Skip to content
 

Los secretos de la jardinería en maceta

Aprenda a cultivar una huerta casera en contenedores y disfrute de sus verduras favoritas.

Para disfrutar del placer de sembrar y recoger sus propias verduras, no necesita disponer de una casa con un gran huerto o jardín. Cualquier rinconcito al aire libre, incluyendo una pequeña terraza o balcón, le ofrecerá la oportunidad de llevar a su mesa el inconfundible sabor de las verduras cultivadas en casa. ¿Qué necesita? unas cuantas macetas del tamaño adecuado, buena tierra y un lugar que reciba por lo menos seis horas de sol al día.

Vea también: ¿Quiere envejecer en la casa de sus sueños?

Los secretos de la jardinería interior

Foto: Artparadigm/Getty Images

La jardinería en maceta atrae menos insectos que la convencional.

Recuerde también que la jardinería es buena para la mente y el cuerpo; y por tanto, si no cuenta con gran espacio o su movilidad es limitada, la jardinería en maceta es ideal para usted. No tendrá que agacharse y arrodillarse demasiado para atender sus plantas.

Verduras que crecen mejor en maceta

La mayoría de las verduras que cultivamos en las huertas caseras, se pueden plantar también en maceta. Algunas variedades, sin embargo, resultan ideales para este tipo de cultivo en espacio reducido. Entre ellas se incluyen los tomates, los pimientos, las berenjenas, las cebollas verdes o cebolletas, los frijoles, la lechuga, las espinacas, las acelgas, la remolacha, las zanahorias, las variedades enanas de la calabaza y los pepinos, el rábano y, por supuesto, hierbas tan populares como la albahaca, el perejil y el cilantro.

Cómo escoger el tipo de maceta

A la hora de escoger las macetas o jardineras apropiadas para plantar sus hierbas o verduras, tenga en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Evite las macetas en colores oscuros porque absorben más el calor y pueden calentarse demasiado y acabar dañando las raíces. En las macetas de barro o arcilla, por otro lado, se evapora más el agua y hay que regar con más frecuencia.
  • Para que las plantas tengan el drenaje adecuado, el fondo de la maceta debe tener al menos cuatro agujeros. Cuidado por tanto con los tiestos puramente decorativos ya que con frecuencia no tienen suficientes agujeros en la base. Para evitar que los agujeros de drenaje se obturen, ponga sobre ellos piedritas o incluso trozos de cerámica rota.
  • A la hora de determinar qué tamaño de maceta escoger, recuerde que las raíces de la planta necesitan suficiente espacio para extenderse. En general, cuanto más grande sea la maceta mejor. Aquí tiene una pequeña guía que le servirá para escoger el tamaño de maceta adecuado para cinco verduras comunes:

Verduras

Tamaño de la maceta

Tomates
24 pulgadas (61 cm) de profundidad
Pimientos
16 pulgadas (40.6 cm) de profundidad
Lechuga
8 pulgadas (20 cm) de anchura y de profundidad
Zanahorias
10 pulgadas (25 cm) de anchura y de profundidad
Espinacas
6 pulgadas (15 cm) de profundidad

Siguiente: Tierra, riego y abono. »

Tierra, riego y abono

No use la tierra corriente del jardín para rellenar las macetas porque tiende a ser demasiado densa y compacta y con frecuencia contiene semillas de malas hierbas. Escoja mejor una mezcla de tierra y nutrientes hecha para macetas que contenga turba y perlita para ayudar con la aireación y la retención del agua.

En cuanto al abono, añada durante la plantación uno de lenta liberación que contenga nitrógeno, fósforo y potasio a partes iguales (10-10-10). En mitad de la temporada, cuando las plantas comiencen a producir, añada cada quince días un fertilizante soluble orgánico.

A la hora de regar, recuerde que las plantas en maceta requieren más agua que las que plantamos directamente en la tierra. Si planea regar manualmente, considere añadir a la mezcla de tierra inicial los pequeños cristales que venden en las tiendas de jardinería y que absorben 100 veces su peso en agua. Cuando la tierra está seca, estos cristales se encargan de liberar la humedad a las raíces. Otra buena opción es poner encima de la tierra una capa de mantillo compuesta de compostura, restos de grama y hojas para evitar la pérdida de humedad. En cualquier caso, en los meses de mucho calor, sus plantas necesitarán agua a diario. Un buen modo de determinar si la planta necesita agua es simplemente meter un dedo en la tierra. Si está limpio cuando lo saque, es hora de regar.

Control de plagas

Una de las ventajas de la jardinería en maceta es que atrae muchos menos insectos y plagas que la jardinería tradicional. Si a pesar de mantener la planta bien nutrida y regada detecta la aparición de algún tipo de plaga, use un insecticida orgánico suave o simplemente elimine los insectos manualmente. Recuerde también que ciertas plantas y hierbas tienen un efecto disuasorio en algunos insectos, así que es buena idea plantarlas cerca de sus verduras. A las moscas y a los mosquitos, por ejemplo, no les gusta el aroma de la albahaca o el romero y la menta aleja a los escarabajos. A las garrapatas les repele la lavanda y las orugas que con frecuencia aparecen en los tomates pueden combatirse plantando cerca caléndulas.

Un huequito al aire libre, una maceta grande, una buena regadera y unos cuantos minutos al día es todo lo que necesita para disfrutar de sus verduras favoritas... ¡cultivados en casa!.

Cristina Mella es una experta en decoración y estilo de vida, que escribe columnas especializadas en el hogar en su sitio web cristinamella.com.

__________________________________________________________

Subscríbase gratis al Boletín Informativo de AARP para recibir artículos de interés. Vea muestra »

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto