Conoce más

Abrir
Denny's Philly Cheesesteak - Descuentos para socios de AARP

Denny's

Los socios ahorran todos los días

Tarjeta de Seguro Social, los posibles cambios del seguro social

Seguro Social

Aprende a maximizar sus beneficios

Tanger Outlets

Tanger Outlets

Libro de cupones gratis para socios

Red contra el fraude

Red contra el fraude

Ve alertas de estafas en tu estado

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebra y ahorra en tu membresía de AARP

Encuesta

Juegos

Pacman

Pruebe su destreza e ingenio. Juegue

comunidad en línea
foros

AARP en Español

Comparta con otros socios. Regístrese y participe

programas

AARP TV& Radio

Disfrute las entrevistas, los personajes y los temas de la semana. Escuche / Vea

Amores complicados

¿Hasta que la demencia nos separe?

Cuando uno de los cónyuges padece de Alzheimer, es cada vez más frecuente que el que se queda a su cuidado busque a alguien nuevo a quien amar.

Una pareja cenando en el mar

— Michael Weber/Gallery Stock

In English | Por 10 años, A.B. Amis guió a su esposa, Frances, a través del oscuro laberinto de la enfermedad de Alzheimer.

Él presenció todo desde el principio, cuando ambos reían porque Frances cerraba su automóvil dejando las llaves dentro, o cuando se olvidaba del nombre de una amiga. Pero, lentamente, los síntomas se tornaron ineludibles. Frances, quien en los viajes que solían hacer había resultado siempre una copiloto confiable, ya no podía leer un mapa; ni cuidar de su jardín, en Grant, Florida, cuando, alguna vez, fue una experta jardinera. Ahora, apenas podía mantenerlo.

Todas las responsabilidades que Frances había asumido a lo largo de casi 60 años de matrimonio —pagar las cuentas, pedir citas, ordenar la casa, cocinar— recayeron en A.B., que ahora tiene 82 años. Él aceptó su nuevo rol sin quejarse, aun sintiéndose más un padre que cuida a un hijo que uno de los miembros de un matrimonio. Frances necesitaba ayuda en el baño. Podía colocarse la bata sobre la cabeza, pero no acertaba los brazos en los huecos de las mangas. Olvidó cómo usar un cuchillo y un tenedor con propiedad, por lo que se le caía la comida. Finalmente, la mano firme de su marido se hizo necesaria para que ella pudiera comer.

El trabajo como prestador de cuidados era difícil, y demandaba muchas horas; y el desgaste emocional era enorme. A.B. veía cómo Frances iba desapareciendo, poco a poco. Esta muerte lenta tenía a A.B. muy triste e increíblemente solo, emociones típicas de una persona que cuida de otra.

“Cuidar de otra persona es abrumador, y no hay ninguna recompensa”, dice el doctor William Uffner, psiquiatra geriátrico y director médico del programa Older Adult Program (Programa de Adultos Mayores) en el Friends Hospital de Philadelphia. “A veces, uno termina haciendo cosas que haría para un hijo de 6 meses o de 3 años y medio”.

Pero quien cuida de una persona mayor no tiene la satisfacción que siente cuando se trata de un niño: verlo crecer, desarrollarse, tener una visión de lo que será en el futuro, señala Uffner. Es muy decepcionante tener que enfrentar una progresiva serie de pérdidas. “Y ni siquiera tienes a tu esposo o esposa cuando se torna tan frustrante que te quiebras”, agrega.

Una nueva amiga

Entonces apareció Joyce, de 83 años, una amiga de toda la vida de A.B. y Frances. Joyce, viuda, salía a cenar frecuentemente con ellos todas las semanas. Pero una vez que Frances ya no pudo ir a restaurantes, A.B. —ante la insistencia de su hijo— se armó de valor para invitar a Joyce a almorzar sólo con él; y, finalmente, a cenar, a bailar un rato, a ver alguna película.

Según Uffner, no es para nada poco común que un cuidador se involucre con una “amante”, como la llama él. Y, en muchos casos, empezar una nueva relación puede darle al cuidador la fuerza que necesita para hacerse cargo de las cada vez mayores responsabilidades.

“La mayoría de las personas en esta situación no están abandonando a su cónyuge”, dice Uffner. “De hecho, puede ser algo que les permita mantener el papel de prestador de cuidados de la manera más responsable posible. Evita que se depriman y se aíslen tanto”.

Planes como estos pueden brindarles a los cuidadores una devolución positiva. Tienen a alguien que cree que son atractivos o interesantes, alguien con quien hablar sobre la vida cotidiana, dice Uffner. “Esas son las cosas que nos permiten seguir adelante como seres humanos”, expresa.

Un tipo de plan diferente

Lo más probable es que esta escena del antiguo programa de comedia Three's Company (Tres son multitud) se torne cada vez más común. Unos 5,3 millones de estadounidenses padecen la enfermedad de Alzheimer

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Qué opina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Publicidad

Descuentos y Beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad