Skip to content
 

Retome su vida sexual

6 cosas que debe saber sobre la disfunción eréctil y otros problemas sexuales en hombres mayores.

In English | Con tantos anuncios que vemos por televisión relacionados con medicamentos que mejoran el desempeño sexual (enlace en inglés) para el tratamiento de la disfunción eréctil (DE), se pudiera inferir que todos los hombres del planeta tienen dificultad cumpliendo las expectativas sexuales. Pero no es así. A continuación le informamos todo lo que necesita saber sobre ese tema y otros asuntos relacionados al desempeño sexual de los hombres a medida que envejecen.

Lea también: Cómo cambia el sexo en los hombres.

1. La DE es común, pero no es inevitable. Según la American Urological Association (AUA, Asociación Estadounidense de Urología), la disfunción eréctil se define como "la incapacidad de lograr o mantener una erección que permita un desempeño sexual satisfactorio".

Man hanging upside down on a monkey bar in a playground.

Foto por: Getty Images

¿Cómo? Si usted no sabe lo que eso significa, es porque la explicación es muy imprecisa. En palabras sencillas, DE significa que un hombre que no está ebrio (que no ha ingerido alcohol u otra droga que inhiba la erección) no puede lograr una erección durante un acto sexual de cualquier naturaleza.

¿Qué tan común es esto? Estudios trascendentales llevados a cabo por investigadores de la University of Chicago, encontraron que un tercio de los hombres entre las edades de 50 y 64 años padecen DE.

Esa cifra sube a aproximadamente 44% para los hombres entre las edades de 65 y 85. Por lo que, aunque la DE es bastante común en los hombres mayores, más de la mitad de estos nunca la desarrolla.

2. Sin embargo, algunos cambios son inevitables. Al llegar cerca de los 50 años (para algunos hombres, un poco más temprano), las erecciones cambian; para algunos, gradualmente; para otros, con más rapidez. Los hombres pierden la habilidad de lograr erecciones a través de fantasías sexuales únicamente. Se requiere estimulación directa para lograr la erección.

Cuando se logra una erección, esta es más lenta en ocurrir y no es tan firme como en aquellos tiempos cuando se experimentaba con condones. También, las distracciones menores, como la sirena de una ambulancia, puede ocasionar que se pierda la rigidez. Estos cambios alarman a algunos hombres, quienes saltan a la conclusión de que padecen DE. Pero si usted puede lograr una erección mediante la masturbación, usted no sufre de DE; sino que tiene insatisfacción eréctil.

Los cambios en las erecciones en los hombres de 50 años o más son normales e inevitables. Pero algunos factores asociados a los estilos de vida pueden posponer —o hasta revertir temporalmente— estos cambios: el enamorarse localmente, ponerse en forma y hacer el amor más temprano en el día, cuando se tiene más energía.

Desafortunadamente, hay otros factores que pueden agravar la insatisfacción eréctil: la ansiedad, el alcohol, muchos otros medicamentos, problemas de pareja y hacer el amor cuando se está cansado; es decir, tarde en la noche, luego de un largo día de trabajo y una cena grande con vino.

La ansiedad es particularmente perjudicial. Desencadena el reflejo de luchar o huir, el cual aleja a la sangre del área central del cuerpo, incluido el pene, y la acumula en las áreas de las extremidades, en preparación para la autodefensa o la huida. La cantidad menor de sangre en la parte central del cuerpo significa que habrá menos sangre disponible para la erección. La insatisfacción eréctil (enlace en inglés) causa disgusto, pero trate de aceptarla. Es normal. Tendrá menos posibilidades de lograr una erección si se encuentra ansioso.

Algunas maneras de minimizar la ansiedad: tómese una ducha caliente antes del sexo, y mientras hace el amor, intente una respiración meditativa y profunda, un paso menos acelerado con mucho contacto y estímulo táctil en todo el cuerpo.

3. Los estilos de vida saludables reducen el riesgo de padecer DE. La erección depende del flujo sanguíneo a través del pene. Cualquier cosa que afecte el flujo de sangre aumenta el riesgo de DE: el fumar, la diabetes, el colesterol elevado, la hipertensión, las enfermedades del corazón, el sobrepeso, el poco ejercicio habitual, el ingerir más de dos bebidas alcohólicas al día y comer menos de cinco porciones diarias de frutas y vegetales. El evitar estos factores de riesgo no impide que ocurran cambios en las erecciones después de los 50, pero preserva la función eréctil y ayuda a prevenir la DE.

4. Los medicamentos pueden ayudar, pero no son milagrosos. Los medicamentos para las erecciones las mejoran en alrededor de dos tercios de los hombres, por lo que, para un tercio de ellos, no funcionará. Estos medicamentos no le producirán erecciones tipo películas porno. Con el tiempo, muchos hombres necesitan dosis más altas. Pero, a medida que aumenta la dosis, los efectos secundarios se hacen más evidentes, particularmente los dolores de cabeza y la congestión nasal. Finalmente, estos medicamentos no tienen ningún efecto sobre la excitación, por lo que puede que los hombres logren una erección, mas no se sientan particularmente interesados en el sexo. Muchos hombres se sienten defraudados con estos medicamentos. Menos de la mitad renueva sus recetas.

5. Una erección no es todo. Aunque no lo crea, usted no necesita una erección para lograr un orgasmo. En un contexto erótico, lleno de besos, mimos, caricias, masajes, sexo oral y juguetes sexuales, un hombre con una semierección, o incluso un pene fláccido, puede disfrutar de orgasmos tan intensos como los que tendría durante el coito.

6. La insatisfacción eréctil puede mejorar las relaciones sexuales. La nube negra que acompaña a los cambios eréctiles tiene un lado positivo. Las parejas jóvenes a menudo tienen problemas, pues los hombres jóvenes se excitan más rápido que las mujeres jóvenes. Los hombres jóvenes a menudo ya han concluido cuando sus jóvenes parejas todavía no han comenzado a excitarse. Los cambios eréctiles después de los 50 enlentecen la excitación del hombre, por lo que su ritmo erótico va más a la par con el de su pareja. Un ritmo más lento permite mucho más tiempo para besos, abrazos y masajes corporales, factores esenciales para el disfrute sexual de la mayoría de las mujeres.

Cuando se desarrolla insatisfacción eréctil, algunos hombres deciden que sus días de sexo se han terminado. Otros, se adaptan y continúan disfrutando del sexo por el resto de sus vidas. La elección es suya.

Michael Castleman contesta preguntas sobre sexo (libre de costo) en GreatSexAfter40.com.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto