Skip to content

Vota: temas críticos como Medicare y el Seguro Social están en juego

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

‘The Confirmation’, ladrones de herramientas

Clive Owen interpreta a un carpintero que trata de salir adelante.

DIRECTOR: Bob Nelson
GUION: Bob Nelson
ELENCO: Clive Owen (Walt), Jaeden Lieberher (Anthony), Maria Bello (Bonnie), Javad Ramezani, Patton Oswalt (Drake) y Matthew Modine (Kyle)
DURACIÓN: 90 minutos  

Ladrones de bicicletas, la joya que cimentó las bases del cine neorrealista italiano, creó casi un sub-género del drama de desempleo en tiempos difíciles. La película dirigida por Vittorio de Sica en 1948, retrata el peregrinar de un padre con su hijo por las calles de una Roma hundida en la depresión económica de la post-guerra tratando de encontrar trabajo. Después de una larga búsqueda infructuosa, por fin se topa con uno en el que se requiere que utilice su bicicleta. Su alegría se viene abajo al darse cuenta de que esta le ha sido robada (seguramente por alguien tan desesperado como él). Uno de los ejemplos más recientes que siguió el modelo de Sica fue A Better Life (Chris Weitz, 2011), que tradujo con buena fortuna la fórmula siguiendo las penurias de un jardinero indocumentado a quien le roban su camioneta. El recorrido de este con su hijo adolescente por las calles de Los Ángeles tratando de recuperarla, presenta un panorama de la brutal realidad que tienen que enfrentar todos los días los hispanos que tratan de sobrevivir en los márgenes de la sociedad por no tener papeles.

The Confirmation trata de hacer lo mismo retratando las duras condiciones laborales en una ciudad en el estado de Washington en estos tiempos de depresión económica. Al estilo de Ladrones de bicicletas y A Better Life, Walt, el personaje del padre, pertenece a la clase trabajadora; la más golpeada por el desempleo. Walt, interpretado por el británico Clive Owen, es un carpintero alcohólico que apenas sobrevive con el escaso trabajo que encuentra. Walt está divorciado y The Confirmation arranca cuando lo vemos ir a recoger a su hijo Anthony, de ocho años. Es obvio que a Bonnie, la mamá del niño, le va mucho mejor y de entrada cuesta trabajo creer que alguna vez la sofisticada y estable mujer hubiera podido estar relacionada con alguien de una clase tan diferente a la de ella. A Walt le toca quedarse todo el fin de semana con el niño dado que Bonnie y su actual marido se van a un retiro espiritual. Bonnie le suplica a Walt que no vaya a ingerir alcohol y que no se meta en ningún problema que pueda afectar a Anthony. En especial le preocupa que el niño esté bien para su confirmación y primera comunión en la iglesia católica que está programada para la próxima semana —de ahí el título de la película—.  

Jaeden Lieberher  y Clive Owen en una escena de la película 'The Confirmation'

Cortesía de Saban Films

Jaeden Lieberher y Clive Owen protagonizan 'The Confirmation'.

Por supuesto, Walt es un imán para atraer complicaciones, aunque con gran esfuerzo sí trata por lo menos de no tomar. En desesperada necesidad de dinero, Walt se pone feliz de que le ofrecen un buen trabajo de carpintería, pero cuál no será su sorpresa cuando al mandar al niño a la camioneta por sus herramientas, estas han desaparecido. El tema tanto de Ladrones de bicicletas como de A Better Life que The Confirmation repite, es que cualquiera de los personajes a los que pide ayuda para recuperar sus instrumentos de trabajo podría haberlos robado puesto que están tan desesperados como él. The Confirmation logra hasta cierto punto su cometido de mostrar un panorama del grave desempleo que aún afecta a algunos sectores de  Estados Unidos, especialmente a las clases trabajadoras en pequeñas poblaciones apartadas como esta del estado de Washington.

La relación entre Walt y su hijo (bien interpretado por Jaeden Lieberher) es creíble y algunos de los personajes periféricos son entrañables y revelan su carácter desesperado de diferente maneras (bebiendo, mintiendo, robando), pero hay al final una cierta solidaridad de clase. Todos de alguna manera se ofrecen a ayudar a Walt a recuperar sus herramientas. El problema con The Confirmation es que nunca se decide a ser un drama o una comedia y mientras que presenta situaciones límite, como el hijo presenciando las consecuencias del síndrome de abstinencia del padre, las aligera hasta quitarles toda su inherente gravedad.

The Confirmation en realidad no debió ser otra cosa que una película para televisión como correspondía a Lighthouse Pictures, una pequeña compañía especializada en producir filmes para el canal  Hallmark. Su salto a las grandes ligas de la exhibición cinematográfica se debió seguramente a su director, Bob Nelson, guionista nominado al Oscar por Nebraska. The Confirmation es el debut de Nelson como director y la falta de experiencia, se nota. Seguramente, otro de los motivos que le dio el impulso para ser exhibida es el involucramiento de un peso completo de la actuación como Clive Owen. El británico tiene una calidad de estrella que lo llevó incluso a ser considerado en algún momento como un posible James Bond. Sin embargo está sobre calificado aquí para un esfuerzo tan menor como The Confirmation. Tal vez la única forma de apreciar la película sea verla como si fuera hecha para televisión con el sello sentimental del canal Hallmark, y entenderla en el contexto de sus predecesoras. Eso, o mejor rentar Ladrones de bicicletas y A Better Life. 

También te puede interesar:

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO