Skip to content
 

Camine con su perro y pierda peso

6 pasos para comenzar un régimen que lo mantendrá a usted —y a su mascota— saludable y en forma.

In English | A las mascotas no les importa como lucen, y tampoco les importa cómo se ve usted. Pero el sobrepeso es tanto un problema de salud para nosotros como lo es para nuestros animalitos.

En nuestra cultura, cada vez más sedentaria, estresante y sobrealimentada, las personas y sus mascotas ingieren cada vez más calorías, hacen menos ejercicios, y colectivamente engordan más con cada minuto que pasa. Pero, así como aumentamos de peso juntos, de la misma manera lo podemos perder.

Caminando a su perro

Jonathan Kingston/Aurora

Si ponerse en forma y perder peso fue una de sus resoluciones de Año Nuevo, su perro lo puede ayudar. Después de todo, su mascota es el único compañero de ejercicios que no lo abandonará por una mejor oferta, ni decidirá quedarse durmiendo en vez de salir a caminar. De hecho, los estudios reflejan que las personas con mascotas tienden a ser más activas, y los entusiastas de los animales (enlace en inglés) que salen a caminar con sus perros para ponerse en forma, son más aptos a continuar haciéndolo.

Lo mejor de todo: Su entrenador personal de cuatro patas lo mantendrá motivado sin cobrarle nada, y lo remunerará con exuberancia canina, besos perrunos y meneos imparables de rabo.

¿Listo para comenzar? A continuación le decimos cómo:

Al médico los dos. Antes de comenzar cualquier régimen de ejercicios, deberá consultar a su médico, y su perro deberá visitar al veterinario. Usted necesitará conocer cuáles son sus limitaciones físicas para poder esquivarlas y, eventualmente, superarlas. Mientras están en sus respectivas oficinas médicas, obtenga el peso exacto para que tenga una base de referencia al comenzar.

Haga un plan. Pautar sus caminatas puede ser tan simple o tan complicado como usted quiera. Sencillo: Consiga un calendario de pared y marque los días y las distancias, con fechas mensuales para verificación de peso. Complicado: Busque programas de computadora y los sitios de internet que llevan cuenta del entrenamiento, las calorías, y más.

Súrtase. Usted no necesita mucho en términos de equipo. Unos buenos zapatos para caminar y vestimenta apropiada para el clima serán suficientes. Su perro necesitará un collar con placa de identificación y permiso, y una correa de seis pies de largo. Dos inventos recientes en artículos para perros facilitarán las caminatas: el arnés de cabeza y el arnés frontal. Para un perro fuerte que a veces hala la correa, estos arneses pueden ser como la dirección asistida de los vehículos. Muchos perros se defenderán del clima sin problemas con sus propias pieles, pero los perros más pequeños, viejos, y las razas delgadas, como el galgo, disfrutarán más sus paseos con botas y abrigos, o capas para la lluvia.

Por aquí, por favor. Muchos perros halan sus correas porque no han sido enseñados a caminar con cortesía. Si puede costearlo, consiga a un entrenador para que trabaje de manera individual con usted en enseñarle a su perro a caminar sin halar. Un par de lecciones privadas son una buena inversión si desea un perro bien educado, y un curso de amaestramiento no está de más si su perro necesita algo más intensivo. Si su perro es agresivo con otros perros o las personas, pídale a su veterinario un referido para un entrenador canino o un especialista en comportamiento de mascotas, quien lo ayudará a decidir si su perro puede volverse inofensivo en público, y podrá ayudarlo a diseñar un plan de entrenamiento con este propósito.

Manténgase seguro y sea responsable. Su perro y usted deberán caminar con equipo reflectivo. Por seguridad, escoja vecindarios conocidos y con aceras. Las carreteras rurales pueden ser hermosas, pero los perros que andan libremente y sobreprotegen sus propiedades, y los vehículos veloces en carreteras estrechas, pueden representar un riesgo mayor. Lleve consigo identificación, un teléfono móvil, y, por supuesto, bolsas para los desechos de su perro. Es simplemente rudo no recoger los residuos que su perro deja.

Continúe. Comience con distancias cortas y auméntelas poco a poco. Es mejor caminar todos los días —su perro estará de acuerdo con esto— pero haga lo que pueda y vaya progresando poco a poco. Mantenga un registro de sus caminatas para que pueda observar su progreso y apreciar cuánto ha adelantado en su camino hacia el acondicionamiento físico propio y el de su Fido.

El Dr. Marty Becker, el “Veterinario de Estados Unidos”, tiene participaciones regulares en Good Morning America y The Dr. Oz Show. Es también coautor, junto con el Dr. Robert Kushner, de Fitness Unleashed: A Dog and Owner’s Guide to Losing Weight and Gaining Health Together (El acondicionamiento físico al descubierto: Manual del perro y el amo para perder peso y adquirir salud juntos). Encuéntrelo en el foro de AARPPetPals de AARP.org.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto