Skip to content
 

¿Estará saliendo con ese tipo?

Respuestas a 5 preguntas frecuentes sobre las relaciones afectivas de sus hijos adultos.

In English | En la actualidad, con la edad promedio al contraer matrimonio en uno de sus niveles más altos de la historia (26 años para las mujeres y 28 para los hombres), al parecer, el camino hacia la "felicidad eterna" es más largo y complicado que antes. En lo que podría ser un trayecto de unos diez años para encontrar a la pareja perfecta, ahora hay más tiempo para toda clase de dramas sentimentales. Esto también puede significar que su hijo veinteañero le presente a un mayor número de parejas románticas y usted tenga que plantearse la delicada pregunta sobre el rol que deberá desempeñar.

De las entrevistas con fines de investigación llevadas a cabo a cientos de familias con adultos emergentes —hijos entre las edades de 18 a 29 años—, citaremos las preguntas más usuales que oímos, así como sus respectivas respuestas:

P: Cuando veo que mi hija o hijo no está feliz con una relación amorosa siento la tentación de aconsejarlo. ¿Será una buena idea?

R: Aunque usted quizás piense que sabe lo que más le conviene a sus hijos adultos, lo mejor es que se guarde sus opiniones. Absténgase de emitir juicios y de sermonear empezando con la oración ''Recuerdo cuando tenía 20 años'' y escuche con empatía. Llamamos a este enfoque ''amigos con límites'' y se trata de lograr el delicado equilibrio entre apoyo e intromisión, entre mantener la comunicación y estar demasiado involucrado en todos los asuntos de su hijo adulto emergente. Prepárese para contestar si le preguntan algo, pero también debe estar listo para apartarse y dejar que sus hijos adultos tomen sus propias decisiones y aprendan de sus errores.

P: Mi hijo está saliendo con alguien que, en mi opinión, no le conviene. ¿Debo decirle algo?

R: Probablemente no. Pero si tiene que decir algo, haga comentarios sobre lo que observa y no sobre la persona en cuestión. En lugar de decir, "no creo que sea la persona adecuada para ti'', diga ''Cuando los veo juntos hay algo que me preocupa''. Luego, determine algo concreto que le preocupa, como: ''te trata con desprecio'' o ''te interrumpe''. Si se limita a mencionar un comportamiento que ha observado, le dará la oportunidad a su hijo o hija para hablar con franqueza o para decirle que se mantenga alejado del asunto.

Entretanto, también puede preguntarse qué es lo que esa relación le está dando a su hijo que usted no logra ver. Al considerar esta pregunta, su perspectiva cambia, al pasar de la crítica a una mayor comprensión.

P: ¿Hacen citas románticas los jóvenes de hoy en día, como ir al cine y a cenar?

R: En este mundo de interconexión y redes sociales, las parejas que antes se formaban en las escuelas de secundaria y las universidades están en disminución y, para muchos, los antiguos patrones del cortejo están al revés. En lugar de unas cuantas películas, además de una cena en un restaurante y luego decidir tener relaciones sexuales, es probable que los jóvenes de hoy, especialmente los ''amigos con derechos'', se conozcan, tengan relaciones sexuales unas cuantas veces y luego decidan empezar las citas románticas.

La mayoría de los veinteañeros tienen una segunda vida virtual en Facebook, y casi la mitad de quienes buscan pareja en internet se encuentra entre las edades de 18 a 34 años, según la empresa Mediamark Research Inc. El resultado, según explica un universitario de 22 años, es que: ''Tenemos todas las oportunidades al alcance de la mano, por eso todo se ha vuelto mucho más desechable para nosotros. Podemos terminar una relación tan rápido como escribimos en el teclado de la computadora''.  

A pesar de la proliferación de prospectos para citas románticas, la tendencia general entre los de 20 años no es tan distinta a la de hace 30 años: hay que empezar y terminar relaciones hasta que llegue la persona adecuada. El reciente Toledo Adolescent Relationship Study (Estudio Toledo sobre las relaciones de los adolescentes), que hizo el seguimiento de 1.300 jóvenes desde la adolescencia hasta la edad adulta, encontró que las relaciones formadas por los adultos emergentes muestran mayores niveles de intimidad y de interdependencia. Y la gran mayoría de los adultos emergentes que informaron haber tenido experiencias casuales recientes tuvo relaciones sexuales con amigos o antiguas parejas, y no con personas que habían conocido a través de internet. Para los padres preocupados, también debe tranquilizarlos la información de que 75% de los jóvenes ya se han casado a comienzos de sus treinta años.

P: ¿Qué le digo a mi hija o hijo soltero que quiere dormir con su pareja en nuestra casa?

R: Esta es una decisión personal que dependerá de sus valores y de cómo se sienta con ese huésped en su casa. Es posible que sepa, por ejemplo, que su hijo adulto emergente tiene relaciones sexuales o está viviendo con un enamorado o enamorada, pero es posible que no se sienta a gusto si se quedan a dormir en su casa. Lo que hay que considerar: si se trata o no de una relación a largo plazo, si hay niños mucho menores en la casa y si hay suficiente espacio para darles a todos la privacidad que necesitan. Pero, básicamente, esta es su casa y tendrá que decidir lo que prefiere.

P: ¿Es correcto seguir en contacto con una antigua pareja de un hijo o hija?

R: Cuando un novio o novia pasa mucho tiempo con la familia, es normal encariñarse y sentir la pérdida si la pareja se separa. Pero, salvo en circunstancias especiales (y, desde luego, si hay nietos de por medio), podría ser muy doloroso para el hijo adulto que sus padres mantuvieran el contacto luego de una ruptura. Como lo expresó la madre de una joven de 24 años, ''Nos gustaba mucho el novio que tenía nuestra hija en la universidad. Cuando se separaron, fue difícil cortar la relación de repente, pero por respeto hacia ella no podíamos seguir viéndolo''. Su relación con sus hijos es la que durará para siempre.

Elizabeth Fishel ha publicado extensamente sobre temas familiares y es la autora de cuatro libros de no ficción, entre ellos Sisters (Hermanas) y Reunion (Reencuentro). Jeffrey Jensen Arnett es profesor investigador de psicología en Clark University y autor de Emerging Adulthood: The Winding Road from the Late Teens through the Twenties. (Adultos emergentes: El tortuoso camino de la adolescencia a los veinte). Ambos autores escriben una guía para padres de adultos emergentes, que publicará la editorial Workman en el 2012.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto