Skip to content

Informe de AARP: Casi el 40% de los hispanos que cuidan de un ser querido son milénicos

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Carlos Vives vuelve con un 'Corazón profundo'

El cantautor colombiano regresa a la escena internacional con su álbum lleno de sentimiento y vallenato.

El negocio de la música ha sido injusto con Carlos Vives. El cantautor colombiano pertenece a un selecto grupo de artistas que incluye a Rubén Blades y Juan Luis Guerra, cantantes que modernizaron los géneros folklóricos de América Latina, generando un sonido nuevo de gran aceptación popular.

Vea también: Diez boleros de todos los tiempos.

Entrevista con el artista colombiano Carlos Vives

Foto: Jeff Daly/FilmMagic/Getty Images

Carlos Vives regresa a los escenarios con gira internacional y su nuevo disco, 'Corazón profundo'.

Allá por 1993, Vives apareció con La gota fría, —del disco Clásico de Provincia regenerando el vallenato colombiano con fragmentos de rock, cumbia y balada. En 1995 llegó la fama a nivel masivo con La Tierra del Olvido, uno de los grandes discos de la música latina. Pero después de lanzar otra excelente producción en 2004 —El Rock De Mi Pueblo— Vives protagonizó una situación inentendible para un artista de su calibre: se quedó sin contrato discográfico.

Este año, Vives se dispone a realizar un regreso épico con una gira internacional y su decimotercera grabación, Corazón Profundo. Los primeros dos sencillos de este disco, Volví a nacer y Cómo le gusta a tu cuerpo, colaboración con el cantante brasileño Michel Teló, han sido recibidos con entusiasmo por las estaciones de radio.

Conversamos con Vives sobre su regreso a los escenarios y la inspiración detrás de sus canciones.

P: Tu música está llena de esperanza, poesía, romanticismo. ¿Cómo se hace para escribir canciones tan perfectas?

R: No me digas eso... [risas] No me pongas a pensar en eso que me acabo de levantar. No sé muy bien cómo contestarte semejante pregunta, pero quizás podría decirte que en ese Caribe de donde yo vengo, tuve la suerte de que mi familia fuera muy inquieta en cuanto a lo intelectual, y también en lo popular.  

Mis padres invitaban a casa a varios de los juglares que escribieron canciones famosas de mi tierra, cumbias y vallenatos. Y estos juglares venían a mi casa y hacían un show como si estuvieran en Las Vegas. Era gente de pueblo, muy humilde, pero su manera de expresarse era increíble... Hablaban de la mujer con respeto y admiración. Narraban en sus canciones historias jocosas de la vida, cosas que le habían pasado a sus amigos.

Al crecer, la música nunca la entendí de otra manera. He tratado de seguir esa enseñanza. No sé qué tanto hemos hecho, pero el espíritu de querer hacer eso, seguro que está presente.

P: En tu música, los arreglos del acordeón tienen una nostalgia muy especial. ¿Cómo surgió eso?  

R: Mi abuelo era fanático del [cantante de tango] Carlos Gardel, con un detalle adicional: mi abuelo era de Medellín, que fue el lugar donde Gardel se mató. Desde que ocurrió esa tragedia, no volvió a ser el mismo. En mis discos hay una nostalgia gardeliana. Con mi grupo siempre experimentamos mucho. Elegimos un camino que no existía antes —el de renovar la tradición—.

P: Este año regresaste a la música después de una larga ausencia. ¿Fue difícil pasar años sin el apoyo de las grandes disqueras?

R: Después de hacer los discos que tú conoces y de viajar mucho, un día se me terminaron los contratos. Yo estaba seguro que las ofertas llegarían pronto, dado que la gente siempre estuvo contenta con nosotros. Pero realmente no fue así. La gente encargada de eso hizo todos los intentos posibles, pero no se dio.

Regresé a Colombia y empecé a vivir aquí en Bogotá. Tenía mis cosas, trabajando de actor, haciendo un programa de televisión underground que se llamaba La Tele. Grabé un disco para niños. Digamos que me había malacostumbrado a los conciertos, y el público grande y el viajar. Un día no tienes eso y sí, se siente algo raro. Una decepción, de repente. Pero nunca soñé con irme. Nunca fui de esas personas que dicen, “a la primera oportunidad me voy”.

P: Por cierto, en esa época grabaste una continuación del disco que te dio la fama, Clásicos de la Provincia.

R: Ese disco lo hice con una tienda de supermercados aquí en Colombia, un poquito por la carga que tengo de hacer canciones de viejos compositores. Sentía la responsabilidad de mostrarle a la gente que había visto la telenovela Escalona [de la cual Vives fue protagonista] una nueva serie de canciones de los grandes compositores del vallenato. El disco salió sin el apoyo de una disquera, y aún así vendió medio millón de copias.

P: Y ahora tienes un nuevo contrato con una disquera, Sony U.S. Latin. ¿Cómo fue volver al ruedo?

R: Arranqué con un nuevo equipo, y la disquera quería un nuevo disco inmediatamente. En los cinco años que habían pasado, uno va escribiendo canciones. Fue cuestión de tomar lápiz y cuaderno y empezar de nuevo. Mientras tanto, había acumulado muchas deudas sentimentales —con mi esposa, con ciertas ciudades— así que no me faltaron temas para escribir. Ahora, finalmente, estoy pagando esas deudas con mi nuevo disco.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO