Skip to content
 

'XXXX... Un tributo a José Alfredo Jiménez'

Cantantes de toda Latinoamérica se unen para rendir un homenaje rockero al rey de la ranchera.

Reinterpretar el cancionero de un ícono musical no es nada fácil. Pero la sinceridad de los 16 temas que forman parte de XXXX... Un Tributo En Rock a José Alfredo Jiménez hace que esta flamante compilación sea muy recomendable, especialmente si nos enfocamos en sus momentos más logrados (más abajo usted podrá escuchar las versiones de los clásicos de José Alfredo Jiménez así como las reinterpretaciones en clave rock).

Vea también: Diez boleros de todos los tiempos.

Cantante y compositor mexicano José Alfredo Jímenez

Foto: Sony Music Entertainment Mexico, S.A. De C.V.

José Alfredo Jiménez es reconocido como uno de los grandes compositores y cantantes de México y Latinoamérica.

Editado por Sony Latin para conmemorar el 40o. aniversario de la muerte del gran compositor mexicano, el disco es una ensalada de estilos y propuestas, confirmando que para el rock en español, la pluralidad es una razón de ser.

Quizás el momento menos feliz aparece —irónicamente— al principio del disco. El clásico El rey, interpretado por el grupo Moderatto al estilo de rock'n'roll, es una elección torpe que bien vale la pena olvidar.

Pero el segundo tema es una joya musical tierna e inesperada: una letra que el hijo de José Alfredo Jiménez le entregó a Saúl Hernández —talentoso cantante y guitarrista del grupo Jaguares— para resucitarla con una flamante melodía. Desde sus días con el conjunto Caifanes, Hernández ha demostrado un entendimiento profundo de la melancolía de la balada ranchera. Acompañado por el Mariachi Sol de México, su voz suena atemporal en Así es mi amor, una canción que de rock no tiene nada. Es, en realidad, un clásico moderno, creando un puente entre el pasado y el presente de la música mexicana.

Las versiones más exitosas dependen de artistas cuyo propio material tiene una cierta conexión emocional con el universo volcánico de José Alfredo Jiménez. En temas como Sería feliz y Andar conmigo, la cantautora Julieta Venegas ha destilado la esencia de la canción sentimental mexicana, evocando la magia de una Lola Beltrán o un Agustín Lara. No sorprende, entonces, que Venegas interprete Serenata sin luna con absoluta autoridad, la melodía del acordeón agregándole al tema una avalancha de nostalgia.

De la misma manera, la discografía del dúo colombiano Aterciopelados incluye más de un tórrido bolero. Con sutiles ruiditos de teclados y una interpretación lánguida de la maravillosa Andrea Echeverri, Que te vaya bonito no desentona. Y en las manos de la española Ana Belén, Un mundo raro suena fastuosa y sutil, como si se tratara de una canción escrita expresamente para una película.

Por otro lado, alguien tendría que avisarle a la agrupación Cartel de Santa —que interpretan Ella— que el rap y José Alfredo Jiménez no mezclan bien. Y cuando el grupo de electro-pop Moenia ataca una de las canciones más sensuales de toda Latinoamérica, Amanecí en tus brazos, su interpretación es el opuesto de la hombría que Jiménez le imprimía a todas sus canciones.

Al final, el veterano Miguel Mateos —conocido en los años 80 como líder del grupo argentino Zas— vuelve a visitar El rey, esta vez con estética rockera y una sección de vientos, como si el disco intentase corregir sus propios errores.

Hay algunos pasos en falso en esta colección, pero el talento de los invitados más ilustres nos invita a escuchar sus aportes una y otra vez. Y claro, regresar a las versiones originales, con el vozarrón inimitable de Don José Alfredo Jiménez, tampoco está de más.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO