Skip to content
 

Derechos de visita de los abuelos

In English | ¿Qué está pasando con las familias estadounidenses? Solía ser poco común escuchar hablar de familias separadas en las que los abuelos y los nietos estaban alejados; ahora, es el desafío más común, según me cuentan los abuelos. Abuelos de todos los estados y niveles socioeconómicos... y cada una de sus situaciones es única. Pero tienen algo en común: el desconsuelo de estar alejados de sus nietos.

"No me dejan ver a mis nietos, una de las cosas más dolorosas que tengo que vivir".

Las familias tienen relaciones tensas por muchas razones. Algunos padres y abuelos tienen desacuerdos y toman decisiones precipitadas de prohibirles las visitas a los nietos. He escuchado historias de abuelos asombrados y confundidos cuando, después de darles su opinión a los padres de sus nietos sobre algo que pensaron que no tenía mayor importancia, recibieron una reacción inesperadamente negativa; y, de repente, ya no tenían permiso para ver a los niños. A menudo, los abuelos no están seguros sobre qué tendrían que haber hecho de manera distinta, pero las líneas de comunicación ya se han cortado en el otro extremo.

Una madre joven me preguntó: "Si la abuela de mi hija no está de acuerdo con mis decisiones como madre, ¿debería poder ver a su nieta?" Estaba pensando en usar a su hija como medio para castigar a la abuela por no estar de acuerdo con ella. En esa situación, ¿a quién están castigando en realidad? Los niños se merecen el cariño de tantos adultos como sea posible. Los niños no son peones; ni los abuelos ni los padres deberían usarlos como tales.

"Mi hijo y su esposa se divorciaron y ella no me deja ver a mi nieto. ¿Es bueno para él?, solíamos ser muy unidos".

Algunas familias tienen problemas a largo plazo de comunicación, control o límites. En ciertos casos, hay abuso de drogas u otros problemas crónicos entre las generaciones. A menudo, ha habido un cambio en la familia, como un divorcio o separación, o la muerte de uno de los padres. Con mayor frecuencia, son los abuelos paternos quienes no pueden ver a los nietos porque su nuera no los deja. Lamentablemente, cuando los padres se separan, el clan familiar también queda afuera.

"Crié a mi nieta los primeros cuatro años de su vida. Ahora tiene siete y la mamá no me deja verla ni llamarla. Temo que [mi nieta] se sienta abandonada".

Los casos más sorprendentes son aquellos en que los abuelos han criado a sus nietos durante años y, de repente, uno de los padres vuelve a escena, se lleva a los nietos y no les permite a los niños ver a sus abuelos. Cuando los niños tienen un vínculo afectivo con su abuelo como el único encargado de su crianza, la separación repentina o prolongada de los adultos de quienes dependían puede causar daños irreparables. Lamentablemente, a menudo, los efectos sobre los nietos que no pueden ver a sus abuelos no se tienen en cuenta. Pareciera que los niños siempre se ven atrapados en los problemas entre los padres y los abuelos.

"Tengo tres nietos que no puedo ver, llamar ni darles regalos por culpa de los padres. Me preocupa cómo todo esto afecta a los niños. Somos muy unidos. ¿Qué puedo hacer? ¿Los abuelos tienen algún derecho? Me rompe el corazón y quiero saber qué tengo que hacer legalmente para poder ver a mis tres nietos. ¿Me pueden hacer esto?"

Los abuelos no tienen "derechos" legales automáticos para ver o "visitar" a los nietos. Pero, en algunos estados, tal vez tengan derechos para solicitarles a los tribunales el derecho a visitas en ciertas situaciones, tales como en el caso de familias separadas por divorcios, encarcelamiento o la muerte de uno de los padres.

En los estados donde los abuelos pueden solicitar visitas, el estándar para concederlas varía. Algunos estados les piden a los abuelos que prueben que entablar una relación es "por el mejor interés del niño".

Otros, exigen que los abuelos prueben que no tener esa relación "dañaría" al niño. Es mucho más difícil probar que no ver a los abuelos le ocasiona un daño al niño, que probar que pasar tiempo con ellos es beneficioso.

Lamentablemente, también hay estados que no permiten que los abuelos presenten una petición judicial para visitar a sus nietos en ninguna circunstancia. Aunque algunos abuelos sí obtienen acuerdos de visita a través de los tribunales, la mayoría no puede ver a sus nietos.

"Extraño tanto a mis nietos. Se me parte el corazón cada vez más, todos los días. Me siento tan vacía. Tengo 62 años y mi futuro es incierto. ¿Cómo puedo romper el hielo y volver a unir a la familia antes de que sea demasiado tarde?"

Abordar las discordias familiares desde el comienzo probablemente sea el paso más importante para prevenir la separación entre abuelos y nietos. Resolver los pequeños desacuerdos y distanciamientos familiares antes de que empeoren es indispensable. A veces, las partes que están en desacuerdo tienen que conversar como adultos, tragarse el orgullo y transigir. Puede ser muy difícil pero, en estas situaciones, la mayor motivación es el amor de sus nietos.

Consejos para las familias y los abuelos

Concéntrate en la comunicación efectiva: Muchos desacuerdos familiares son el resultado de un malentendido que daña las relaciones. Busca asesoramiento, talleres o grupos de apoyo que los ayude a mejorar la comunicación para poder obtener los resultados deseados.

Considera el asesoramiento familiar: Plantéalo con una actitud de "estamos juntos en esto" y demuestra tu interés por aprender y comprometerte. Puedes encontrar terapeutas en www.psychologytoday.com o en el Mental Health Locator Service en línea, un sistema para la ubicación de servicios de salud mental, establecido por la SAMHSA (Administración de Servicios para el Abuso de Sustancias y la Salud Mental) del DHHS (Departamento de Salud y Servicios Humanos) de Estados Unidos. Para obtener ayuda para encontrar una agencia de salud mental en tu comunidad que ofrezca servicios gratuitos o de bajo costo, comunícate sin cargo con el MHIC (Centro de Información sobre Salud Mental), al 877-726-4727 .

Conéctate con otros abuelos: A veces, ayuda saber que no estás solo y que puedes aprender de otros abuelos. Participa del grupo de la comunidad de AARP en internet,  "Visitation With Grandchildren (Visitas a los nietos)".

Intenta con una mediación antes de llegar a un tribunal: La naturaleza contenciosa de llevar a un pariente ante el tribunal puede destrozar a las familias y causar mucho daño a las relaciones familiares. La mayoría de los abuelos quiere evitar llegar tan lejos. Los servicios de asesoramiento familiar y de mediación son una opción a considerar si no se pueden poner de acuerdo por sus propios medios. Para encontrar un mediador familiar calificado en tu área, visita www.mediate.com.

Encuentra información o asistencia legal local en  www.findlegalhelp.org, un sitio donde el ABA (Colegio de Abogados de Estados Unidos) publica información relativa a la búsqueda de abogados e información legal, incluso sobre cómo tú mismo puedes encargarte de un asunto legal ("pro se") o cómo encontrar asistencia legal gratuita o a bajo costo. También puedes comunicarte con el ABA, llamando al 312-988-5000  o por correo electrónico: askaba@abanet.org. El ABA también cuenta con cuadros que resumen las leyes de visita de cada estado.

Siguiente Artículo

Lea Esto