Skip to content
 

‘The Square’: Desquiciado

El robo de un celular revela el verdadero yo del protagonista.


DIRECTOR:
 Ruben Östlund
GUION: Ruben Östlund  
ELENCO: Claes Bang, Elisabeth Moss, Christopher Læssø Dominic West y Terry Notary
DURACIÓN: 142 minutos

Al igual que en Force Majeure (2014), su anterior —y mucho mejor— película, el sueco Ruben Östlund pone al celular como detonador de la trama. En Force Majeure la armonía de una familia esquiando en los Alpes se rompe cuando ante la (falsa) amenaza de una avalancha, el primer instinto del padre es salvar su teléfono antes que a esposa e hijos. En The Square, Östlund lleva esa reflexión a su entorno natural: un museo, espacio donde por convención aceptamos el artificio. Lo que se sale del marco acaba —literalmente— sacando de quicio al protagonista. Una soleada mañana, la realidad irrumpe en la plácida existencia de Christian, el guapo, culto, elegante y sofisticado directivo de un museo de arte contemporáneo en Estocolmo. Dirigiéndose a su trabajo, a la salida del metro, el joven ignora a una mujer que pide dinero “para salvar una vida”. Si las palabras de la mendicante no lo mueven, los gritos desesperados de una muchacha que pide la ayuden a salvar la vida de un hombre que la persigue, sacan a Christian de su ensimismamiento. Junto con otro transeúnte, Christian logra proteger a la mujer de su agresor. Satisfecho consigo mismo y sorprendido de cómo el incidente lo hizo sentirse “vivo”, Christian descubre que todo fue un montaje para distraerlo y robarle la cartera y el celular. El incidente parece establecer el punto principal de la historia y recordarnos que a nosotros también nos están robando mientras observamos distraídos la realidad alternativa que nos ofrecen las pantallas de nuestros celulares, tabletas, computadoras, etc.

Escena de la película ganadora de la palma de oro en Cannes 2017, The Square

Cortesía de Magnolia Pictures

Escena de la película ganadora de la palma de oro en Cannes 2017, The Square.

Al igual que en Force Majeure, donde la avalancha de nieve no era una amenaza real, el simulacro saca a la superficie la verdadera naturaleza de Christian. Obsesionado por saberse víctima de una trampa, el joven utiliza una aplicación para localizar al celular y vengarse del ladrón. Junto a la ayuda de un colega, Christian se embarca en un absurdo y elaborado plan para espiar y atrapar al culpable en un barrio bajo de la ciudad. La búsqueda nos va revelando una realidad muy distinta de aquella en la normalmente se mueve Christian: la miseria que se vive en otras calles de Estocolmo, con sus inmigrantes, indigentes, adictos, etc.

Por otro lado, Christian promueve una nueva exposición cuya pieza central es “The Square”, un cuadrado en la plaza enfrente del museo donde se pide a todo aquel que entre que abrace a los demás y se comprometa a ayudarlos. Si en Force Majeure la imponente naturaleza de los Alpes era el contraste perfecto al artificio, en The Square el museo es de entrada un artificio que contribuye a la confusión entre realidad y ficción. Aunque él sea el principal promotor de la idea, el asalto ha desequilibrado de tal manera a Christian que su conducta lo va desnudando como todo, menos el ser sensible y compasivo que aparenta ser. La terca realidad se va imponiendo de otras maneras. Por ejemplo, una persona que padece del síndrome de Tourette inteirrumpe una conferencia de prensa en la que Christian anuncia a bombo y platillo la nueva exhibición. En la gran cena de gala, escena central en The Square, los pretenciosos invitados son ridiculizados en un performance realizado por Oleg, un actor que simula ser un simio.

Ese juego entre lo natural y lo artificial, entre verdad y simulacro, entre lo que cabe dentro de un marco civilizador y lo que lo desquicia, son los planos donde se mueve la película. No todos los incidentes retratados encajan bien dentro de la dimensión alegórica de la trama, pero The Square nos presenta una forma muy original de plantear la calidad artificial y enajenada de nuestros tiempos. Östlund nos recuerda que la verdad se encuentra afuera del cuadro.

También te puede interesar:

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO