Skip to content

COVID-19: La vacunación, los cheques de estímulo económico y otras noticias. Infórmate

 

Los postres que van más allá de lo esperado en las fiestas de fin de año

Como la COVID-19 ha cambiado la manera de festejar, es el momento perfecto de probar algo nuevo.

Mujer amasando la mezcla para un postre en la mesa de su cocina

Kerkez / Getty Images

In English | Las tartas siempre tendrán un lugar en la mesa navideña. Pero eso no significa que no puedes mezclar las cosas con postres que no son los tradicionales de las fiestas, y así sorprender y deleitar a tus invitados.

Las celebraciones de este año podrían ser un poco diferentes debido a las restricciones de la COVID-19, por lo que quizás sea el momento adecuado para experimentar.

"Siempre resulta excelente preparar otro tipo de postre que no sean las tradicionales tartas", señala Robert Nieto, chef de repostería de Jackson Family Wines en el condado de Sonoma en California. "Con todas las frutas de temporada que puedes usar en este momento, es interesante probar algo distinto a la calabaza, nueces pacanas y manzanas".

Nieto sugiere una tarta de caqui, cuyo aspecto es igual de bueno que su sabor, y es sorprendentemente fácil de hacer, especialmente si sustituyes la masa casera por una comprada.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


"El postre es muy importante, especialmente durante las festividades", señala Nieto. "Es el final de la noche y te gustaría que a la gente le encante lo que acabas de preparar".

Este año, prueba estas novedosas recetas de postres para un gran final.

Un postre latinoamericano con un toque de calabaza

¿Quién necesita tarta de calabaza cuando puedes servir este cremoso flan de calabaza? Dolores Wiarco Dweck, del popular sitio web de recetas mexicanas Lola's Cocina, dice que las combinaciones de sabores de flan, torta de queso y tarta de calabaza son mágicas.

"Cúbrelo con flores comestibles o bayas frescas para ese factor sorpresa adicional", señala Dweck.

Flan de calabaza y queso

Sandor Mejias Brito / Getty Images

Flan de calabaza y queso

  • 1 1/2 tazas de azúcar granulada
  • 1 lata de 15 onzas de puré de calabaza
  • 1 lata de 12 onzas de leche evaporada
  • 1 lata de 14 onzas de leche condensada
  • 4 onzas de queso crema
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 1 cucharada de extracto puro de vainilla mexicana
  • 5 huevos a temperatura ambiente

1. Calienta el horno a 350 °F.

2. Prepara el caramelo disolviendo el azúcar en una olla pequeña a fuego medio-bajo. Una vez que el azúcar hierva, revuelve frecuentemente con una espátula de madera hasta que quede uniforme. Con cierta velocidad, vierte la mezcla de azúcar caramelizada en un molde para flan, un molde poco profundo a menudo de material antiadherente, estaño, acero o vidrio. Gira el molde para cubrir el fondo y los lados. No toques ni intentes probar el caramelo; estará extremadamente caliente.

3. Combina las leches evaporada y condensada, la calabaza, el queso crema, la canela y el extracto de vainilla, y mezcla hasta lograr una textura suave, aproximadamente 30 segundos. Agrega los huevos y mezcla otros 10 segundos, hasta que se incorporen.

4. Vierte la mezcla en un molde para flan.

5. Prepara un baño maría colocando el molde del flan en una olla o molde para hornear más grande. Vierte suficiente agua caliente en el molde para hornear más grande, de manera que llegue hasta la mitad de los lados del molde del flan. Coloca en el horno.

6. Hornea por aproximadamente 60 minutos o hasta que el centro del flan esté firme. Inserta un cuchillo de hoja delgada en el centro para verificar: debe salir limpio. Está bien si el cuchillo sale un poco húmedo porque el flan seguirá cocinándose a medida que se enfríe y cuaje.

7. Retira del horno y deja enfriar el agua antes de sacar el molde del flan del baño maría. Refrigera hasta que esté listo para servir.

8. Para desmoldar el flan, pasa un cuchillo con cuidado por los bordes, sin cortar el flan. Coloca un plato sobre el molde y voltéalo sobre el plato. El flan debe salir fácilmente con el dulce de caramelo.

Tarta Tatin con caquis festivos

La tarta Tatin, que por lo general se prepara con manzanas, adquiere tonos otoñales anaranjados cuando se prepara con caquis.

"Los caquis son muy diferentes", señala Nieto. "Su sabor no es demasiado dulce. Tienen una textura crujiente casi como una manzana".

La revelación se produce cuando le das la vuelta a esta tarta para descubrir el hermoso patrón caramelizado de la fruta.

Tarta Tatin con caquis festivos

Allen Campbell Photography

Tarta Tatin de caqui

Para los caquis caramelizados:

  • 2/3 taza de azúcar granulada
  • 2 cucharadas compactas de azúcar morena clara
  • 1/4 cucharadita de sal kosher
  • 1/2 cucharadita de pectina en polvo
  • 2 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 2 cucharaditas de jugo de limón amarillo recién exprimido
  • 5 a 7 caquis fuyu pelados, cortados por la mitad y en rodajas transversales de 1/4 de pulgada de grosor

Para la masa:

  • 1 1/4 tazas de harina común
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1/2 cucharadita de sal kosher
  • 1/2 taza de mantequilla fría sin sal, en cubos
  • 1/3 taza de agua helada

1. Precalienta el horno a 350 °F.

2. Prepara la masa combinando la harina, azúcar y sal, y mezcla a baja velocidad. Esparce mantequilla sobre la mezcla de harina y bate a velocidad media durante un minuto, hasta que la mantequilla tenga el tamaño de guisantes pequeños. Agrega lentamente el agua helada y bate hasta que la masa se combine y se humedezca de forma uniforme. Extiende la masa sobre una superficie ligeramente enharinada hasta obtener un grosor redondo de 1/8 de pulgada. Corta a un diámetro de 9 1/2 pulgadas. (Se puede sustituir por masa comprada).

3. Prepara la salsa de caramelo mezclando los azúcares, la sal y la pectina en un tazón, y reserva. Coloca una sartén para horno de ocho pulgadas en la estufa a fuego medio y agrega la mantequilla. Una vez derretida, espolvorea la mezcla de azúcar uniformemente sobre la mantequilla. Usa una espátula para combinar la mantequilla y el azúcar, revolviendo ocasionalmente, de 3 a 5 minutos, hasta que adquiera un color ámbar. Agrega el jugo de limón y mezcla hasta que esté completamente incorporado, luego retira del fuego.

4. Coloca las rodajas de caqui sobre el caramelo caliente, comenzando desde el costado de la sartén y avanzando hacia el centro, superponiendo cuidadosamente las rodajas. Cubre la sartén con una tapa o con papel de aluminio y hornea por 18 minutos, hasta que esté ligeramente burbujeante.

5. Retira la sartén del horno y coloca cuidadosamente la masa sobre los caquis. Regresa la sartén al horno y hornea por 35 a 40 minutos, hasta que la masa esté bien cocinada y dorada. Retira la tarta del horno y deja reposar durante 10 minutos.

6. Coloca un plato de 10 o 12 pulgadas invertido sobre la sartén y voltea con cuidado la sartén y el plato juntos. Levanta la sartén y deja que la tarta se enfríe durante 25 a 30 minutos. Corta en triángulos y sirve con crema batida o helado.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Una bebida con un toque de alcohol después de la cena que también sirve de postre

Para darle un giro a la tarta de manzana para mayores de 21 años, esta bebida con un toque de alcohol inspirada en manzanas caramelizadas tiene una presentación atractiva, es fácil de preparar y seguramente impresionará a tus invitados. Si la tarta de manzana tuviera una fiesta para adultos en un vaso, este sería el sabor.

"El helado de vainilla y bourbon también agrega sabores cremosos y notas de whisky que complementan muy bien el caramelo", señala Melissa Tavss, fundadora de Tipsy Scoop, que vende helados con alcohol.

Postre flotante de manzana acaramelada

Sarsmis /Getty Images

Postre flotante de manzana acaramelada

  • 4 onzas de Prosecco o cualquier vino blanco espumoso
  • 1 cucharada de helado Tipsy Scoop Vanilla Bean Bourbon Ice Cream o helado de sabor similar
  • 1 cucharada de salsa de caramelo en frasco
  • Una paleta de manzana acaramelada comprada en una tienda

1. Rocía salsa de caramelo en el fondo de un vaso de whisky.

2. Coloca una cucharada grande de helado de vainilla y bourbon en el vaso, cubre con Prosecco.

3. Agrega otro chorrito de salsa de caramelo encima y decora con una paleta de manzana acaramelada.

Un pudín que supera las expectativas

El pudín es un clásico alimento reconfortante para las fiestas. Puedes preparar este delicioso postre —que proviene de la panadería francesa St. Pierre— la noche anterior para darle tiempo a que se asienten los sabores. Luego, todo lo que tienes que hacer es meterlo al horno para disfrutarlo. Puedes encontrar panes dulces de St. Pierre, como el pan brioche que se menciona a continuación, en muchos supermercados.

Pudín de chocolate

Cortesía St. Pierre Groupe

Pudín de mantequilla con chispas de chocolate

  • 8 rebanadas de pan brioche con chispas de chocolate, disponible en panaderías o en línea
  • 1 3/4 tazas de crema de leche espesa
  • 5 1/3 onzas de chocolate semidulce
  • 3 1/2 onzas de azúcar extrafina
  • 3 onzas de mantequilla
  • 3 huevos grandes
  • Azúcar en polvo

1. Unta con mantequilla los lados y el fondo de un molde refractario.

2. Corta las rodajas de brioche en pequeños trozos triangulares y colócalas en el molde.

3. Coloca un tazón grande para mezclar encima de una olla con agua hirviendo.

4. Derrite el chocolate, la mantequilla, el azúcar y la crema en el tazón y revuelve suavemente.

5. Bate los huevos en un tazón aparte. Agrega los huevos batidos a la mezcla de chocolate y vierte sobre el brioche.

6. Coloca el molde refractario en la nevera para que se enfríe. Déjalo reposar toda la noche, si es posible.

7. Precalienta el horno a 300 °F y hornea por 25-30 minutos.

8. Retira del horno y espolvorea con azúcar en polvo. Sirve caliente con una bola de helado de vainilla.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.