diseñadora de interiores en Bozeman, Montana, y autora, junto con su hijo Alex Heminway, de Guest Rooms. Este libro de fotos de habitaciones de huéspedes también contiene consejos prácticos, y a veces humorísticos.


Oferta especial de la membresía de AARP durante la Semana Cibernética. Únete a AARP - Solo $9 al año cuando te inscribes por un período de 5 años.


“Mete en esa bolsa todo lo que puedas necesitar, como una toalla de baño y una toalla de manos limpias, una manta enrollada, un saco de dormir, un colchón inflable. Y ya está. Ponla en un rincón de la habitación”, dice. Luego ordena el baño, dicen en el libro. “Esconde los preservativos”, sugiere ella. “Aunque tú no seas muy púdico, tal vez ellos sí lo sean”.

Si estás a punto de recibir invitados para las fiestas, o en cualquier momento, aquí tienes otras 10 maneras de prepararte para que disfruten de una buena estancia.

1. Haz una prueba

Tanto si tus invitados van a dormir en una bonita cama con dosel, en una cama abatible o en un colchón inflable en el suelo, haz la prueba durmiendo en ellos para comprobar que sean cómodos. Y no olvides actualizar las almohadas: dos para cada persona, si es posible. “Cuando vas a un hotel, se esfuerzan por tener un buen colchón blando en el que puedas descansar y olvidarte de todo. Y almohadas agradables”, dice Kasabian. “No siempre es fácil conciliar el sueño, pero si estás en una cama verdaderamente cómoda, creo que eso te ayuda a relajarte”.

2. Despeja las superficies

Quita las fotos y los objetos innecesarios de las mesas, los estantes y los burós para que los huéspedes tengan espacio útil, dice John Hunt, quien junto con su esposo, Kris Srihadi, es propietario de The Liberty Hill Inn de Yarmouth Port, Massachusetts, en Cape Cod. Han recibido a miles de huéspedes en los casi 20 años que llevan como propietarios del alojamiento de nueve habitaciones de la era de 1820. “Es una de las cosas por las que más nos felicitan”, dice Hunt. “No hay montones de cosas por todas partes”. Proporciona uno o dos cajones vacíos, buenos ganchos y un lugar para que los invitados pongan las maletas, como unos económicos portaequipajes plegables que puedes almacenar en un armario.

Artículos de aseo ubicados en el baño

EKATERINA SIDONSKAYA/EYEEM/GETTY IMAGES

3. Prepara el baño

Si solamente arreglas un rincón de la casa, que sea este, dice Heminway. Aunque los huéspedes tengan que compartir el baño, deja un espacio libre para ellos y equípalo con todos los productos líquidos esenciales que son difíciles de llevar en los aviones: champú, acondicionador, loción, pasta de dientes, así como cepillos de dientes nuevos, un secador de pelo y un gorro de ducha, dice. Pon a disposición de tus invitados una elegante barra de jabón envuelta o una botella de jabón líquido nueva. A las mujeres les gustan los espejos de aumento, dice Hunt, así como un espejo de cuerpo entero.

4. Deja que los invitados sean discretos

Asegúrate de que los invitados sepan dónde se guardan los rollos de papel higiénico y dónde está el desatascador del inodoro. Deja en el baño un cepillo para el inodoro y un aerosol aromático, dice Hunt. Añade bolsas de basura de plástico adicionales para los trajes de baño mojados, la ropa sucia, la basura o los pañales, dice Heminway. Un rollo de bolsas biodegradables para excrementos de perro es útil en el baño para los productos sanitarios o para un frasco de loción que gotea, dice. No olvides poner también una caja de pañuelos desechables.

5. Renueva las toallas

Ten uno o dos juegos de toallas suaves, absorbentes y de aspecto fresco que sean solamente para los invitados. Y no olvides una toalla facial, aunque no muchas personas las utilizan, dice Hunt. Si tienes piscina o vives cerca de la playa, diles a los huéspedes dónde están las toallas que deben usar e indícales dónde colgarlas.

6. Ten en cuenta la seguridad

En los baños se necesitan tapetes de goma y luces nocturnas. Y nada de alfombras sueltas en las habitaciones. “Cualquiera puede tropezar”, dice Heminway. Si tienes la regla de no usar zapatos dentro de tu casa, proporciona calcetines con agarre. Y asegúrate de que los invitados conozcan el plan de emergencia si vives en una zona con riesgo de incendio o de terremoto.

7. Moderniza los aparatos electrónicos

Muestra la contraseña de tu red wifi y asegúrate de que haya muchos enchufes (al menos uno cerca de la cama) o un enchufe múltiple en el espacio para los invitados. Y ten en cuenta a los huéspedes que leen libros impresos. “Yo siempre llevo un libro, así que es importante tener un lugar de lectura con buena luz y una mesa. Me gusta ir allí y relajarme antes de cenar o de desayunar", dice Kasabian.

8. Incluye refrigerios

Deja una jarra de agua junto a la cama y algo para picar. “Ponemos una canasta de fruta en la habitación”, dice Hunt. “Si los huéspedes tienen un poco de hambre en medio de la noche, no tienen que bajar y sentir que están asaltando el refrigerador”.

9. Dales un poco de control a tus huéspedes

Instala cortinas o persianas ajustables para que los huéspedes puedan darle la bienvenida al amanecer o refugiarse en la oscuridad. Si la habitación no se oscurece, facilítales antifaces para dormir. Aunque no tengas un termostato independiente para el control de la temperatura, haz lo que puedas, como asegurarte de que las ventanas se abran.

10. Agrega algunos placeres inesperados

Muchas de las habitaciones del libro de Kasabian reflejan la zona local, como su propio baño de invitados junto al mar, que está decorado con estrellas de mar y conchas. O añade detalles personalizados, como un par de binoculares para los observadores de aves o un mapa para los corredores, dice Heminway. Y, dice, no te olvides de tener un libro de visitas en la habitación junto con un bolígrafo elegante, crayones o pinturas para que los huéspedes puedan dejar un recuerdo de sí mismos y decir “gracias”.

Susan Moeller es una escritora que colabora con artículos sobre estilo de vida, salud, finanzas y temas de interés humano. Fue reportera y redactora de varios periódicos; también escribe artículos y ensayos para The Boston Globe Magazine y para su estación local de NPR, entre otros medios.