Skip to content
 

5 consejos para elegir a un contratista

Es fácil encontrar contratistas, pero prepárese para verificar el mínimo detalle.

Renovar el hogar es un proyecto en el que solemos invertir gran cantidad de esfuerzo, dinero e ilusiones. Pero la experiencia que tengamos y, sobre todo, el resultado final, dependen de los profesionales que escojamos para realizar el trabajo. Doris Martínez, originaria de Puerto Rico y vecina de Westchester, en la afueras de Nueva York, lo sabe de primera mano. “Planeé el arreglo de mi hogar durante años. Necesitaba pintar, cambiar los pisos, reformar la cocina y dar un nuevo aire a los baños. Mi hermana me recomendó a un contratista que había hecho trabajos en su casa y, aunque el resultado final ha sido bueno, el proceso ha sido más largo, pesado y costoso de lo que había anticipado. Si lo hiciera otra vez, me aseguraría de tener todos los detalles por escrito desde el principio” —explica Doris—.

Vea también: Cuídese de las estafas por arreglos de viviendas.

Esta experiencia es muy común. Como Doris, hay muchos que—a pesar de planificar—se encuentran con inesperadas eventualidades. Sea cual sea el trabajo que necesita hacer en su hogar, tome en cuenta estas cinco reglas de oro para elegir a un contratista calificado, responsable y, sobre todo, fiable.

1. Boca a boca y referencias

La mejor publicidad que pueden recibir los contratistas es la recomendación de antiguos clientes. Si alguno de sus familiares, amigos o vecinos ha hecho recientemente reformas en su hogar, pregunte sobre el contratista que utilizaron y detalles sobre su experiencia. Pregunte específicamente si volverían a contratar a esa misma persona o empresa y si el trabajo lo hizo en el tiempo acordado y por la cantidad de dinero presupuestada. Si está pensando contratar a un trabajador o una empresa sobre la que no tenga referencias, no dude en solicitarlas y compruébelas llamando por teléfono y haciendo preguntas lo más específicas posibles.

Antes de hacer tratos con un contratista que trabaje por cuenta propia, consiga la dirección postal permanente y varias formas de contacto, como números de teléfono fijo y celular y dirección de correo electrónico.

5 consejos para elegir a un contratista - Trabajador de la construcción lleva cinturón de herramientas.

Foto: Sandro di Carlo Darsa/PhotoAlto/Corbis

No es suficiente con que el trabajador que Ud. espera contratar luzca profesional sino que gose de buenas referencias.

2. Dónde buscar

Un buen modo de empezar la búsqueda es la Asociación Nacional de Constructores de Viviendas. Aquí encontrará profesionales especializados en las distintas áreas de la construcción y en reformas o remodelaciones. Si está interesado en ubicar a un contratista capacitado en las necesidades específicas de las personas mayores (Aging in Place Specialist o CAPS, por sus siglas en inglés), también puede buscarlos en la misma organización. Este tipo de contratista estará capacitado conforme a lo que se necesita saber para las modificaciones del diseño universal y ofrecerá soluciones a los obstáculos más comunes.

Otra buena opción para encontrar a un contratista con referencias es recurrir a sitios como Angie’s List. En esta página web los contratistas no pueden pagar por ser incluidos en el directorio sino que tienen que ser referidos por sus clientes. Encontrará también gran cantidad de información práctica (en inglés) sobre presupuestos, contratos y otras consideraciones prácticas y legales. Si prefiere hacer una búsqueda en español de negocios locales, pruebe Yasabe.com.

Siguiente: Compruebe las quejas. »

3. Compruebe quejas

Es buena idea comprobar que el contratista que esté pensando emplear no haya recibido quejas serias de otros clientes. Para comprobarlo, visite la página web del Better Business Bureau (BBB), donde tendrá la opción de indicar el nombre del contratista o de su empresa y ver si alguien ha puesto alguna denuncia en su contra. Otra opción es ir a la página web del Departamento de Asuntos del Consumidor de su estado (Department of Consumer Affairs) y buscar a través del enlace de contacto el departamento con que comunicarse para pedir información o referencias.

4. Seguros y licencias

Antes de contratar los servicios de un contratista, pídale que le muestre su póliza de seguro. Llame a continuación a la compañía emisora para verificar la existencia y cuantía de la póliza. Los contratistas, por otro lado, necesitan una licencia para trabajar legalmente en muchos estados. Esto garantiza que el contratista conoce las leyes específicas que aplican a los trabajos de construcción y reformas en ese estado. Para comprobar si el contratista que está pensando contratar tiene la licencia necesaria, visite el Contractor’s License Reference Site (en inglés).

Recuerde que, si vive usted en un condominio, lo más probable es que la junta directiva de su edificio le entregue un documento impreso que tendrá que llenar el contratista probando que está asegurado y que tiene las licencias necesarias para trabajar en ese estado.

5. Todo por escrito

Una vez que haya encontrado unos cuántos contratistas que le ofrezcan confianza y garantías, escriba clara y detalladamente el trabajo que necesita usted que hagan. Pida a continuación presupuesto a por lo menos dos de ellos (idealmente a tres). El presupuesto debe especificar cómo se va a realizar el trabajo: los preparativos, el trabajo en sí mismo y la limpieza final. Si va a contratar por ejemplo a un pintor, haga que especifique —en la cotización— cómo va a quitar la pintura antigua que esté suelta, cómo va a preparar la pared y cuántas capas de pintura va a aplicar. Aclare también quién va a comprar la pintura y otros materiales. Y hablando de materiales, en general los contratistas comprarán los materiales que necesiten para completar el trabajo y le entregarán un recibo detallando el importe. Aclare con el contratista, sin embargo, si va a añadir un porcentaje de ganancia al precio de los materiales. Si éste es el caso, quizá quiera considerar comprar los materiales usted mismo y pagar solamente por la mano de obra. Asegúrese también de que el contrato final que firme con el contratista incluya los honorarios, el costo final del trabajo, un calendario de pagos y los plazos en lo que se espera que el trabajo comience y termine.

Y recuerde... ¡no pague totalmente hasta que el trabajo esté completo de acuerdo a lo especificado en el contrato!

Cristina Mella es una experta en decoración y estilo de vida, que escribe columnas especializadas en el hogar en su sitio web cristinamella.com.

__________________________________________________________

Subscríbase gratis al Boletín Informativo de AARP para recibir artículos de interés. Vea muestra »

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto