Skip to content

¿Cómo mantenerte sano durante tus viajes?: Consejos para disfrutar de las vacaciones de verano 

 

Conozcamos a Andrew McCarthy

El popular integrante del Brat Pack de Hollywood recuerda la decadente década de los 80 en una nueva autobiografía.

Andrew McCarthy y su libro de memorias, "Brat: An '80s Story".

Grand Central Publishing; Jesse Dittmar

In English | El por siempre emblemático de la década que lo convirtió en una celebridad, Andrew McCarthy, se lanzó a la fama como parte del llamado Brat Pack en los años 80, junto con los jóvenes actores en ascenso Emilio Estevez, Judd Nelson, Demi Moore, James Spader, Molly Ringwald y Rob Lowe. En éxitos como St. Elmo's Fire (considerado el equivalente a “The Big Chill de la generación X”) y Pretty in Pink, se dirigieron a —y hablaban de— una generación con una fuerza que aún perdura casi 40 años más tarde. Con su nueva autobiografía —Brat: An ‘80s Story— que llegó a la lista de mayores ventas del New York Times, el actor, director y escritor habla con AARP sobre corbatas angostas y por qué viajar lo mantiene joven.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


El elenco de "St. Elmo's Fire". (De izquierda a derecha) Rob Lowe, Demi Moore, Emilio Estevez, Ally Sheedy, Judd Nelson, Mare Winningham y Andrew McCarthy.

Columbia Pictures/Courtesy Everett Collection

El elenco de "St. Elmo's Fire". (De izquierda a derecha) Rob Lowe, Demi Moore, Emilio Estevez, Ally Sheedy, Judd Nelson, Mare Winningham y Andrew McCarthy.

¿Qué significó el ser clasificado en 1985 como integrante del Brat Pack?

Fue tan buena expresión que simplemente cobró vida propia. A nadie le gusta que lo etiqueten o lo encasillen, así que los actores, en parte, querían alejarse de esa frase. El propósito de mi libro es mostrar cómo esa frase se transformó, de tal forma que para la generación unos 30 años después, esta expresión representa su juventud; un referente de ese emocionante momento en que su vida era un lienzo en blanco frente a ellos en el que podían pintar. Yo represento ese momento, una memoria melancólica de su juventud.

¿Te quedaste con algún recuerdo de tu época del Brat Pack?

Tengo algunas de las corbatas angostas y el blazer de color paja que usé en Pretty in Pink.

Todavía eres actor; recientemente interpretaste a un asesino a sueldo en Good Girls. Pero principalmente ahora eres director de televisión. Cuando diriges a James Spader en The Blacklist, ¿usas el saludo de manos secreto del Brat Pack?

La semana pasada le dije algo y no terminé lo que estaba diciendo, y él simplemente levantó las cejas y sabía exactamente de qué estábamos hablando. Tenemos todo un entendimiento abreviado. Mi trabajo durante el día es como director de televisión.

Le debes tu carrera a una falla en la videocasetera. ¿Cómo sucedió eso?

Grabé una terrible audición en 1982 [para interpretar al amante de Jacqueline Bisset y el compañero escolar de otro integrante del Brat Pack, Rob Lowe, en la película Class]. El director dijo, “Oh, sáltate a este muchacho; es terrible”. Pero las audiciones por videograbadora eran tan nuevas que no supieron cómo adelantar la videocasetera. Así que tuvieron que esperar a que yo terminara. Y el productor, Marty Ransohoff [The Beverly Hillbillies], dijo, “Ese muchacho es extraño. Me agrada. ¿Quién es?”. Nunca hubiera pasado sin ese error de la videocasetera.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Así que, de repente, te convertiste en estrella de cine, viviste en la casa de Bisset en Hollywood Hills, ibas a fiestas con Liza Minnelli, una de las chicas Go-Go te persiguió alrededor de una piscina. Y después, ¿cuál fue tu siguiente oportunidad crucial y poco probable en 1986?

Me eligieron para formar parte del reparto de Pretty in Pink; algo que por poco no lo sucede. Tuve ese rol gracias a Molly Ringwald. Ella simplemente dijo, “Ese es el muchacho que deberías contratar”. Los directores dijeron, “¿Estas bromeando?”. Se suponía que el chico de Molly sería un hombre fornido, tipo mariscal de campo, pero ella dijo “Ese es el chico del que me enamoraría”. John Hughes dijo, “¿Ese chico debilucho?”. “Es sensible, poético”, dijo ella.

¿Tu sensibilidad era tu fortaleza como actor?

Realmente yo era demasiado sensible y muy cauteloso, esquivo. Una combinación de ser abierto y vehemente, y después, con el siguiente respiro, retrocedía, tenía miedo y estaba a la defensiva.

¿Cómo era el director de Pretty in Pink, John Hughes?

Cauteloso. Yo respondía a su cautela con mi cautela. John estaba tan preocupado. Estaba exponiendo su propia juventud y sus vulnerabilidades en todas esas películas del Brat Pack. Después se refugió detrás de sus comedias simples, como Home Alone, para sentirse seguro. Pero esas películas del Brat Pack eran muy francas, de una manera que ninguna de sus otras obras lo fue. A la gente se la recuerda cuando muestra su corazón.

Jon Cryer, Molly Ringwald y Andrew McCarthy en la película "Pretty in Pink".

Paramount/Getty Images

Jon Cryer, Molly Ringwald and Andrew McCarthy on the set of "Pretty in Pink."

¿Por qué las personas de entre 40 y 60 años todavía se identifican con las antiguas películas del Brat Pack?

John le dio crédito a la gente por tener emociones que son válidas, verdaderas e importantes, y que no deben ignorarse. Nadie siente algo con más pasión que una persona de 17, 18, 19 años. Mi hijo tiene 19 años, y todo es como Romeo y Julieta; como si fuera la primera persona que jamás se haya enamorado. Y así es como debería ser. No hay ningún tipo de barrera entre tú y tus emociones. John aceptó eso. Yo pensaba que Pretty in Pink era una película un poco superficial acerca de una chica que hace un vestido y quiere ir a un baile. Pero se trataba de mucho más que eso, y es por eso que la gente todavía se identifica. No se trataba de una película de juerga.

¿Qué sabes ahora que no sabías en tu juventud?

Lo que me hubiera dicho en aquel entonces es: Puedes permitirte creer en ti mismo un poquito más. Y probablemente era menos paciente o confiado de lo que pude haber sido.

El archivo McCarthy

Escritor, autor, director y actor Andrew McCarthy.

Slaven Vlasic/Getty Images

Edad: 58 años

Ciudad natal: Westfield, Nueva Jersey

Mayores éxitos: Pretty in Pink, St. Elmo’s Fire, Less Than Zero, Weekend at Bernie’s

Éxitos como director: The Blacklist, Condor, Orange Is the New Black, Good Girls

Libros: Just Fly Away, The Longest Way Home: One Man’s Quest for the Courage to Settle Down, Journeys Home: Inspiring Stories, Plus Tips and Strategies to Find Your Family History

Hijos: Rowan, de 7 años, Willow, de 14 años (protagonista del musical de Broadway, Matilda), Sam, de 19 años (coprotagonista de Dead to Me, en Netflix).

¿Crees que es sensato que Hollywood le tema al envejecimiento y se deshaga de talentos después de que cumplen 50 años?

Toda nuestra cultura idolatra a la gente joven. Si pierdes ese atractivo, ¿qué puedes ofrecer? Y da miedo estar en esa situación. Es por eso que la mayoría de la gente quiere aferrarse a la juventud el mayor tiempo posible. Me ha tomado años, más allá de mi juventud, en dejar de tratar de lucir joven. Escribir el libro me ayudó a soltar mucha de esa basura de cualquier desilusión o juicio que tenía acerca de mi propia carrera en mi juventud. Así que fue algo liberador. Rechazar a la gente de edad avanzada es tan estúpido como rechazar a la gente joven. Fui director de Jane Fonda, y quedé maravillado con lo intensamente curiosa que era; simplemente fantástica, extraordinaria e inteligente.

Además de actuar y dirigir, eres escritor de viajes y fuiste editor general para National Geographic Traveler. ¿Esa es tu verdadera vocación?

Desafortunadamente, ser escritor de viajes en realidad no produce suficientes ingresos para pagar la escuela privada de tres hijos, pero si lo fuera, lo haría. Sin duda es un trabajo fantástico. Yo creo en todo eso de los viajes. Viajar te cambia la vida; pienso que es una experiencia transformadora.

¿Viajar es un antídoto para la vejez porque todo parece ser nuevo y fresco?

Sí. Pienso que te da otra vez ese tipo de sensación de asombro y maravilla, si lo permites. Te reto a que visites la Fuente Trevi en Roma o una pirámide o la estepa patagónica y que digas todo harto, “Bueno, pues sí, está más o menos”. Vas a decir, “¡Impresionante!”. Y después vas a mirar a tu cónyuge y ver a la misma persona de la que te enamoraste 40 años atrás. Viajar es la forma más fácil y rápida de tener esa sensación de maravilla, emoción y conexión con alguien más.

Entonces, a fin de cuentas ¿qué eres? ¿Actor? ¿Director? ¿Escritor?

Viajar, escribir, actuar, dirigir... todos son lo mismo. Simplemente siento que soy yo cuando las hago.

Tim Appelo cubre temas de entretenimiento y es crítico de cine y televisión para AARP. Anteriormente, fue editor de entretenimiento en Amazon, crítico de video en Entertainment Weekly y crítico y escritor de The Hollywood Reporter, People, MTV, The Village Voice y LA Weekly.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.