Skip to content
 

El placer de estar a solas

Decir ‘soledad’ no necesariamente implica tristeza o abandono; sino que puede ser algo muy positivo.

Estar a solas, ¡es un gran placer! Uno de los tantos pequeños placeres o actitudes ante la vida que solo requieren pocos minutos —¡pero traerán consecuencias maravillosas! Y todas necesitamos esos momentos para dedicarlos totalmente a nosotras, ahondar en nuestro mundo interior y recuperar el equilibrio que nos hace sanas y fuertes. 

Mujer caminando hacia el mar en un día con un arco iris

David Trood/Getty Images

Si no disfruta estar a solas con regularidad, empiece a hacerlo un hábito. Salga a caminar en solitario —ya sea por el bosque, la montaña o la playa (lo que le quede más cerca de casa)— y medite unos segundos sobre la belleza que le rodea.

Lleve zapatos y ropa cómoda y, además de practicar el mejor ejercicio del mundo (está probado que caminar lo es), será un momento único para estar en armonía con una misma. ¿Un buen tip? Si lleva pequeñas pesas atadas con velcro en los brazos o en los tobillos, doblará el efecto beneficioso de la caminata.

Respire profundamente el aire limpio y puro. Repítalo varias veces. ¡No tiene idea de lo mucho que el sentirse cerca de la naturaleza le va a ayudar a realzar la esencia de su ser, y le volverá mucho más sensible a todo lo sensual que nos rodea en todo momento ¡y que muchas veces ignoramos!

De la misma manera, puede sacar a pasear su perro y disfrutar su juguetona personalidad, quizás en la playa o un parque para perros, de los que hay muchos en todo Estados Unidos. Esto puede convertirse en una nueva rutina de absoluta y encantadora soledad. Y fíjense que decir ‘soledad’ no implica tristeza o abandono, sino algo muy bello y positivo que todas las mujeres necesitamos de vez en cuando.

Reflexionar y disfrutar de la naturaleza es muy bueno y —al igual que alimentar nuestra mente— muyyy sexy.  Todas las mujeres legendarias de la historia como Jacqueline Kennedy Onassis, Audrey Hepburn, la princesa Grace de Mónaco; y ahora la diseñadora Carolina Herrera, la Primera Dama de Estados Unidos Michelle Obama, la ex modelo y Primera Dama de Francia Carla Bruni Sarkozy, y la cantante Shakira, son todas mujeres muy bien informadas que adoran leer, saber qué pasa en el mundo, y tienen muchos otros intereses.

Leer un libro interesante, ver esa película de la que todo el mundo habla, estar al tanto de lo que sucede y poder conversar igual de deportes que de política —¡o de puro “cotilleo”!—  es fundamental si queremos estar al día y compartir con esa pareja o con sus amigos… ¡que se sentirán encantados al encontrar en usted una 'aliada' de su cotidianidad! 

No nos cansamos de repetirlo: la mujer de hoy debe estar al día de lo que está pasando en la vida que le rodea. Aquellas mujeres sumisas, calladitas y “que no hablaban”, que tanto se veían en la época de nuestras madres y abuelas, son cosas del pasado y han dado paso a una mujer que —sin dejar de ser femenina y coqueta— es vibrante, excitante, con sus propios intereses (lo que muchos hombres modernos consideran el mayor de los afrodisíacos) y que también atrae nuevos amigos y amigas que expandirán su mundo y vida social.

Carolina Leal es periodista independiente radicada en Nueva York, especializada en temas de belleza, moda, y todo lo relacionado a aconsejar un mejor estilo de vida para la mujer moderna de cualquier edad.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto