Skip to content
 

Aumentan las opciones para ser madre pasados los 35 años

El número de mujeres que aplaza el momento de tener hijos sigue creciendo. Si bien implica riesgos, la medicina ofrece alternativas que favorecen la fertilidad.

Se trata de un cambio que para los especialistas está vinculado a la incorporación femenina al mundo laboral, a matrimonios cada vez más tardíos, a las aspiraciones económicas y de desarrollo profesional de la mujer, así como a los avances en la medicina que hoy permiten ser madre cuando la naturaleza se vuelve esquiva.

"La probabilidad de lograr un embarazo en un ciclo menstrual en parejas normales es de 25% cuando la mujer tiene 30 años. En cambio a los 40 sólo se embarazarán cinco de cada 100 mujeres. Es decir, a los 40 la fertilidad se reduce a la quinta parte de la que se tenía a los 30 años", dice el doctor Ariel Fuentes, director electo del Instituto de Investigaciones Materno Infantil (Idimi), de la U. de Chile.

A lo anterior se suma que los óvulos también envejecen. "Los que se ovulan a edades tempranas son los con más potencial fértil, y los que van quedando a medida que pasan los años son de menor calidad", explica el doctor Carlos Troncoso, director de la Clínica IVI de Santiago.

Edad máxima

Lograr un embarazo pasado los 35 años no es lo ideal, según los médicos, en especial por los riesgos que conlleva: son más frecuentes complicaciones como preeclampsia, diabetes gestacional, alteraciones en la tiroides y abortos espontáneos, además de aumentar la probabilidad de alteraciones cromosómicas o genéticas en el feto.

"Pero una mujer hasta los 38 años, que no cuenta con antecedentes familiares de patologías y que ha tenido ciclos menstruales normales, sólo requiere de un control ginecológico habitual" para intentar concebir un hijo, precisa el doctor Troncoso.

Una buena manera de saber cuáles serán las opciones de engendrar es realizar un conteo de óvulos, que permite conocer la reserva ovárica a través de exámenes hormonales de bajo costo. "Debiera ser un examen de rutina para evaluar la fertilidad y cualquier falla ovárica precoz", dice el doctor Ricardo Pommer, especialista de Clínica Las Nieves y presidente de la Sociedad Chilena de Fertilidad.

Según esos resultados, y si se quieren mejorar las opciones, la medicina ofrece algunas alternativas, como la inseminación artificial, cuya tasa de éxito hasta los 38 años es de 15% por ciclo o intento (a un costo promedio de $ 300.000), y hasta el 60% de las parejas logra un embarazo.

Si no resulta, se puede optar por una fecundación in vitro. Aquí las posibilidades de éxito están más relacionadas con la edad: 50% entre los 35 y 38 años, y de 35% a los 40 años.

Una tercera alternativa, cada vez más en boga, es la congelación o criopreservación de óvulos. "Es la única forma de detener el reloj biológico", dice el doctor.

La técnica (con un costo promedio de un millón de pesos) consiste en congelar óvulos seleccionados, para ocuparlos años después. "Esos óvulos tendrán las mismas cualidades que tenían cuando fueron criopreservados", explica Pommer. "Lo están usando mujeres que no tienen pareja estable en la actualidad o que, aunque están emparejadas, han decidido posponer su maternidad por razones académicas".

Un ejemplo es Macarena Socías. Con 33 años, en enero decidió congelar sus ovocitos. "Estoy sin pareja estable y no quiero tener hijos todavía. Además sé que después de los 35 el pronóstico para una mujer cambia harto".

También en Chile es posible conseguir un embarazo por donación de óvulos. Según el centro, se puede realizar con una donante sana y joven (se pagan $ 400.000 más los gastos de fertilización), o a través de la donación de parejas en tratamientos de fertilidad. Ninguna de estas alternativas se ofrece a mujeres mayores de 50 años.

5%

es la probabilidad de embarazo en una mujer de 40 años. En una de 20 a 25 es de 23%.

60%

de los tratamientos de fertilización asistida en Clínica IVI son en mujeres mayores de 35 años.

Mayor longevidadUn estudio de la Escuela Médica de Harvard, publicado en la revista científica Nature, plantea que las mujeres que dan a luz en forma tardía y envejecen más lentamente viven más años que otras mujeres. Los expertos creen que el retraso de la menopausia, así como ser madre después de los 40 años, implica que las mujeres están más tiempo protegidas por los estrógenos de algunas enfermedades relacionadas con el paso de los años.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto