Skip to content
 

Solucione 4 problemas de su gato

Consejos sencillos y económicos para esos momentos cuando su minino no se sienta purr-fecto.

In English | Para muchas personas, el gato es la mascota casi perfecta. La mayoría de las veces, son callados, no necesitan que usted los pasee y limitan sus desechos a una bandeja fácil de limpiar.

Un gatico en una silla vieja y rasgada

GK Hart/Vicky Hart/Getty Images

Pero, no importa cuánto amamos a nuestros gatos, no siempre nos gusta lo que le hacen a nuestros hogares. Aunque el arañar, triturar, morder y hasta apuntar fuera de su bandeja, puede ser normal para los gatos, todos pudiéramos vivir sin estos comportamientos no tan agradables. Afortunadamente, usted puede minimizar estas situaciones con algunas estrategias sencillas y económicas:

Arañar los muebles. Este es un comportamiento natural y gratificante para los gatos. Para mantener esas garras fuera de sus muebles, ofrézcale lugares alternos para sus zarpazos mientras hace a sus muebles menos atractivos para su gato. Para hacer que su Fluffy utilice el trepador para gatos, juegue con su felino y acarícielo y recompénselo cuando arañe el trepador. Algunos gatos disfrutan de la hierba gatera frotada en el trepador, como estímulo adicional.

Una vez que ha colocado el trepador en su lugar, quítele el atractivo a los sitios que su gato no debe estar arañando al añadir a esos muebles cinta adhesiva o parchos engomados de doble cara (como Sticky Paws).

Triturar. Si su mascota es saludable (no está flaco, ni tiene áreas donde haya perdido el pelo, lo cual pudiera ser indicio de alguna enfermedad o parásitos, por ejemplo), la mejor manera de mantener el pelo del gato alejado de su ropa y de los muebles es llevando a cabo un ataque preventivo con un cepillo. La mayoría de los felinos toleran, y hasta les agrada, que se les cepille, y todo el pelo que atrape en un cepillo no acabará en otro sitio. Para el resto del pelechado, cubra sus muebles con mantas lavables. Usted encontrará una gran cantidad de mantas atractivas que van de acuerdo con su decoración, o hasta puede hacerse una. También puede utilizar un rodillo engomado para quitar pelusa. En un apuro, puede también limpiar la tela usando un poco de cinta adhesiva enrollada en su mano (con la parte engomada hacia afuera) o una esponja húmeda.

Masticar. Aunque los gatos no tienen los problemas al mascar que tienen muchos perros, algunos gatos, particularmente las llamadas razas orientales, como los siameses, adoptan el comportamiento de chupar y masticar lana. Estos gatos se concentran en ciertos artículos, a menudo la madera, aunque también los plásticos u otros materiales, y los chupan o mastican hasta hacerle huecos. Algunas personas atribuyen este comportamiento al destete demasiado temprano del gatito, o al sabor de la lanolina en la ropa de lana. De hecho, el comportamiento probablemente tiene un componente hereditario. En algunos casos, más fibra en la dieta, tal como puré de calabaza enlatada, sirve para reducir el deseo del gato de destruir la ropa y los artículos de lana. El  mejor consejo, sin embargo, es guardar todo aquello que usted no quiere que su gato destruya, y asegurarse de que su minino se ejercite lo suficiente; mientras más interactivo sea el juego, más le ayudará a descargar toda esa energía nerviosa.

La bandeja sanitaria. Si su felino súbitamente deja de usar la bandeja sanitaria, el problema seguramente es médico y deberá llevarlo al veterinario. Más allá de esto, sepa que deberá proveerle a su gato un "baño" que le agrade. Los gatos son animales exigentes y, si su bandeja está sucia, buscarán otro lugar para dejar sus desechos. Limpie la bandeja con frecuencia —por lo menos dos veces al día— y asegúrese de restregarla y airearla bien semanalmente. Los gatos también pueden ser quisquillosos sobre el tipo de bandeja y el relleno. Comience con lo básico: una bandeja grande con piedritas sanitarias sin olor. La localización es importante: la bandeja sanitaria debe estar colocada lejos de su comida y agua, y en un lugar accesible para el gato y donde él se sienta seguro. Evalúe los lugares desde el punto de vista del felino: Escoja un lugar tranquilo donde él pueda ver lo que se le aproxima. Un gato no quiere sorpresas cuando está en su bandeja.

Si usted considera los gustos de su gato, se dará cuenta que la mayoría de los retos pueden manejarse con facilidad. Así podrá disfrutar de la vida con su mascota purr-fecta.

El Dr. Marty Becker, el "Veterinario de Estados Unidos", tiene participaciones regulares en Good Morning America y The Dr. Oz Show. Sígalo en Facebook y Twitter en DrMartyBecker.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto