Skip to content
 

Las mejores películas del 2012

Largometrajes que no gozaron de tanta atención, pero que vale la pena ver.

Se acerca el fin de año y con él llega el momento de hacer un ritual casi obligado para los que criticamos cine: la lista de las mejores y peores películas. En la segunda categoría siempre sobran, pero en la primera, depende del año. Las grandes superproducciones ya pueblan la lista de la mayoría de los críticos, pero no queda nada por decir de Lincoln, Life of Pi, o The Master, por ejemplo.  Es por eso que  a continuación hablaremos  de cintas que no tuvieron la difusión que merecían y que sin embargo muestran algo original (incluso en mayor medida que las que realizaron los “sospechosos de siempre”).

Vea también: 21 películas clásicas para ver.

Beasts of the Southern Wild - Una obra maestra. Co-escrita y  dirigida por Benh Zeitlin, un joven cineasta neoyorkino,  Beasts of the Southern Wild transcurre en Bathtub, una pequeña isla en la costa de Luisiana horas antes de que la azote una gran tormenta.  Bathtub podría ser el límite de la Tierra en el inicio de los tiempos, por lo menos desde la perspectiva de su pequeña e imaginativa protagonista. Hushpuppy (Quvenzhané Wallis), es una niña afroamericana de seis años que vive en Bathtub con su padre alcohólico (Dwight Henry) en un tráiler en una comunidad de gente marginada.  La cinta cumple el doble propósito de un documental y un filme de ficción. Documenta con luz implacable la brutalidad en las condiciones de vida de estas personas, que además de carecer de las comodidades más básicas, viven alcoholizadas y en circunstancias casi animales. Por otro lado, retrata y acentúa la belleza del paisaje dándole ese toque de  poesía, magia y fantasía que sólo el arte le puede dar a la realidad para hacerla más tolerable.

Dirección: Benh Zeitlin

Guión: Lucy Alibar y Benh Zeitlin (basado en la obra de teatro Juicy and Delicious de Lucy Alibar)

Reparto: Quvenzhané Wallis, Dwight Henry y Levy Easterly

Regan Rodriguez en la película Searching for Sugar Man

Foto: Hal Wilson, Cortesía Sony Pictures Classics

Escena del documental 'Searching for Sugar Man'.

Searching for Sugar Man - Documental que prueba que la realidad puede ser más increíble que la fantasía. En los años 60 en Detroit, Sixto Rodríguez, un humilde trabajador de la construcción de origen mexicano cantaba canciones en bares de mala muerte. Un productor musical lo escuchó de casualidad y le ofreció un contrato. Rodríguez grabó dos albúmenes, Cold Fact y Coming from Reality,  que a pesar de ser bien recibidos por la crítica, no se vendieron. Pronto, Rodriguez  “desapareció del mapa”.  Fortuitamente, una muchacha estadounidense compartió los discos de Rodríguez con unos amigos en Sudáfrica. La rebelión de las canciones apelaba al sentimiento de indignación que crecía entre la juventud Afrikaans contra el  Apartheid. Searching for Sugar Man documenta la búsqueda que dos sudafricanos fanáticos de su música emprendieron para encontrar a Rodríguez, cuyos discos no han dejado de venderse por los cientos de miles desde los años 70. Finalmente dan con él, quien sigue siendo una leyenda urbana en Detroit, pero no por su música —nunca volvió a componer— sino por su sabiduría. El cantautor, ahora de 70 años, seguía viviendo en un humilde barrio sin tener la menor idea de su fenomenal éxito en Sudáfrica. Lo mejor de todo es que la música de Rodríguez no sólo está a la altura de esta extraordinaria historia, sino que es un verdadero hallazgo. Los críticos musicales lo comparan a Bob Dylan, y hay algunos que incluso dicen que es superior al ícono de la música folclórica y de protesta.  

Dirección: Malik Bendjelloul
Reparto: Sixto Rodríguez, Steve Segerman y Dennis Coffey

Siguiente:  Hitchcock. »

Hitchcock - Película interesante en la medida en que se hizo a la par de otra sobre el “mago del suspenso” en un proyecto completamente diferente. El estreno de dos cintas que tienen como protagonista el director inglés coincide con que la encuesta que realiza cada diez años la revista británica Sight and Sound entre los mejores críticos del mundo. Esta arrojó que Vértigo (1958, Alfred Hitchcock)  es la mejor película de todos los tiempos (desbancando por primera vez en décadas a Citizen Kane). Anthony Hopkins interpreta al director inglés durante la filmación de Psycho (1960). El filme nos presenta a Hitchcock como un hombre de impulsos oscuros, cuya habilidad para crear heroínas en situaciones desesperadas era un reflejo de su voyerismo enfermizo, pero no exento de encanto y humor. En Hitchcock, su sufrida esposa y guionista, Alma Reville (la sensacional Helen Mirren), asegura que la película que refleja mejor la personalidad de su marido es Vértigo, cuyo protagonista está  obsesionado con que una mujer que le recuerda a su amada muerta (Kim Novak), se vista y la reproduzca hasta en el menor gesto y detalle. Sin embargo, no es en este filme donde podemos ver a Hitchcock ejerciendo plenamente este aspecto oscuro de su persona, sino en un pequeño proyecto realizado por HBO. 

Dirección: Sacha Gervasi
Guión: John J. McLaughlin (basado en el libro de Stephen Rebello, Alfred Hitchcock and the Making of Psycho)
Reparto:Anthony Hopkins, Helen Mirren y Scarlett Johansson

The Girl.- El Hitchcock interpretado por Toby Jones en este filme producido por HBO y dirigido por Julian Jarrod, es un personaje cruel y oscuro. A diferencia de Hopkins, en la cinta de Gervasi no hay nada cómico ni entrañable en este director que abusando de su poder acosa y tortura a su nueva invención, la actriz Tippi Hedren (Sienna Miller).  En The Girl, se confirma la tesis lanzada en Hitchcock de que el director sublimaba el amor no correspondido de sus actrices exponiéndolas a situaciones desagradables durante la filmación y ejerciendo un obsesivo control para que — por lo menos en pantalla — encarnaran a la perfección sus fantasías sexuales. Es en esta cinta de disparejo mérito que podemos ver en toda su plenitud ese aspecto del “mago del suspenso” que efectivamente se parece demasiado al personaje de Jimmy Stewart en Vertigo. Tratando de recuperar a quien fuera su musa (Grace Kelly, quien renunció a Hollywood por Mónaco), Hitchcock manipula y empuja a la insegura Hedren a que se vista y actúe exactamente como él exige. Como no la puede poseer en la vida real, Hitchcock “posee” a Hedren con su cámara y la humilla y tortura durante la filmación de Los Pájaros (1963).

Dirección: Julian Jarrold
Guión: Gwyneth Hughes (basado en el libro de Donald Spoto, The Dark Side Of Genius: The Life Of Alfred Hitchcock)
Reparto: Sienna Miller, Toby Jones y Penelope Wilton

Amour - Ganadora de la Palma de Oro en el pasado festival de Cannes, Amour, como su nombre lo indica, es una mirada al amor, pero no el romántico, sino el que se tiene que confrontar con la brutalidad del paso de los años, la enfermedad y la muerte. Escrita y dirigida por Michael Haneke, un austriaco más conocido por cintas de una crueldad sin concesiones como Funny Games y The White Ribbon, Amour retrata la impotencia ante el deterioro del ser amado. Una pareja de músicos octogenarios se viene abajo cuando ella cae enferma. El hecho de que Georges y Anne estén interpretados por dos monstruos del cine francés, a quien el público ha visto envejecer en la pantalla, le da una resonancia especial a la historia. Viéndola tan frágil y tan anciana, es inevitable recordar con tristeza que se trata de la misma Emmanuelle Riva de Hiroshima, Mon Amour. Tal vez incluso el titulo de esta cinta de Haneke sea un juego de palabras que revela el final del magistral  filme de Alain Resnais que en 1959 mostraba a Riva en el esplendor de su belleza. Lo mismo sucede con Jean-Louis Trintignant, el inolvidable y apuesto protagonista de la gran historia de amor de Calude Lelouch, Un Hombre y una Mujer (1966).

Dirección: Michael Haneke
Guión: Michael Haneke
Reparto: Jean-Louis Trintignant, Emmanuelle Riva e Isabelle Huppert

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO