Skip to content
 

Proteja a sus nietos

Conozca las últimas recomendaciones para alejarlos de peligros cotidianos cuando estén de visita en su casa.

In English | Crió a sus propios hijos, así que supone que ya sabe qué hacer para mantener a sus nietos sanos y salvos, y eso, a grandes rasgos, es cierto. Pero como hace tiempo que su casa no está "a prueba de niños", probablemente le venga bien un curso de actualización. Además, como las reglas han cambiado mucho en las últimas décadas, hay algunas cosas nuevas que debe saber. Esta es la mejor manera de evitar que sus nietos sufran accidentes cuando estén con usted.

Lea también: Abuelos criando nietos, una labor de amor.

Abuela con su nieta - Guía para mantener seguros a los nietos

Tim Hale/Corbis

Los bebés están más seguros al dormir boca arriba.

Elimine el ipecac. Lo más probable es que tuviera a mano este jarabe para provocarle el vómito a su niño en caso se tragara una sustancia tóxica. Pero estudios recientes muestran que en realidad el vomitar no ayuda en esa situación. Además, el ipecac puede resultar peligroso en algunos casos y hasta pudiera evitar que el niño mantenga en el estómago los medicamentos necesarios para tratar el envenenamiento. Entonces, ¿qué hacer? Si cree que su nieto ha ingerido algo dañino, llame inmediatamente a la línea de Poison Control (control de envenenamiento) al 800-222-1222.

Evite el envenenamiento manteniendo los productos de limpieza, medicamentos, enjuagues bucales, alcohol y bebidas alcohólicas fuera del alcance de los niños, y bajo llave si fuese posible. Las mujeres no deben dejar la cartera donde sea, ya que seguramente contiene muchos artículos con los que un niño pudiera atorarse. Si lleva píldoras en su cartera, un niño podría encontrar el envase, abrirlo y tragárselas. Las medicinas para el corazón y los suplementos de hierro, por ejemplo, pueden resultar mortales para un niño.

Siguiente: Cómo los bebés deben dormir y viajar en auto. »

Ponga a los bebés a dormir boca arriba. Antiguamente se ponía a los bebés a dormir boca abajo o de lado, por miedo a que se ahogaran con su saliva si dormían boca arriba. Pero en 1992, los pediatras comenzaron a recomendar que los bebés duerman boca arriba para evitar el SMIS (Síndrome de Muerte Infantil Súbita; enlace en inglés) y desde entonces el índice de SMIS ha descendido más de 50%. Diversos estudios han mostrado que el miedo a que los bebés se atoren con saliva no tienen fundamento. Los expertos aun no saben qué causa el SMIS —la última teoría es que tiene algo que ver con la inhalación del mismo dióxido de carbono que el bebé ha exhalado— pero sí saben que ofrece más seguridad poner al bebé a dormir boca arriba y no poner almohadas, frazadas o animales de peluche en la cuna.

Utilice correctamente los asientos de bebé. Estos mecanismos de seguridad son de muy alta tecnología comparados con los que utilizaban sus hijos, y las reglas cambian constantemente. Desde marzo de 2011, la Academia Estadounidense de Pediatría recomienda que los niños utilicen un asiento que da hacia atrás hasta cumplir los dos años o hasta que alcancen los límites de estatura y peso requeridos para el uso de ese asiento. Cuando el niño llegue a esos límites, se le puede poner en un asiento de seguridad con arnés que dé hacia el frente y deben seguir utilizando ese asiento hasta que le quede chico. Después puede utilizar un asiento elevado que posicione correctamente el cinturón de seguridad hasta que el niño mida 4 pies y 9 pulgadas, tenga entre 8 y 12 años y el cinturón de seguridad normal le quede bien. Y recuerde, todos los niños menores de 13 años deben montar siempre en el asiento de atrás.

¿Es posible que haya instalado el asiento de seguridad incorrectamente? Lo más probable es que no. Las investigaciones demuestran que 7 de cada 10 asientos de seguridad los instalan incorrectamente. Visite www.seatcheck.org (enlace en inglés) para encontrar un centro de inspección de asientos de seguridad cercano a usted.

Siguiente: Lista de cosas que debe revisar en casa. »

Cuidado con los asientos "heredados". Es posible que el asiento de seguridad que le dio su vecino no ofrezca la seguridad necesaria. De hecho, los asientos de seguridad vienen con fecha de vencimiento, normalmente 6 años después de la fecha de fabricación. Y si no conoce la historia del asiento, no sabe si ha estado en un choque, lo que pudiera volverlo inseguro.

Los muebles infantiles viejos también presentan riesgos. Aunque sería lindo que su nieto duerma en la cuna que usó su papá, usted no quiere correr el riesgo de que los tornillos no lo sujeten bien, aparte de que en los últimos 20 años ha habido cambios importantes en los requisitos de seguridad que deben cumplir las cunas. Estos incluyen la distancia mínima entre las tablillas y la prohibición de aberturas decorativas porque pueden causar estrangulación. La U.S. Consumer Product Safety Commission (Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo; enlace en inglés) recientemente prohibió la venta de cunas tipo "drop-side", en las que un lado se puede bajar para que sea más fácil acostar y sacar al niño de la cama, porque los bebés han muerto cuando la baranda se desprendió.

Respecto a todos los muebles y aparatos de uso infantil —nuevos o usados— es importante averiguar si alguno lo han retirado del mercado. Visite www.recalls.gov (enlace en inglés) e inscríbase para recibir alertas cuando retiren algún producto.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto