Skip to content
 

Kelly Ripa nos dice cómo se mantiene siempre joven

La presentadora revela el secreto de su duradero matrimonio y del aprendizaje que surge del fracaso.

Kelly Ripa.

Stephane Cardinale - Corbis/Corbis via Getty Images

In English

Cómo ser 'Insta-auténtica'

Cuando publico en las redes sociales algo que anda mal es cuando recibo más respuestas. Las personas no quieren saber nada de tus increíbles vacaciones. Cuando me rompí el pie, me decían: "Me encanta eso porque es algo con lo que me identifico". Es la naturaleza humana.

La fuerza del fracaso

Nadie ha aprendido nunca nada que valga la pena que no le haya costado algún grado de fracaso. Todo lo que he aprendido en la vida ha llegado después de un fracaso y a veces, de una vergüenza pública. Pero cada experiencia me enseñó algo valioso: ¡No volveré a cometer ese error! ¡Ya lo entendí! [Se ríe].


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Huevos rotos

Soy todo lo contrario a la perfección. Soy un huevo roto. Pero los huevos rotos tienen un propósito. Puedes hacer muchas cosas con un huevo roto. No te deshagas de él, acéptalo.

Mantener el buen humor

Mi trabajo es entretener. A veces tengo que salir en televisión y poner una cara feliz y sonreír, hasta cuando no quiero, porque ese es mi trabajo. No es falso. No es mentira. Entiendo la misión.

El poder del silencio

Aunque parezca mentira, me considero una persona introvertida, a pesar de que en público soy extrovertida. Soy un híbrido. Soy como uno de esos autos que son eléctricos, pero que a veces también usan gasolina. Las personas reservadas pueden ser extraordinariamente fuertes. En esta ruidosa sociedad, donde todo se publica, hacen su trabajo de forma silenciosa pero eficaz. Mi esposo, Mark [Consuelos], es una de las personas más calladas y estoicas, que se dedican a sus asuntos y hacen su trabajo maravillosamente bien, que jamás haya existido. Nuestros hijos también son así. Debería celebrarse tanto como la audacia.

El trabajo es clave

Les exigimos a nuestros hijos que hagan todo a conciencia. Tener trabajo siempre nos impulsó a Mark y a mí. Hicimos que nuestros hijos tuvieran empleos a tiempo parcial después de la escuela para establecer esa ética de trabajo. No hay nada mejor que meterse en el barro y ensuciarse las manos. Te da fuerza.

Fanática del gimnasio

Cuando trabajaba y criaba hijos pequeños, estaba agotada. Regis [Philbin] me dijo, al aire y de improviso: "Deberías hacer ejercicio, te gustaría. Deberías ir al gimnasio".

Mi esposo ya me había regalado tres membresías de gimnasio que nunca había utilizado. Empecé a la antigua, muy despacio, caminando en una trotadora durante 20 minutos. Me sentí tan bien que lo aumenté a tres días a la semana y luego, a cinco. Luego, a media hora. Así es como empecé a hacer ejercicio. No llegué y dije: "¡Siete días a la semana!".

Llegar a los 50

Cumplí los 50 años justo en mitad de la pandemia. Mark se quedó atrapado en Canadá. Me hizo un video sorpresa en el que amigos y familiares enviaban pequeños mensajes con sus teléfonos móviles. Mis hijos y yo nos acurrucamos en la cama, comimos pastel de cumpleaños, vimos el video y nos reímos. Fue el cumpleaños perfecto.

Espíritu joven

Mark y yo tendremos siempre 23 años, la edad que teníamos cuando nos conocimos. Nos parece extraño que nuestro hijo mayor sea mayor de lo que nosotros somos en nuestra mente. Si les preguntas a mis padres, ellos también tienen la edad que tenían cuando se conocieron. La cuestión es que no siento que haya envejecido. Obviamente, sé que he envejecido porque sé contar. Pero no pienso en eso. No es algo que tenga en la cabeza.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Hablando de cónyuges

El matrimonio no es un enorme arcoíris. Pero no metas a tus padres en tus conflictos matrimoniales. Pon la carga en los amigos neutrales, deja que sean tus consejeros. Si implicas a tu familia, van a elegir un bando y nunca perdonarán a tu cónyuge como lo harás tú. No olvidarán lo que les dijiste.

No renuncia a lo que le gusta comer

Pregúntame si estoy comiendo alimentos saludables en este momento. Te adelanto el final: no. He hecho muchas desintoxicaciones de azúcar, y siempre recaigo. Me encantan los dulces. Ahora mismo estoy comiendo un pastel de fresa y banana de una pastelería japonesa. Como alimentos saludables el 80% del tiempo. Y el otro 20%, soy un desastre. Creo que está bien siempre y cuando tengas un equilibrio.

Afición a la música

La música clásica es mi favorita. Cuando necesito motivación, pongo Las cuatro estaciones de Vivaldi. Siempre me transporta. Y también me encanta el rap en francés. Criamos a nuestros hijos en una casa donde se ama la música: los tres se pasean escuchando con sus auriculares.

Un libro de memorias

La difunta y gran Anne Meara, con la que tuve el privilegio de trabajar en All My Children, me regaló mi primer diario cuando estaba embarazada de mi hijo Michael. Siempre he guardado notas —y "recibos de vida", como los llaman mis hijos— como un libro de recuerdos. Esos materiales, entre los que se encuentran algunos de los momentos más ridículos de mi vida, son la base de mi nuevo libro, Live Wire. Como Dory en Finding Nemo, pienso: "Bueno, eso no me ha matado, supongo que seguiré nadando".

El dolor de la creatividad

Kal Penn vino a Live With Kelly and Ryan para promocionar un libro y Ryan Seacrest le dijo que yo también estaba escribiendo uno. Dije: "He estado soñando con hacerme daño". Y él contestó: "¡Ah! Ya te queda poco. Cuando llegas al punto del autodesprecio... ¡ahí es cuando sabes que ya casi acabaste!".

Fuerte al estilo de Nueva York

Llevo 34 años enamorada de la ciudad de Nueva York y he sido testigo de su adaptabilidad durante décadas. Puedo decirte de primera mano que Nueva York hace lo que hace, lo que siempre ha hecho, lo que siempre hará: sigue adelante. Muchas veces se ha dicho: "Nueva York está acabada", incluso después de los atentados terroristas y cuando la COVID golpeó la ciudad. Nueva York nunca estará acabada.

La presentadora de televisión ganadora del premio Emmy, Kelly Ripa, de 51 años, publicará su primer libro, Live Wire: Long-Winded Short Stories, el 27 de septiembre.