Skip to content
 

Una vida sexual fantástica

La Dra. Laura Berman responde 10 preguntas sobre cómo volver el amor y el sexo mejores que nunca.

Laura Berman, LCSW, Ph.D., es profesora clínica asistente de siquiatría y obstetricia/ginecología en la Facultad de Medicina (Feinberg School of Medicine) de Northwestern University. Trabaja como educadora y terapeuta sexual hace 18 años, y se le considera un líder en su campo.

Si se perdió la conferencia para nuestros miembros AARP Life @ 50+, en Washington, D.C., en septiembre, le brindamos una muestra de la sesión de la Dra. Laura Berman, "Cómo hacer que los años de oro pasen a ser de platino".

Lea también: Vinculan el sexo con la felicidad.

1.  ¿Cuáles son las disfunciones sexuales más comunes entre las personas de 57 a 64 años de edad?  
 Generalmente, estas afecciones incluyen una disminución de la libido o de la respuesta sexual. A medida que envejecemos, nuestros cuerpos y hormonas cambian, como así también la calidad de nuestro funcionamiento genital y de nuestros orgasmos. Para los hombres, esto significa, a veces, disfunción eréctil; para la mujer, puede significar una disminución de la sensibilidad genital y la lubricación.

2.  ¿Por qué cree que hay tantos problemas de disfunción sexual en este grupo etario? ¿Cómo se comparan con las franjas de 50 a 56 y de 65 a 70 años?
Los problemas son similares en todos estos grupos. La mayoría de las preocupaciones son fáciles de tratar, pero depende de la disposición del individuo para abordar el asunto.
3.  ¿Cómo suelen afectar a las relaciones los problemas sexuales?
El sexo puede afectar el grado de intimidad, cariño y placer que la gente tiene en sus relaciones. La falta de sexo puede llevar a la falta de intimidad emocional. En el hombre, el sexo alimenta la intimidad, de modo que cuanto más sexo tenga con su pareja, más propenso será a querer mimarla, llamarla con apodos cariñosos, etc. Sin embargo, lo opuesto vale para la mujer: cuanto más emocionalmente involucrada esté, más probable será que quiera actuar sexualmente. Así que, asegurarse de que tanto la intimidad como el sexo estén en su lugar es un aspecto importante de la relación.

4.   ¿Quién es más proclive a tomar la iniciativa frente a problemas sexuales, el hombre o la mujer? ¿Y cuál es el modo de acción más común?  
 La mujer tiende a estar un poco más dispuesta que el hombre a conversar sus problemas con un médico o terapeuta, mientras que, a menudo, el hombre teme que los problemas de alcoba afecten la percepción de su hombría. Aunque, una vez que acepta discutir el asunto, puede ser tan abierto y proactivo como la mujer.

5.  Entre la gente que continúa teniendo relaciones sexuales sanas a medida que envejece, ¿qué funciona para ellos que no funcione para otros que tengan problemas?  
Primero, esas personas probablemente tengan una comunicación abierta con su pareja, en la que pueden hablar de lo que funciona y de lo que no. Es importante compartir lo que piensan. Es también probable que ellos se preocupen bastante de mantener su vida sexual excitante, haciendo viajes románticos, usando lencería sexy, probando arte o literatura erótica…. El solo hecho de expresar que están comprometidos a tener una vida sexual sana es el primer paso, ¡y el más importante! La dieta y el ejercicio también juegan un papel importante, ya que un cuerpo sano fomenta una vida sexual sana, mientras que un cuerpo no saludable fomenta una vida sexual no sana.

6.  ¿Un mejor sexo evita verdaderamente las enfermedades y aumenta la longevidad? ¿Cómo lo hace?
Se ha demostrado que el sexo promueve mejores hábitos de sueño, menos estrés, más felicidad, etc. El sexo es una función corporal sana. Nuestros cuerpos se desarrollan con más fuerza a partir de las sustancias químicas liberadas durante el orgasmo, por lo que una vida sexual sana es, por cierto, parte de un organismo sano.

7.  ¿Alivia el buen sexo el estrés, de la manera en que la gente dice que lo hace?
¡Sí que lo hace! Los orgasmos liberan sustancias químicas que nos hacen sentir bien, como la oxitocina, que disminuye el estrés e incrementa los sentimientos positivos.  

8.  ¿Podría resumir en unas pocas palabras la principal diferencia del lenguaje sexual entre el hombre y la mujer?  
El hombre tiende a estar más en sintonía con lo físico (con cómo se siente), mientras que la mujer lo está más con lo emocional (si se siente amada, querida, deseada durante el acto).

9.  ¿Cuál es el mayor desafío del buen sexo entre las parejas adultas mayores?  
¡Hacer del mismo una prioridad! Muy a menudo, las parejas adultas mayores creen que el buen sexo ya no es posible... pero ¡lo es! Pueden tener muy buen sexo, en tanto estén dispuestos a comprometerse en que el sexo sea algo importante en sus vidas.

10.  ¿Qué aspecto de la relación de una pareja adulta mayor podría hacer que el sexo sea mejor que cuando eran jóvenes?
El grado de comodidad y aceptación de sí mismos que tengan los adultos mayores al alcanzar esa etapa de la vida puede, definitivamente, hacer que el sexo sea mejor que en los jóvenes. Sin mencionar también el hecho de que, con los años, los adultos mayores han recibido y adoptado cientos de consejos y trucos que tienen que ver directamente con el buen sexo.

Subscríbase gratis al Boletín Informativo de AARP para recibir artículos de interés. Vea muestra »

Originalmente publicado en AARP.org.

Siguiente Artículo

Lea Esto