Kirk Douglas a los 100 años

Una mirada a su extraordinaria y larga vida.

Un hombre renacentista

El 9 de diciembre del 2016, el señor Issur Danielovitch Demsky —mejor conocido como Kirk Douglas— cumple 100 años. Es la representación viviente del Hollywood dorado; un hombre renacentista que, más allá de ser uno de los galanes indispensables del cine americano de los años 50 y 60, es padre de cuatro hijos y un activista político que luchó contra la lista negra del Hollywood anticomunista. Ha escrito varios libros, además de producir películas y encontrar refugio en la espiritualidad tarde en la vida.

Silver Screen Collection/Hulton Archive/Getty Images

De soldado a actor

Creció con sus seis hermanas, sumergido en la pobreza. Desde pequeño ganaba dinero vendiendo comida, repartiendo periódicos y hasta trabajando de luchador en un carnaval. Al terminar la Segunda Guerra Mundial, consiguió trabajo como actor en el teatro y la radio. Su amiga Lauren Bacall lo recomendó para su primera película, The Strange Love of Martha Ivers de 1946, con Barbara Stanwyck. Para ganar ese papel, compitió directamente con otro joven actor: un tal Montgomery Clift.

Cortesía Everett Collection

Un ‘pasado’ afortunado

Era un buen momento para ser actor de Hollywood. En 1947, Douglas tiene la fortuna de que su segunda película sea una de las obras maestras del cine negro: Out of the Past, dirigida por Jacques Tourneur, protagonizada por Robert Mitchum y la despampanante Jane Greer, que hipnotizó a Douglas con su belleza, además de divertirlo durante la filmación con anécdotas de su vida. El actor interpreta a Whit, un peligroso hombre de negocios que contrata a Jeff (Mitchum) para localizar a su novia. 

Cortesía Everett Collection

En el cuadrilátero

La primera nominación al Óscar como mejor actor llega en 1949 por Champion, un drama con tintes de cine negro sobre las tribulaciones de un boxeador. Inicialmente, los productores tenían dudas sobre la capacidad de Kirk para interpretar a un profesional de la lucha. El actor decidió prescindir de un doble y entrenó con el excampeón Mushy Callahan para darle credibilidad a su actuación. En una escena de la película, Douglas fue noqueado de verdad por uno de los boxeadores.

Cortesía Everett Collection

Segunda nominación al Óscar

Durante la filmación del wéstern The Big Sky (1952) con el director Howard Hawks, Douglas pasó un día filmando una escena nadando en un río congelado, pese a estar engripado. Cuando terminó la filmación, le dio una neumonía que lo debilitó por varios meses. Una vez recuperado, interpretó a un despótico productor de cine en The Bad and the Beautiful (1952) del director Vincente Minnelli, un papel que había rechazado Clark Gable. Acompañado por Lana Turner, Douglas cosecha su segunda nominación al Óscar.

Cortesía Everett Collection

Idilio profesional y personal

Douglas viaja a Italia para filmar una producción europea que sería un inmenso éxito de taquilla: Ulisse, extravagante adaptación de La odisea de Homero, en el rol protagónico de Ulises, desesperado por volver a Ítaca. La filmación comienza en 1953 en el pueblito pesquero de Porto Ercole. El actor aprovechó estos meses en Europa para pasar algunos momentos idílicos junto a su novia, Anne Buydens, que en 1954 se convertiría en su segunda esposa y compañera por más de seis décadas, hasta el presente.

Hulton Archive/Getty Images

‘20,000 leguas’ inolvidables

En 1954, Douglas filma uno de los papeles más memorables de su carrera: el arponero Ned Land en una adaptación de la novela de Jules Verne 20,000 Leagues Under the Sea, producida por los estudios Disney. Dirigida por Richard Fleischer, la película es un éxito artístico y comercial, con maravillosos efectos especiales, colores intensos y una sensibilidad particular para transmitir el encanto de las viejas historias de aventuras. Douglas quedó encantado con Walt Disney, que incorporó varias de sus sugerencias a la película.

Cortesía Everett Collection

Oferta de AARP

Diviértete cada día con reseñas de cine, música y libros, horóscopos y juegos

Únete a AARP hoy mismo y disfruta la vida un poco más

Getty Image

Dos Vicentes

Impresionado por su parecido físico con el pintor holandés Vincent van Gogh, Douglas decide interpretarlo en la película Lust for Life (1956), con uno de sus directores favoritos, Vincente Minnelli. Pero la experiencia fue desgarradora para el actor, que se vio afectado al filmar en los lugares donde el pintor había vivido una existencia marcada por la tragedia y la enfermedad mental. Cambiando su técnica actoral, Douglas se compenetró peligrosamente con su papel. Sus esfuerzos le valieron una tercera y última nominación al Óscar.

Mary Evans/MGM/Ronald Grant/Everett Collection

Faceta de productor

Durante la década del 50, Douglas empieza a interesarse en generar sus propias películas. Se contacta con el joven director Stanley Kubrick y decide ayudarlo a producir Paths of Glory (1957), quizás la mejor película bélica en la historia del cine. Douglas supervisa el guion y las locaciones, y se luce interpretando un coronel francés acusado de traición durante el infierno que fue la Primera Guerra Mundial. Exasperado por el ego de Kubrick, Douglas fue, sin embargo, un gran admirador de su talento.

Cortesía Everett Collection

Vaqueros vikingos

En 1958, Douglas decide producir The Vikings, que considera “un wéstern que transcurre en la época de los vikingos”. Apasionado por los detalles minuciosos de una producción cinematográfica, organiza una gira con los actores y equipo técnico por los países escandinavos. Los exteriores se filman en Noruega y los interiores en Alemania. Es un triunfo artístico, principalmente por el rigor que Douglas invierte en la autenticidad de todos los detalles históricos. En Inglaterra, fue la tercera película más taquillera del año.

Cortesía Everett Collection

Exitazo

Después de The Vikings, Douglas se prometió que no haría otra película de época. Pero cuando le trajeron un libro basado en la vida de Espartaco —el esclavo que se rebeló contra el imperio romano— compró los derechos de su bolsillo, además de contratar al guionista Dalton Trumbo, pese a que estaba en la lista negra de Hollywood. El actor despide al director Anthony Mann y lo reemplaza con su amigo Kubrick. Spartacus (1960) ganó cuatro premios Óscar y fue un tremendo éxito de taquilla.

Bettmann Archive/Getty Images

La favorita

En 1962, Douglas filma su película favorita: el wéstern Lonely Are the Brave. Los estudios Universal no estaban contentos con este proyecto, pero el actor se encargó de mantener el presupuesto bajo y filmar escenas de gran destreza física en los paisajes de Nuevo México. También contrató a su viejo amigo Trumbo para que escribiera un guion que hasta el día de hoy considera perfecto. La película ganó varios premios por la edición del sonido y el trabajo actoral de Douglas.

Keystone-France/Gamma-Keystone/Getty Images

Gran decepción

A través de los años, Douglas rechazó varios papeles, incluyendo los $1.5 millones que le ofrecieron por The Fall of the Roman Empire (1964). En los años 60, compró los derechos de la novela One Flew Over The Cuckoo’s Nest, sobre los hospitales para enfermos mentales. Douglas interpretó a McMurphy en el teatro, pero cuando su hijo Michael logró conseguir la financiación para una película, ya tenía 60 años y el famoso papel se lo llevó un joven Jack Nicholson. La mayor desilusión de su carrera.

John Springer Collection/Corbis/Getty Images

Por fin, un Óscar

Ya en la tercera edad, Douglas continuó actuando en una amplia gama de proyectos. No pudo evitar algunos fracasos, como el desastre de ciencia ficción que fue Saturn 3, que en 1981 le generó una nominación al premio Golden Raspberry como peor actor. En 1986, se reencontró con el actor Burt Lancaster —compañero de películas a través de las décadas— para una última colaboración, la comedia Tough Guys. En 1996, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas le presentó un Óscar honorario por su trayectoria.

TIM CLARY/AFP/Getty Images

¡Adelante!

En la década del 90, Douglas sufrió un derrame cerebral que le afectó el habla, pero se sobrepuso tras años de terapia. En 1999, filmó Diamonds, interpretando a un boxeador que, como el propio Douglas, se recupera de un ataque isquémico. En el 2009 presentó un espectáculo autobiográfico, Before I Forget, que fue filmado para un documental, y a los 100 años, tiene su propio blog en el portal Huffington Post. Douglas es un creador, un artista cuyo espíritu de superación es tan inmenso como su talento.

Alberto E. Rodriguez/Getty Images

  • Pinterest
  • Google+

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Alertas de tema

Usted puede recibir alertas semanales por correo electrónico sobre los siguientes temas. Solo haga clic en “Seguir”

Administrar alertas

Procesamiento

Por favor espere...

progress bar, please wait

¿Quéopina?

Deje su comentario en el campo de abajo.

Trivias

¿Qué tanto sabe? Conteste la trivia

Trivias

Pon a prueba lo que sabes y diviértete. Ir

Publicidad

ofertas y beneficios

De compañías que cumplen con los altos estándares de servicio y calidad establecidos por AARP.

Beneficios para miembros de AT&T

Los socios ahorran un 10% en la tarifa mensual de servicio de ciertos planes de wifi de AT&T

Member Benefit AARP Regal 2

Los socios pagan $9.50 por boletos ePremiere de Regal que se compren en línea.

Walgreens 1 discount membership aarp

Los socios ganan puntos en productos de salud y bienestar marca Walgreens

Member Benefits

Únete o renueva tu membresía hoy. Los socios de AARP obtienen beneficios exclusivos y ayudan a lograr un cambio social

Publicidad