Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Skip to content
Content starts here
CLOSE ×

Buscar

Leaving AARP.org Website

You are now leaving AARP.org and going to a website that is not operated by AARP. A different privacy policy and terms of service will apply.

Hace 50 años, 'Ain't No Mountain High Enough' fue el primer éxito de Diana Ross como solista

El sencillo de 1970 cambió radicalmente la versión producida tres años antes.


A partir de mediados de septiembre de 1970, la canción número uno en la lista de los Billboard Hot 100 durante tres semanas seguidas fue "Ain't No Mountain High Enough", el primer sencillo de Diana Ross después de su partida de The Supremes.

"Pensamos que Diana tenía una voz tan interesante", dijo Simpson en el tomo de Bronson de 1988, The Billboard Book of Number One Hits. "Pensamos que era muy sexy y queríamos incorporar eso en la producción".

— Compositora Valerie Simpson

Aunque se convirtió en un éxito icónico, por poco y no sucedió, según el historiador de la música Fred Bronson. El magnate de Motown Berry Gordy contrató originalmente al productor externo Bones Howe para hacer el disco de Ross como solista. Howe imaginó reinventar a la diva como una cantante pop al estilo de Barbra Streisand quien hizo versiones de Laura Nyro como “Stoney End”.

spinner image Image Alt Attribute

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso inmediato a productos exclusivos para socios y cientos de descuentos, una segunda membresía gratis y una suscripción a AARP The Magazine.
Únete a AARP

Gordy finalmente reemplazó a Howe con el equipo de composición y producción de Motown de Nick Ashford y Valerie Simpson.

Ashford y Simpson querían que Ross, ahora de 76 años, hiciera una nueva versión de "Ain't No Mountain High Enough", que habían escrito unos años antes. Una versión a dúo con Marvin Gaye y Tammi Terrell había alcanzado el número 19 en la lista de éxitos de Billboard en 1967, y The Supremes y The Temptations habían hecho un arreglo similar.

"Pensamos que Diana tenía una voz tan interesante", dijo Simpson en el tomo de Bronson de 1988, The Billboard Book of Number One Hits. "Pensamos que era muy sexy y queríamos incorporar eso en la producción".

Esta vez, Ashford y Simpson rehicieron radicalmente la canción, transformándola en un himno dramático para un cantante solista. Les gustó escuchar a Ross hablar, y Ashford tuvo la idea de que ella recitara los versos.

Ashford reescribió la letra mientras Simpson reelaboró ​​la melodía, creando una parte instrumental y agregando un coro que conducía a su sección hablada, según una retrospectiva del compositor Marc Myersen en el 2018 del Wall Street Journal.

La versión del álbum registró un poco más de seis minutos, que puede ser el motivo por el que Motown lanzó "Reach Out and Touch (Somebody's Hand)" como el primer sencillo del álbum. Pero "Ain't No Mountain High Enough" recibió tanta difusión por parte de los disc jockeys de radio que finalmente se redujo a tres minutos y 22 segundos y se lanzó como un sencillo de 45 RPM.

La canción también resultó en la primera nominación de Ross al premio Grammy en su carrera como solista. En total, fue nominada una docena de veces, incluidas dos con The Supremes, pero nunca ganó. Ross fue honrada por su trayectoria artística con el premio Lifetime Achievement Award por la Recording Academy en el 2012.

Aunque el éxito de 50 años de Ross todavía lidera las listas en difusión radial y transmisión en línea, la versión de Gaye-Terrell se volvió a popularizar cuando apareció en el éxito de taquilla del 2014 Guardians of the Galaxy.

Más recuerdos de Motown

Discover AARP Members Only Access

Join AARP to Continue

Already a Member?

spinner image membership-card-w-shadow-192x134

Oferta de Membresía por tiempo limitado - Únete a AARP por solo $9 al año por 5 años. Además, recibe un REGALO.

Obtén acceso instantáneo a productos y a cientos de descuentos exclusivos para socios, una segunda membresía gratis y una suscripción a la revista AARP The Magazine.