Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×
Buscar
Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Michelle Obama habla sobre su nuevo libro ‘The Light We Carry’

La ex primera dama explica cómo superar desafíos y la importancia de 'ser amable de entrada'.

spinner image Michelle Obama
NAACP VIA GETTY IMAGES

El nuevo libro de Michelle Obama, The Light We Carry: Overcoming in Uncertain Times, es menos una autobiografía —como su éxito del 2018, Becoming— que una guía de inspiración. El libro describe las "herramientas" emocionales que utiliza para estabilizarse ante los desafíos y ofrece anécdotas personales para reforzar sus consejos. Además, alienta a los lectores a poner su valor, creatividad y convicción al servicio de su propio bienestar y de nuestro beneficio colectivo.

"Una luz alimenta a otra", escribe Obama. "Una familia fuerte da fortaleza a otras. Una comunidad comprometida puede iluminar a quienes la rodean. Ese es el poder de la luz que llevamos dentro".

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía del Viernes Negro - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años ($45 facturados en el momento de la compra) y recibe un regalo. Oferta por tiempo limitado.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

La autora, que ha iniciado una gira de un mes para promocionar el libro, en la que participan algunos moderadores destacados (Conan O'Brien y David Letterman, entre ellos), habló recientemente con AARP por teléfono. Esta conversación ha sido editada y condensada.

Ahora estás de nuevo bajo la mirada de público con tu segundo libro. ¿Cómo te recuperaste y preparaste para hacer esto de nuevo?

No sé si en realidad estoy lista. Ya veremos. Pero fíjate, estoy saliendo de la misma situación que la mayoría de las personas, y no solo en nuestro país, sino en el mundo entero. Los pasados dos años han sido agotadores de maneras inimaginables. Hemos tenido que afrontar la pandemia de COVID y la cuarentena que nos mantuvo aislados. Hemos visto niveles de división sin precedentes en nuestra política. Hemos visto manifestaciones en contra de la injusticia y a favor de un proceso de justicia penal equitativo. Hemos visto una insurrección en el Capitolio de nuestra nación. Y todo eso me ha dejado, como a todo el mundo, un poco conmocionada.

Tuve que encontrar la manera de desenredar los pensamientos caóticos. Este libro es mi contribución, y veremos qué sucede. Mi esperanza es que provoque una conversación sobre cómo hallar la calma en medio de la incertidumbre inevitable. Vivimos en un mundo complejo. Hay mucho que no podemos controlar. No obstante, tenemos que aprender a adaptarnos. Tenemos que mantener nuestra salud mental en medio de este periodo de cambio e inestabilidad. ¿Cómo lo logramos? Todavía estoy tratando de esclarecer mis pensamientos.      

Sugieres que la edad ha traído consigo sabiduría.

Cuanto más transcurren los años, más paciencia tengo ante los altibajos de la vida, porque comienzas a ver patrones. Te das cuenta de que no tenemos el control y que, a veces, solo nos resta adaptarnos a la incertidumbre. Eso no significa que podamos permitirnos el lujo de confiarnos. No significa aceptar las injusticias. Sin embargo, con la madurez, eres capaz de poner las cosas en perspectiva.

También hablas sobre tu padre, Fraser C. Robinson III. Recuerdas verlo usar una herramienta y lo que eso te enseñó sobre ser diferente y adaptarte. ¿Quieres hablar un poco de eso?

Empiezo con la historia del bastón de mi padre. Él poseía, por así decirlo, visibilidad que brotaba desde dentro de su ser, a pesar de todos sus desafíos: su reto físico [esclerosis múltiple], el hecho de que era un hombre negro sin título universitario en un mundo que desdeñaba a un hombre de clase trabajadora que caminaba con muletas. Fue capaz de dar un vuelco a sus diferencias, de usar sus herramientas, para ser más visible que cualquier otra persona que yo haya conocido.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía de la Semana Cibernética - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años ($45 facturados en el momento de la compra) y recibe un regalo. Oferta por tiempo limitado.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Hablo del lema que regía su vida: "Si te caes, te levantas y sigues adelante". Cuando me enfrento a la alteridad, cuando me siento invisible... cuando encaro la decepción, cuando tengo que enfrentar cara a cara mis temores y superar el fracaso... pienso en esas palabras. También enseñó que no debes esperar a que otros te vean. Él y mi madre me educaron para verme a mí misma, para no hacer caso de los críticos, para cambiar algunas de esas imágenes negativas, para convertir esos "a pesar de" en algo poderoso, para apreciar lo que me hacía única.

Escribes que "ser diferente te condiciona a ser prudente, aun cuando te exige que seas audaz". ¿Es esa una paradoja que presenciaste al crecer?

Entretenimiento

Ancestry

Ahorra un 30% en una suscripción de 1 año

See more Entretenimiento offers >

Fui testigo de ella a lo largo de mi vida. Hablo de mi experiencia en la Universidad de Princeton, al sentirme fuera de lugar como estudiante negra en un ambiente predominantemente masculino, blanco y de personas adineradas. A veces, sentía que nadie me veía, pero la verdad es que es probable que eso fuera cierto.

Hablo sobre cuando los agentes de policía paraban a los estudiantes de color de manera rutinaria porque pensaban que no pertenecían en ese lugar. Tuve una compañera de cuarto que, según descubrí más tarde, se mudó de mi habitación porque su madre no quería que viviera con una estudiante negra. Todas esas pequeñas indignidades que sabes que están presentes son reales. Tenemos que estar conscientes de ellas, pero tampoco podemos dejarnos cohibir por ellas. No podemos llevarlas siempre a cuestas, porque nos impiden contribuir la versión más auténtica de nuestro ser.

¿Influyen las injusticias en cuán vistos nos sentimos?

Por supuesto. Eso es parte de lo que nos tiene a tantos de nosotros tan enfadados, porque no tenemos el tipo de sistema educativo que necesitamos. Las personas no tienen ingresos y empleos estables. No se sienten seguras de sí mismas. Es fácil apuntar a los demás, a otra persona, a lo nuevo y diferente, y decir: "Mi problema eres tú". La verdad es que todos encaramos dificultades en este momento, especialmente en esta economía, sobre todo después de dos años de confinación, después de las pérdidas que hemos sufrido, y con las interrupciones en las cadenas de suministro. Sin embargo, si algunas personas sienten que su dolor no se valora, si su dolor no se ve, entonces es más fácil culpar a los demás.

Por eso hablo de contener la mayor cantidad de personas e ideas en nuestros mundos, para asegurarnos de que incorporamos las opiniones de las personas que no son como nosotros, de modo que no sea tan fácil sembrar divisiones y atribuirnos intenciones negativas unos a otros.

La empatía nace de la interacción.

Escribes sobre "ser amable de entrada". ¿Qué quieres decir con eso?

"Ser amable de entrada" significa comenzar por ser bondadoso contigo mismo. Es tal vez difícil mirarse en el espejo y aceptar lo que se ve. No obstante, es un buen comienzo, mirarte a ti mismo y sentir algo de regocijo al hacerlo. Se necesita práctica, porque somos nuestros críticos más estrictos. Todos podemos realizar un mayor esfuerzo en ese sentido, incluso yo. A veces no nos damos cuenta de nuestra capacidad de ser un ejemplo para los demás. No valoramos las herramientas que tenemos. Uno de los mensajes principales del libro es el poder de la luz que llevamos dentro. Una vez que se enciende esta luz, una vez que nos damos cuenta de que la llevamos, somos capaces de difundirla a los demás.

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía de la Semana Cibernética - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años ($45 facturados en el momento de la compra) y recibe un regalo. Oferta por tiempo limitado.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.

Un lugar en el que siempre eres visible es en lo que llamas la mesa de tu cocina. ¿Quién se sienta a tu mesa?

Es un grupo heterogéneo de mujeres increíbles... mujeres que me ayudaron a criar a mis hijas, mujeres que me ayudaron a dar a luz a mis hijas. Son mentoras y personas que he admirado. Mi madre se sienta a mi mesa. Hay otras madres que he conocido aquí en Washington D.C., que me ayudaron a mantener la vida normal de mis hijas, a proporcionarles un refugio fuera de la Casa Blanca donde podían ser simplemente niñas. Son mis aprendices que ahora son mujeres adultas con sus propias carreras. Mi mesa es amplia, con diversidad de razas y edades. Es una de mis herramientas más poderosas.

Da la impresión de que también se divierten mucho.

Para mí, la clave de tener una mesa abarcadora y estable es la intencionalidad. Planificamos nuestra diversión. Marcamos el tiempo que compartimos como amistades en nuestro calendario. Entre las personas con las que hablo y en los estudios que he leído, me han sorprendido los niveles sin precedentes de soledad. La medida en que la gente dice carecer por completo de amistades, me parece que esto tiene mucho que ver con la era de las redes sociales.

No es solo la pandemia, sino que creo que hemos perdido la práctica de tener amistades en la vida real y de hacer el esfuerzo de entablarlas. Hemos perdido el hábito de pasar por ese primer momento de incomodidad al conocer a alguien, de estar dispuestos a hacer un esfuerzo por forjar conexiones con otros y de mantener esos vínculos. Quiero que mis hijas, y la próxima generación, entiendan que hay que dar prioridad a la amistad. Sí, ten una carrera. Sí, establece una familia. Sin embargo, una carrera no te sustenta a medida que envejeces y tus hijos crecen y se van.

Cuando tienes nuestra edad y más, lo que te hace seguir adelante es la gente reunida alrededor de esa mesa en tu cocina. Lo veo en mi madre, de 85 años. Ella y la hermana y el hermano que le quedan vivos se visitan con regularidad. Hace sus ejercicios por Zoom. Va a la peluquería. Viene a visitarnos, y hay una vitalidad y adaptabilidad en mi madre a los 85 años que se relaciona con su capacidad de mantener sus vínculos.

Mencionaste a tus hijas, Sasha y Malia. Están viviendo sus propias vidas en la costa oeste. ¿Cómo se adaptan tu esposo y tú a la partida de sus hijas?

Nos va de maravilla, porque, ¿adivina qué? Tenemos nuestras propias vidas. Y nuestra principal tarea como padres es asegurarnos de criar seres humanos independientes. Es gratificante ver a mis hijas prosperar, empezar a crear su propio círculo de amistades y aprender a, como se dice, "comportarse como adultos". No siento una pérdida, sino que he ganado dos increíbles miembros permanentes más alrededor de mi mesa.

Si deseas obtener más información sobre Michelle Obama, lee nuestro artículo sobre su nuevo y relajante pasatiempo y cinco cosas que aprendimos del libro.

Claire R. McIntosh es jefa de redacción de Sisters From AARP y editora sénior de AARP The Magazine y AARP Bulletin. También ha contribuido contenido galardonado a plataformas como Essence, Ebony, Working Mother, Heart & Soul, Black Enterprise, Crain's New York Business y Bettycrocker.com. 

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía de la Semana Cibernética - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años ($45 facturados en el momento de la compra) y recibe un regalo. Oferta por tiempo limitado.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.