Skip to content
 

Carlos 'El Pibe' Valderrama: 'La gente no me ha olvidado'

La estrella del fútbol colombiano habla de su carrera y sus proyectos de ayuda comunitaria.

más videos »

En la cancha, Carlos “El Pibe” Valderrama, uno de los más grandes futbolistas colombianos de la historia, fue sinónimo de arte, genialidad, diversión y un control maestro del balón. Sin embargo, muchos de los seguidores del fútbol seguramente recuerdan al número 10 de la selección de Colombia por su inconfundible cabellera dorada que por más de dos décadas llamó la atención en los estadios del mundo.

Vea también: 15 leyendas del boxeo latinoamericano.

Carlos - El Pibe - Valderrama, jugador de fútbol colombiano

Foto: Chris O'Meara/AP Images

En 1999, Carlos el "Pibe" Valderrama era parte del equipo Tampa Bay, donde terminó su etapa como jugador profesional.

Aunque el fútbol sigue presente en su vida, a sus 51 años Valderrama ya no lo vive desde la cancha, sino inculcando su pasión a las nuevas generaciones.

“Veo a jugadores de categorías de 15 a 18 años para sacar talentos para el fútbol profesional y darle oportunidad a estos muchachos que cumplan su sueño de ser jugadores profesionales”, contó Valderrama a AARP En Español.

Ligado a academias tanto en Colombia como en Estados Unidos, su deseo, aseguró, es ayudar a que otros tengan las oportunidades que él gozó. La primera incursión de Valderrama en la formación de jugadores fue en el área de Tampa, Florida, en 2006, donde ayudó a fundar la academia Galactics Clearwater International F.C. y en la que fungió como director técnico.

“Algunos han crecido y se han ido porque es la norma de la academia, de 7 a 15 años, pero estamos muy contentos con la labor que estamos haciendo”, dijo el ahora promotor de talentos jóvenes. Valderrama también sirve de imagen e inspiración para una campaña municipal en Barranquilla con el mismo objetivo de descubrir promesas y jóvenes talentos.

El ex capitán del seleccionado colombiano cumplió 10 años de haberse retirado de las canchas donde brilló en lo más alto desde su natal Colombia, hasta Francia, España y Estados Unidos. Su exquisita manera de jugar al fútbol lo colocó en el olimpo de ese deporte, siendo destacado por la FIFA y por el mismo Pelé, como uno de los 100 mejores jugadores de todos los tiempos.

“Para mí es un gran honor y también para el país”, comentó Valderrama en alusión al reconocimiento. “De esa manera se demuestra que hemos representado bien algo que uno quería, que es a nuestro país, que es un sueño que yo tenía desde niño y que lo hice realidad”.  

Nombrado dos veces mejor jugador latinoamericano, por encima de Diego Armando Maradona y otras luminarias del continente, Valderrama es el jugador más condecorado en la historia de la selección cafetera, vistiendo la camiseta 111 veces en partidos oficiales. Líder de la que se considera la generación dorada del fútbol colombiano, guió a su país a tres mundiales consecutivos: Italia (1990), Estados Unidos (1994) y Francia (1998).

Antes de él, la selección cafetera sólo había clasificado al torneo una vez, en 1962, y desde su retiro del seleccionado nacional en 1998, Colombia no ha vuelto a clasificar para la cita mundialista.  

Fue precisamente en su último Mundial donde El Pibe colgó los botines con la selección de su país. Colombia cayó ante Inglaterra y al finalizar el partido, un joven David Beckham, quien entonces con 20 años debutaba en estos torneos, intercambió camisetas con el capitán del combinado colombiano.

El jugador inglés comentó que aún recuerda cómo obtuvo esa camiseta y qué significó compartir con El Pibe.

”Está en mi casa y es una de las que realmente aprecio. Cuando juegas contra grandes jugadores que tienen gran historia, quieres un recuerdo de ese partido”, recordó Beckham al hablar del choque en la ronda eliminatoria del Mundial de Francia 98. “Para mí siempre fue un placer enfrentarlo ya que jugamos en varias ocasiones. Mi primer gol con la selección fue contra Colombia en ese partido y lo recuerdo con mucho cariño porque fue un personaje, un gran jugador y buen hombre”.

La carrera profesional de Valderrama terminó en la Major League Soccer (MLS) de Estados Unidos, donde llegó en 1996 para dar prestigio y validez a la liga creada solo tres años antes.

“Puse mi granito de arena para que esa liga creciera”, dijo Valderrama. “Cuando yo fui, habíamos ocho equipos y me da la satisfacción de que esta liga está creciendo”.

Para Landon Donovan, cinco veces campeón de la MLS y capitán de la selección estadounidense, El Pibe es uno de los mejores jugadores extranjeros que ha pasado por EE.UU.

“El mejor en la historia de nuestra liga con el balón. Veía todo y podía hacer los pases también. Yo tuve la oportunidad de jugar con él en un juego de las estrellas y fue como un sueño”, dijo Donovan.

La vida fuera de la cancha

La popularidad y el respeto que cosechó en las canchas de fútbol también han convertido a “El Pibe” en figura de innumerables campañas comerciales, pero ello no obsta a que use ese capital para apoyar causas sociales. Una de las principales es “Remángate”, iniciativa auspiciada por las Naciones Unidas que pretende poner fin a las minas antipersonales.

“Gracias a Dios tengo la oportunidad de estar casi todos los años vinculado a campañas sociales que a mí me encantan y trato de ayudar al máximo de esa manera”, afirmó el ex capitán colombiano.

Y ese mismo carisma que exhibió en la cancha y en campañas publicitarias también lo ha llevado a incursionar en algo que dice disfrutar tanto como el fútbol, la actuación.  

“Para mí es agradable, una nueva experiencia, una nueva oportunidad y ahora a mitad del año los invito para que vean Agüita Milagrosa (2013), que es una película argentina donde hago el papel de un alcalde”, comentó El Pibe. “Me gustaría que me acompañaran porque ya tengo más experiencia y esperemos que sigamos y que vengan muchas más”.

Sea por la actuación, sus obras benéficas o por la pasión de toda su vida, el fútbol, Valderrama quiere ser recordado como alguien que dio diversión y talento a su país y al mundo.

“Que recordaran que Colombia tenía un jugador de calidad, que tenía una persona de calidad que representó bien a su país; que está haciendo obras sociales, que está vinculado con los niños”, dijo al referirse a su legado. “Yo estoy muy contento porque la gente todavía no se ha olvidado de El Pibe Valderrama”.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO