Skip to content
 

Hablar de sexualidad reduce la ansiedad

Comentar los problemas sexuales con la pareja o con un amigo ayuda a que los hombres se sientan mejor.

In English | "La mayoría de las personas supone que los hombres no hablan de sus problemas y por eso subestiman la importancia de las relaciones cercanas de un hombre'', dice el geriatra de la Universidad de Oregón Alexis Walker, coautor de un estudio que analizó la forma en que las parejas mayores manejan la ansiedad causada por sus inquietudes sobre el sexo. ''La confianza en los amigos es una ayuda para los hombres''.

Resulta sorprendente que esto no suceda en el caso de las mujeres. ''Esperábamos que las mujeres hablaran de estos problemas con su pareja o con amigas cercanas" dice el geriatra, ''pero no fue así". Por el contrario, las mujeres que estaban muy angustiadas debido a problemas sexuales y compartían sus sentimientos con amigas, dijeron sentirse menos bien. ''No esperábamos eso'', agrega Alexis Walker. ''Pensábamos que si hablaban de sus preocupaciones con otra persona se iban a sentir mejor; no sabemos por qué no fue así. No podemos explicarlo''.

Los investigadores también hallaron que menos de la mitad de las personas mayores, hombres o mujeres, que tenían algún problema sexual lo conversaban con su médico, y cuando lo hacían llegaban a la conclusión de que no les había servido de nada.

Los investigadores analizaron datos del Proyecto sobre Vida Social, Envejecimiento y Salud, que incluyó más de 3.000 entrevistas con hombres y mujeres de 57 a 85 años. Este estudio se concentró en 861 personas que estaban casadas o que tenían una pareja y que dijeron tener por lo menos un problema sexual, como por ejemplo, poco interés en las relaciones sexuales, dificultad para mantener la erección, imposibilidad de llegar al clímax, problemas de lubricación o dolor durante las relaciones sexuales. El estudio no determinó si el hecho de confiar en otra persona resolvía el problema; sólo se analizó si hablar con otra persona aliviaba el sentimiento de infelicidad y la angustia resultantes del problema.

Esto suscita la pregunta de por qué tan pocos hombres y mujeres hablan con su médico de sus inquietudes relacionadas con el sexo. El doctor John Morley, geriatra de la Universidad de St. Louis, quien no tenía relación con el estudio, lo dijo con toda franqueza: ''La mayoría de los médicos se sienten incómodos al hablar de la sexualidad de las personas mayores''.

El estudio se publicó en línea el 5 de abril en el Journal of Gerontology: Social Sciences.

Nissa Simon escribe sobre temas científicos y de salud en New Haven, Connecticut.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto