Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

5 herramientas esenciales para la jardinería

Artículos económicos que hacen agradable atender a las plantas y las hortalizas.

Mujer regando el césped con una manguera

Getty Images

In English | Karen Beauchemin considera que la jardinería es una terapia para ella. Beauchemin enviudó siete meses antes de que empezara la pandemia y ha estado pasando mucho tiempo en su jardín en West Yarmouth, Massachusetts, cuidando sus hortalizas y flores desde su “banquito”.

Ese banco es en realidad un asiento rodante de jardín que rueda por sus lechos elevados y le permite agacharse, y mantenerse, cómodamente al nivel de las plantas.

"Todo parece haber crecido este año”, dice Beauchemin, de 72 años. “No sé si es por el clima... Tal vez fue que me la pasaba afuera hablando con [las plantas] todo el tiempo".

La jardinería debe ser divertida, no extenuante. Así que, al igual que Beauchemin, usa las herramientas que hacen más fácil —y segura— esta actividad cuando pasan los años. Generalmente, esas herramientas son sencillas y económicas; o cosas que puedes adaptar por tu cuenta.

Y aunque estos artículos pueden ayudar a todos los jardineros, para quienes sufren de manos artríticas o rodillas malas, o tienen dificultad para levantarse del suelo, estas podrían parecer esenciales.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


"Si haces que te sea fácil, lo vas a hacer por más tiempo”, dice Phyllis Turner, de 73 años, jardinera experta con la oficina de la extensión cooperativa de Virginia, en el condado de Bedford. Turner, que es enfermera jubilada, trabaja con un programa de jardinería terapéutica que estimula a las personas, expertas o principiantes, a trabajar en el jardín y, frecuentemente, destaca técnicas de apoyo; por ejemplo, cómo adaptar herramientas de jardinería.

Turner y su esposo cuidan una huerta y 25 lechos de flores en una parcela de un cuarto de acre. Su rastrillo de hojas favorito es uno que su esposo hizo más ligero al cortar 12 pulgadas del mango. Después envolvió el rastrillo con aislante de tubería, haciéndolo más fácil de agarrar.

"Las herramientas de mango largo… pueden ser muy pesadas y tienden a ser más largas de lo que tienen que ser”, explica Turner.

Reducen el estrés y las torceduras

Si no quieres hacerlo por tu cuenta, hay tiendas de jardinería que ofrecen artículos ergonómicos como los escardadores de mango largo o las palas de mano con mangos arqueados para disminuir la presión en las muñecas.

"Esto reduce mucho el estrés y las torceduras”, dice Christine Kelly-Begazo, de 61 años, agente agrícola con la oficina de extensión del condado de Indian, cerca de Vero Beach, Florida, quien ha investigado la ergonomía en la jardinería y además siembra vegetales, flores y unas 30 plantas de piña.

En cuanto a las herramientas favoritas, prueba según tu capacidad física, el jardín y el terreno. Por ejemplo, Turner dice que su suelo es demasiado disparejo para una carretilla con ruedas, por eso prefiere: “deslizarme sobre mi trasero”. 

Te presentamos cinco herramientas que, según Beauchemin y otros jardineros, facilitan el trabajo en la huerta o el jardín.

Otras estrategias para que la jardinería sea más fácil

Aunque los jardineros tienen sus herramientas predilectas, también tienen consejos que se aplican a cualquier artículo en tu arsenal de jardinería. Por ejemplo:

  • Levanta el jardín a tu nivel con un lecho elevado, una bolsa de jardín o contenedores sobre ruedas.

  • Pinta los mangos de las herramientas con colores vivos para que puedas verlas entre la maleza.

  • Divide los trabajos repetitivos, como desyerbar, o cambia de mano para evitar el uso excesivo en una sola mano.

  • Usa guantes para protegerte las manos y reducir la vibración de las herramientas eléctricas.

  • Lava las herramientas después de usarlas y mantenlas afiladas. Para guardarlas, algunos expertos sugieren llenar un contenedor con arena de construcción, la cual escurre bien y a menudo se usa para mezclar concreto. Después, agrega aceite mineral y mezcla hasta que quede ligeramente húmeda. Cepilla los residuos de las herramientas y entierra los cuchillos o las puntas metálicas en la arena. La arena ayuda a mantener los cuchillos afilados; el aceite evita la oxidación.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.