Javascript is not enabled.

Javascript must be enabled to use this site. Please enable Javascript in your browser and try again.

Adiós a Héctor Macho Camacho - AARP Everywhere Everywhere Everywhere en español Skip to content

Basta ya de medicamentos costosos. ¡Únete a la campaña de AARP!

 

Adiós a Macho Camacho

Grandes del boxeo recuerdan al púgil boricua.

Héctor Camacho en 1990, Recordando a Héctor Camacho

Foto: GFR Media/ /Splash News/Corbis

Héctor ” Macho” Camacho siempre se caracterizó por su extravagante personalidad y llamativos atuendos.

La noticia que el ex boxeador y tres veces campeón mundial Héctor  "Macho” Camacho, había sido baleado y se batía entre la vida y la muerte corrió como pólvora, pero tomó por sorpresa a pocos de sus seguidores y a quienes conocen la trayectoria del excéntrico ex pugilista.

Vea también: Fotos del Macho Camacho en acción.

El Macho, tuvo sus inicios en la ciudad de Nueva York, donde llegó de niño con su familia desde su natal Bayamón, Puerto Rico. Su figura, legado y extravagante personalidad, forman parte de la historia del boxeo profesional, donde se alza entre los mejores de su generación.

"Revolucionó el boxeo. Era muy rápido y uno de los mejores", comentó a raíz de la muerte de Camacho la leyenda del pugilismo de México, Julio César Chávez.

La rivalidad entre Chávez y Camacho fue uno de los grandes capítulos del boxeo. En 1992 se dio el muy anticipado combate entre ambos y rompió todo récord de audiencia para la época. 

"En México se paralizó todo. Fue algo bastante grande”, recordó Chávez a través de Twitter. “A pesar de que la gente diga que le gané fácil, no fue así. Era un peleador muy rápido, enfrentaba todo y fue muy difícil para mí”, aseguró Chávez, quien expresó mucha tristeza por el incidente que cobró la vida de Camacho.

Un personaje dentro y fuera del ring

Héctor “Macho” Camacho, siempre se caracterizó por su extravagante personalidad y llamativos atuendos. Su popular frase “¡Macho Time!” se convirtió en el sello de este verdadero showman, que según el presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), José Sulaimán, fue el boxeador más carismático, llamativo y mediático, desde Muhammad Alí.

Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo desde 1975, recordó al Macho como uno de los máximos exponentes del deporte de los guantes y “uno de los mejores de los últimos 25 años”.

"Revolucionó el boxeo en su tiempo", dijo Sulaimán a AARP en Español desde la Ciudad de México.

“Siempre fue en el cuadrilátero un peleador inteligente, estrafalario. Anunciarlo era anunciar controversia, golpes de aquí para allá y llenar las arenas", agregó.

Camacho siempre fue una figura controversial, pero también una de las más taquilleras del boxeo. "Era el sueño de un promotor", dijo el empresario Don King en entrevista con Associated Press, quien organizó muchas de las peleas de Camacho.

"Emocionaba a los aficionados de todo el mundo con su estilo inigualable. Era un tipo amable y amigable fuera de los cuadriláteros", añadió King.

Auge y caída 

Campeón mundial en tres divisiones —superpluma, ligero y júnior welter— Macho instaló su nombre entre los mejores de su época como Julio César Chávez, “Sugar Ray”Leonard, Roberto “Mano de Piedra” Durán, Edwin “El Chapo” Rosario, Félix “Tito” Trinidad y Óscar De La Hoya. El Macho se impuso a Leonard, Durán y Rosario, pero las tres derrotas ante Chávez, Trinidad y De La Hoya le fueron desplazando de la élite. El comienzo de su declive boxístico se dio luego de su último choque por un título mundial en 1997, precisamente ante el “Golden Boy” De La Hoya.

Héctor “Macho” Camacho finalmente colgó los guantes el 14 de mayo de 2010 tras una definitiva y deslucida derrota por decisión unánime ante Saúl Durán. Su marca como profesional en 88 peleas, fue de 79 triunfos, 6 derrotas y 3 empates.

Sin embargo, fue fuera del cuadrilátero donde Camacho vivió sus peores combates.

La vida personal del Macho, se vio marcada por el abuso de alcohol, drogas y por problemas legales. Irónicamente, fue a raíz de su primer roce con la ley, mientras cumplía sentencia en la cárcel en Nueva York, que decidió, con 15 años de edad, dedicarse al boxeo.

El telón, cayó dolorosamente para Camacho a sus 50 años, tras ser baleado en la cara en su natal Bayamón mientras se encontraba estacionado fuera de un club nocturno. No obstante, el mundo y los seguidores del boxeo siempre le recordarán como una de las más llamativas y deslumbrantes estrellas de este deporte.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO