Skip to content
 

7 maneras de ahorrar y ser más ecológico en casa

Nuevos consejos para ponerse al día con nuevas prácticas y tecnología de punta.

Fingers On Laundry Machine Dial, AARP Health, Think Before You Go Green

Foto: iStockphoto

Ahorra dinero y electricidad al lavar toda la ropa con agua fría.

In English | El estilo de vivir de manera ecológica ha llegado para quedarse. Mientras los científicos descubren nuevas maneras de no desperdiciar los recursos y la industria desarrolla tecnología de punta más económica, los consejos que nos dieron en años anteriores pueden parecer... un poco anticuados. Hoy te ofrecemos siete consejos para vivir según marca el paso el estilo de vida ecológico.

ANTES: lava el automóvil a mano para ahorrar más agua

1. HOY: usa un servicio comercial de lavado de automóviles

Los lavaderos comerciales de automóviles por lo general usan un 60% menos de agua para todo el lavado que lo que usa un dueño de automóvil solamente para enjuagar el auto. Los servicios de lavado de automóviles también canalizan el agua que usan a plantas de tratamiento de aguas residuales. Cuando lavas tu automóvil frente a tu garaje o en la calle, el residuo fluye directamente a los desagües de agua pluvial. De allí va hacia riachuelos, ríos y lagos, y lleva consigo el jabón que usaste, además de líquido de frenos, óxido, gasolina, aceite para motores y otros contaminantes.

Si decides hacerlo tú mismo, estaciona tu automóvil sobre la grama o gravilla, la cual absorberá y filtrará el jabón, y vierte el agua enjabonada sobrante en el desagüe del lavamanos o inodoro.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

ANTES: para usar menos gasolina, deja el automóvil inactivo en vez de apagarlo y volverlo a encender

2. HOY: apaga el motor si tu automóvil ha estado inactivo durante más de 10 segundos

Es bueno para tu bolsillo y el medioambiente. Apaga el motor cuando haces cola en la ventanilla de un cajero para servicio en el automóvil o te detienes para hablar por el celular. Según el tamaño de tu motor, durante el transcurso de un año, desperdiciarás entre $56 y $215 —mientras no vas a ningún lado— si permites que el automóvil esté inactivo sólo por 10 minutos al día, de acuerdo con el Argonne National Laboratory del U.S. Department of Energy (Departamento de Energía de EE.UU.). Una excepción importante: por razones de seguridad, mantén el automóvil encendido cuando estés en medio de un embotellamiento.

ANTES: cambia todos los bombillos de tu casa a bombillos fluorescentes compactos (CFL)

3. HOY: analiza todas las opciones y selecciona el mejor bombillo para ese uso

Los bombillos CFL retorcidos son, al menos, 80% más eficientes que los bombillos incandescentes tradicionales y pueden durar hasta seis veces más o más tiempo. Pero los CFL funcionan de manera óptima si se mantienen encendidos por lo menos 15 minutos de por vez. Encenderlos y apagarlos por menos de 15 minutos acorta su vida, por lo cual no son una buena opción para despensas, armarios u otras áreas donde necesitas luz por solo uno o dos minutos varias veces al día. Para esos sitios, considera los bombillos LED y halógenos, los cuales proporcionan luz incandescente de manera más eficiente.

ANTES: usa agua tibia en vez de caliente cuando laves ropa para ahorrar energía y que la ropa quede limpia

4. HOY: lava todo con agua fría

Un asombroso 90% de la energía que consume una lavadora en uso se destina a calentar el agua. Usar agua tibia en vez de agua caliente puede recortar el uso de energía a la mitad. Sin embargo, usar agua fría ahorrará aún más y limpiará la ropa de la misma manera. La mayoría de los detergentes funcionan en agua fría, pero a muchos de los más nuevos se les ha cambiado la fórmula para quitar el sucio y grasa de la ropa que se lava en agua fría. Busca que diga en la etiqueta “detergente para agua fría”, “funciona en agua fría” u otra frase parecida.

ANTES: lávate las manos con jabón y agua tibia o caliente para evitar enfermarte

5. HOY: usa jabón y agua fresca o fría

Lavarse las manos constantemente ayuda a proteger contra los resfriados, la gripe, la intoxicación alimentaria y otras enfermedades desagradables. Existen muchas recomendaciones sobre usar jabón y agua tibia o caliente. Sin embargo, no hay investigaciones que demuestren que la temperatura del agua marque la diferencia para quitar los gérmenes de las manos. Jabón y agua fresca o fría funcionan igual de bien. Con todo y eso, casi el 70% de las personas encuestadas dijeron que creían que el agua caliente era lo más efectivo, de acuerdo con un informe publicado en el International Journal of Consumer Studies.

Calentar agua es por lo general el tercer mayor gasto de energía en un hogar. Por eso, usa agua fría o al clima cuando te laves las manos, tanto para ahorrar dinero como para ayudar al planeta.

ANTES: lava los platos a mano para ahorrar agua

6. HOY: usa el lavaplatos si tienes una carga completa

Usar el lavaplatos es por cierto más fácil que lavar los platos a mano, y también es mejor para tu bolsillo. Los lavaplatos de hoy usan menos de la mitad de la energía y agua que los fabricados hace 20 años, de acuerdo con la California Energy Commission (Comisión de Energía de California).

Las máquinas con la etiqueta Energy Star usan solo de 3 a 5 galones de agua por lavado. (Los fabricantes aconsejan que simplemente se quiten los restos de comida de los platos y no se enjuaguen antes de meterlos al lavaplatos). Las máquinas más antiguas, por comparación, consumen entre 8 y 15 galones. Y si usas agua corriente para lavar los platos a mano, enviarás 27 galones por el desagüe.

ANTES: apaga los televisores, los dispositivos electrónicos y las computadoras cuando no los estés usando

7. HOY: enchufa ciertos dispositivos a un enchufe múltiple y apágalo cada noche

Los dispositivos electrónicos y los electrodomésticos pueden gastar energía por sus enchufes toda la noche, incluso cuando parezcan apagados o inactivos. Esta energía vampiro, también conocida como energía de reserva o carga fantasma, representa en líneas generales el 10% del uso anual de electricidad de un hogar, de acuerdo con Noah Horowitz, científico superior en el Natural Resources Defense Council (Consejo para la Defensa de los Recursos Naturales). Para domar al monstruo desbocado, conecta tu computadora, monitor, impresora y parlantes a un enchufe múltiple y apágalo de noche. Lo mismo con tu televisor, parlantes de sonido envolvente, reproductor de DVD y consola de videojuegos. No perderás tus configuraciones.

Los decodificadores proporcionados por tu empresa de cable, satélite o teléfono están entre los mayores consumidores de energía, tragando electricidad todo el día y la noche. Un acuerdo voluntario reciente reducirá su uso de energía de manera sustancial. Hasta que estos nuevos decodificadores estén disponibles ampliamente, llama a tu proveedor y pregunta si ya tienes un decodificador que cumpla con la versión 3.0 de Energy Star. Si no es así, pídelo.

Además, casi todos los hogares con servicio de internet de alta velocidad tienen un módem y enrutador, dos de los dispositivos que consumen más energía. Si estás pensando reemplazar cualquiera de los dos, busca uno con una etiqueta de Energy Star para reducir el uso de energía aproximadamente un 30%.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto