Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Cómo sobrellevan la cuarentena las celebridades

6 estrellas comparten sus altibajos y reflexiones durante la permanencia en casa.

In English | En momentos en que la población de Estados Unidos (y del mundo) continúa quedándose en casa para evitar la propagación de la COVID-19, estamos descubriendo que las redes sociales nos permiten espiar más que nunca las vidas (y las salas) de actores, músicos y periodistas. Aquí encontrarás más sobre cómo algunas personalidades famosas están sobrellevando la pandemia y qué es lo que están aprendiendo sobre sí mismas y sobre el mundo en el proceso.

Beau Bridges, 78 años, actor

Lugar de cuarentena: en casa, con su esposa Wendy y su hijo Zeke, de 26 años

 

Beau Bridges cocinando con su esposa Wendy

Cortesía de BEAU BRIDGES

"Hay tantas cosas de la vieja vida normal que extraño. Wendy y yo tenemos cinco hijos juntos y extraño muchísimo a nuestros dos nietos. Nos comunicamos por FaceTime todos los días. El de un año y medio no entiende por qué no puede abrazar a su Packa y su Mimi, ¿sabes? Pero yo hago malabarismos para ellos o toco música. Estoy tomando clases de guitarra "slack key" en línea con un amigo de Hawái. Todos los días de semana, al mediodía, leo relatos para niños en Instagram (en inglés) de un libro de cuentos que escribí y está combinado con los diarios de mi madre.

"También tratamos de salir al aire libre para recordar las maravillas que nos rodean por todos lados. Llevamos a nuestros dos pequeños bulldogs franceses y salimos a escuchar los pájaros. Parece que hubiera más pájaros que nunca. Yo junto flores para la mesa del almuerzo. Mi padre [el actor Lloyd Bridges] cultivaba orquídeas que tenemos nosotros, y están floreciendo en estos momentos".

Yo-Yo Ma, 64 años, chelista

Lugar de cuarentena: en casa con su esposa Jill Hornor

Chelista Yo-Yo Ma

AARP

"Nosotros somos socios de AARP, mi esposa y yo, y muchas personas de nuestra edad o mayores están encerradas en casa. ¿Cuál es nuestro sentido de independencia? Todavía tenemos la mente, y a través del arte la mente puede ir a toda clase de lugares. Tal vez alguien se escapa con la lectura de un libro, o quizá haya una película maravillosa que puedes ver que te recuerda una época diferente. Una pieza de música también puede hacer eso. Puede efectivamente hacerte compañía y transportarte temporalmente. La música llega a las profundidades del alma y nos eleva. Si necesitamos consuelo pero no podemos recibir un abrazo, bueno, la música nos puede abrazar.

"Estaba hablando con colegas sobre qué podíamos hacer para ayudar y pensamos que debíamos hacer música en vivo en línea. Queríamos llamarlas "canciones de consuelo y esperanza", pero le acortamos el nombre a una etiqueta de redes sociales: #SongsOfComfort. Al día siguiente volví con mi chelo, uno de mis colegas sacó un iPhone y toqué varias canciones y comencé a publicarlas en Instagram y en Facebook (enlaces en inglés). Invité a todos a que se sumaran y me encantó ver que la idea tuvo éxito. Miles de personas publicaron videos de ellos tocando o cantando una canción de consuelo, desde estudiantes hasta trabajadores del área de la salud y artistas como las Indigo Girls (en inglés). Eso demuestra cuánto quiere ayudar la gente".


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Rubén Blades, 71 años, músico

Lugar de cuarentena: en casa con su esposa Luba

Ruben Blades

GETTY IMAGES

Desde que empezó la pandemia me di cuenta que he estado en cuarentena durante casi toda mi vida. Y es que cuando estoy de gira, solo salgo del hotel para hacer pruebas de sonido y presentar los conciertos. Me acuerdo que una vez estábamos en Londres con Celia Cruz y la invité a visitar Tate Gallery. “Ay no, mijito, gracias”, me contestó. “Nunca salgo del hotel. ¿Tú sabes la cantidad de gente que está esperando para ver mi show? Yo estoy aquí para trabajar. Imagínate si salgo y me pasa algo; la gente se quedaría sin verme”. Es cierto lo que decía Celia. Uno no puede enviar un substituto de uno mismo.

Cuando no estoy de gira también paso todo el día en casa. Si salgo a la plaza que está delante de mi vivienda en Panamá, no paro de atender a la gente y tomarme fotos con ellos. Por eso me quedo en casa, y en Nueva York es lo mismo. Igual estoy tranquilo. No me gustaría el anonimato. Todo el mundo desea que su contribución y su existencia sean tomadas en cuenta. Aunque la fama es un mejor lugar para visitar que para vivir en ella.

La idea de estar solo en una habitación nunca me molestó. Nunca tuve la ansiedad de que tengo que ver a gente, o me tienen que ver a mí. En este momento estoy descansando, leyendo, pensando. Escribiendo un libro con anécdotas y experiencias de mi vida, y también las letras y soneos para mi próximo disco. Vivo en Nueva York con Luba, mi esposa, pero tenemos un lugar amplio y ella también está haciendo sus cosas. Tenemos una rutina: al final del día cocinamos juntos, nos sentamos a comer, vemos una película o hacemos un crucigrama y nos vamos a dormir.

Valerie Bertinelli, 60 años, estrella de One Day at a Time y el programa Valerie's Home Cooking del Food Network.

Lugar de cuarentena: en casa con su esposo Tom Vitale, seis gatos y un perro

Valerie Bertinelli

Cortesía de DE VALERIE BERTINELLI

"Espero que la gente esté cuidando su salud mental tanto como su salud física. Realmente, hacer frente a esto pone a prueba la fe de una persona. Cómo nos mantiene a todos alejados. Cómo perjudica a la gente que realmente quiere trabajar pero no puede. Usar mascarilla y guantes todo el tiempo, nada más que para buscar el correo o hablar con un vecino a la distancia. ¿Cómo nos está afectando esto? Mi propio hijo no pudo entrar a la casa cuando vino porque somos muy estrictos en esta lucha para derrotar la COVID-19.

"Debo decir que detener los pensamientos negativos es difícil. Yo me enojo o siento tristeza. A veces lloro. A veces estoy muy atemorizada, porque hay mucho terror. Esta es la primera vez que no trabajo desde que tenía 12 años y es difícil crear una estructura para el día a día. Al principio pensé "voy a arreglar todos los cajones y los armarios" y hasta ahora no he tocado ni uno.

"Lo que mejor me hace es la actividad física. Pasear en bicicleta o dar una caminata enérgica es bueno. Hemos estado escuchando más música, también, que siempre es un alivio. ¿Cómo puedes no sentir ganas de bailar por la casa cuando escuchas a Elton John? La otra noche mi marido puso una pantalla afuera para hacer de cuenta que estábamos en un cine de verdad. Hay que tomar la diversión donde uno puede hallarla".

Savannah Guthrie, 48 años, copresentadora del programa Today en NBC.

Lugar de cuarentena: en casa con su marido Michael y sus hijos Vale, de 5 años, y Charles, de 3

Presentadora de Today Show de NBC, Savannah Guthrie con sus hijos.

Cortesía de Savannah Guthrie

"A principios de marzo, NBC me dijo: "En caso de que necesites hacer el programa desde tu casa, ¿podemos instalar una cámara en tu sótano?" "Claro", respondí. Parecía una posibilidad tan remota, pero después me resfrié y me empezó a doler la garganta, y lo hicimos por precaución. Yo tengo dos niños pequeños, así que tuve que poner cinta de ductos para mantener la puerta cerrada.

"A principios de la pandemia perdimos un miembro muy querido del equipo a causa del virus, el técnico de audio Larry Edgeworth. Eso nos golpeó fuerte a todos. Cuando él murió, yo vi todo de modo diferente. Mi mamá tiene 78 años y vive sola en Arizona. Es asmática, exactamente el tipo de persona que no debe contagiarse el coronavirus. Ella es sumamente activa, con su club de lectura y mahjong, amigos que vienen a visitarla, y el distanciamiento social se le ha hecho difícil. Le rogué que se quedara en casa. Ahora, ella y yo participamos de los servicios religiosos todos los domingos por Zoom. Aceptó mi desafío de probar hacer yoga en casa con Yoga With Adriene en YouTube (en inglés). En ciertas formas, estamos más cerca una de otra a raíz de esta situación terrible. Ahora solo necesito que ella sea paciente y se cuide hasta volver a la vida normal. Le recuerdo: ‘No vayas a casa de Sally a sentarte en el porche. La farmacia puede entregar lo que necesites. Mamá, no te arriesgues. Te necesitamos’". 

Aaron Neville, 79 años, músico y cantante de soul y R&B

Lugar de cuarentena: en casa con su esposa Sarah Ann Friedman

Aaron Neville colocando agua a unas plantas en un invernadero.

Cortesía de SARAH A FRIEDMAN

Aaron Neville riega plantas en el invernadero de su granja en Nueva York.

"Dijeron que con casi 80 años yo sería un candidato principal para contagiarme el virus. Además, tengo asma. No me quiero enfermar. Así que cancelé mis giras y he estado aislado en nuestra granja de Nueva York. La granja la dirige Sarah. Yo riego las plantas en el invernadero y hago cualquier otra cosa que puedo. Tenemos alrededor de 100 gallinas, además de fresas, tomates y abejas. Gracias a dos vacas que tuvimos, ahora hay suficiente comida en el congelador. Se llamaban T-Bone y Ribeye. Como soy de Nueva Orleans, hago frijoles rojos con frecuencia.

"Nuestra sala ahora es un estudio de grabación. Tengo el piano conectado a la computadora y toco conciertos gratuitos los domingos en Facebook (en inglés). Como en imágenes de ensueño del pasado, vuelvo a tocar cosas que escuchaba cuando era niño. Toco música espiritual. Toco doo-wop. Es con lo que me estoy conectando la mayor parte del tiempo, y me está trayendo mucho consuelo en estos momentos.

"El resto del tiempo hago lo que está haciendo todo el mundo. Me quedo en casa. A veces juego al solitario. Otras veces juego al dominó. Camino por el jardín con mi perro, Apache. Es un shih tzu pomeriano. Pesa alrededor de 15 libras, pero él cree que pesa 100. A la tarde, miro mis novelas, The Young and the Restless y The Bold and the Beautiful.

"Tenemos muchísimos árboles aquí. Yo los llamo mi catedral. Me siento allí y rezo. Últimamente, rezo todo el tiempo. Rezo por mi familia. Rezo por Nueva Orleans. Es triste lo que está pasando en mi ciudad. Tantas personas enfermas. Siento mucho lo que les pasa. Siento lo que pasa en todo el mundo, donde sea que haya gente sufriendo. Rezo y canto. Eso es lo que me está ayudando a sobrellevar esto. Dicen que quien canta ora dos veces. ¿Qué otra cosa puede hacer uno realmente?


dynamic a logo mark for a a r p

Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Suzanne Somers, 73 años, actriz, escritora, defensora de la salud, empresaria

Lugar de cuarentena: en casa con su marido Alan Hamel y su gata Gloria

Suzanne Somers con su esposo Alan Hamel.

Cortesía de SUZANNE SOMERS

"Me fracturé la cadera hace varios meses, así que yo ya estaba presa en casa cuando todos tuvieron que iniciar la cuarentena. Estoy casada con un hombre fantástico. Alan y yo hemos estado juntos 50 años. Él está lleno de energía y le pone la mejor cara a esta situación. No podemos ver a nuestra familia, pero igual es un acontecimiento cuando nos reunimos por Skype. Nos vestimos elegantes. Yo me siento mejor cuando lo hago. Me pongo una chaqueta de plumas y pendientes de diamante. Él se pone una chaqueta de esmoquin y una camisa de Roger Moore 007 con la corbata colgando, y lo pasamos realmente bien.

"Nunca había bebido una bebida alcohólica fuerte hasta hace alrededor de cinco años, pero en lo que esta situación se va prolongando, hemos comenzado a hacer reuniones virtuales con aperitivos en Facebook Live (en inglés) con invitación abierta para todos. Nos sentamos en el bar de casa, al que llamamos Big Al's Bar, y bebemos tequila y comemos caviar que compramos en Costco. La semana pasada hubo gente de Nueva Zelanda, Australia, Medio Oriente, de todas partes de Europa y también de Estados Unidos. Parece que a todos les gusta terminar el día con un cóctel".

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO