Skip to content
 

Momentos divinos: el <i>look</i> del baño <br> y la habitación

Un baño delicioso, un cuerpo perfumado y una habitación linda nos hará sentir muy especiales.

¡Reserve 15 minutos diarios solamente para usted! Ese es nuestro eslogan de positivismo en el 2011. Úselos un día a la semana —sin excusas, eso sí— en la noche, antes de irse a dormir comenzando con un relajante y muy sereno baño de tina —o una ducha si no tiene mucho tiempo— con gel perfumados, con sales, con burbujas… Encienda velas perfumadas, ponga música, medite al menos 5 minutos de los 15, pensando en todo lo bueno de su vida, ¡y visualice aquello que quisiera que le sucediera! Imagínese en esos lugares que siempre ha querido visitar… Imagínese bella, elegante, contenta, feliz, atractivísima al máximo…

Después póngase crema en el cuerpo (trate de que sea la de su fragancia favorita, para así usar el perfume en capas, como aconsejan los expertos), perfúmese y vaya a la cama con un ropón bien lindo. (¡Aunque sé que cuesta trabajo hacerlo, por favor, tire esos roponcitos viejos que son tan cómodos, pero realmente feos!). Y si ha atomizado sobre esas sábanas limpias y bellas un poquito de su perfume (solamente un ‘spritz’ del atomizador es suficiente) para realzar el buen momento, ya sea con nuestra pareja, o solas, nos sentiremos muy atractivas y felices.

Tengo una amiga que tiene como regla de oro tener la habitación más bella posible. ¡Como un templo de sensualidad y comodidad! A cada rato sorprende a su marido con nuevas sábanas y edredones que cambian el décor (o sencillamente compra un forro o ‘duvet’ para el edredón y le cambia la imagen)… Ella ha descubierto que a su marido le encantan las sábanas blancas y su cuarto —todo blanco, muy limpio, muy acogedor y lleno de velas— es realmente atractivo. Y al parecer sus esfuerzos han valido la pena, porque ella y su esposo comparten una relación muy cómplice y muy bella, ¡aunque ya no son dos niños! Y esa habitación muy en orden, bien limpia, perfumada y muy agradable, es un lugar muy especial que provoca en ellos un nuevo sentido de intimidad. 

Otra amiga es divorciada, tiene 62 años y su habitación es un refugio maravilloso donde vive rodeada de las cosas que le gustan: una cama grande con lindas sábanas y un edredón precioso, en su mesa de noche fotos de sus hijos y nietos, un mueble estilo vanity (que compró en un mercado de pulgas y arregló) donde sentarse a maquillarse y peinarse como las estrellas de cine, y una pared de donde cuelgan sus muchos pañuelos de seda, bufandas o scarves (tan súper de moda hoy en día), collares, joyas de  fantasía, y más; una muestra de que si vivimos solas, la sensación de belleza y serenidad puede ser la misma y reforzará nuestro amor propio.

Un baño delicioso, un cuerpo perfumado y una habitación linda y arreglada que nos haga sentir muy especiales, serán un lift psicológico muy importante. Un plus en nuestras vidas; e incluso los problemas que tengamos podemos verlos, analizarlos y enfrentarlos con más serenidad.

Carolina Leal es periodista independiente radicada en Nueva York, especializada en temas de belleza, moda, y todo lo relacionado a aconsejar un mejor estilo de vida para la mujer moderna de cualquier edad.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto