Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Olga Merediz: todo, con “Paciencia y fe”

La actriz y cantante brilla en 'In the Heights' como la Abuela Claudia, cuyos sabios consejos guían a las generaciones del barrio neoyorquino.

Actriz Olga Merediz

Dennis Van Tine/ABACAUSA.COM/Newscom

Olga Merediz es parte del elenco de 'In The Heights', musical de Broadway que ahora llega al cine.

Cubana de nacimiento, puertorriqueña de adopción y neoyorquina de corazón. La historia de Olga Merediz podría ser la de cualquiera de los personajes de In the Heights. En la adaptación cinematográfica del musical de Quiara Alegría Hudes y Lin-Manuel Miranda, Merediz repite el personaje que encarnó desde que la obra se estrenó en un teatro regional en el 2005, antes de llegar a Broadway, y que le valió una nominación al premio Tony en el 2008: la entrañable Abuela Claudia.

La actriz, documentalista y cantante nació en Guantánamo, Cuba en 1956. A los cinco años se mudó con su familia a Puerto Rico, donde creció. Aunque su nombre no sea inmediatamente reconocido, Merediz tiene una larga trayectoria que arrancó en el teatro cuando, al graduarse de Tulane University, se mudó a Nueva York, donde aún vive. En Broadway, Merediz tuvo papeles principales y secundarios en Les Misérables, Mamma Mia! y Man of La Mancha. Su reputación como una sólida actriz de carácter se ha extendido al cine y a la televisión, y ha trabajado con figuras como Ryan Gossling, Jim Carrey, Robert Redford, Chris Rock, Rosario Dawson, Jennifer Lopez y Robin Williams. En el 2013 la revista Latina la nombró como una de las 50 mejores cantantes latinas de todos los tiempos.

¿Alguna vez ha regresado a Cuba?

Sí, claro, he regresado porque es importante regresar y ver donde uno nació, ¿verdad?

Y eso es parte del tema de la abuela Claudia con Usnavi, ¿no? Que ella entiende su deseo de regresar.

Claro, ella entiende el deseo de Usnavi de regresar a su país, pero está preocupada por él porque lo quiere como un hijo y tiene miedo de que vaya a cometer un error al regresar. Es decir, quiere que si lo hace sea una buena decisión.

¿Cómo fue el proceso de concebir el personaje cuando empezó con los talleres en Connecticut antes de llegar a Broadway, hasta el momento de ya llevarlo a la pantalla? ¿Usted creció también?

Muy buena pregunta. Yo empecé desde los talleres, pero interpretaba a otro personaje. No encontraban una señora mayor que pudiera hacer el papel y cantar la canción estelar de Claudia [“Paciencia y fe”], que es una canción difícil, técnicamente, emocionalmente, vocalmente. Entonces me hicieron una prueba y bueno, me dieron el papel.

¿Cuál diría que es la diferencia más grande entre Claudia cuando empezó en Broadway y la Claudia que vamos a ver en cine?

La diferencia es la adición del director John Chu. Es increíble el sentido visual que tiene ese hombre. Él pudo abrir esas escenas, darle una profundidad y un sentido casi mágico a ese mundo de Abuela Claudia y “Paciencia y fe”. Tomó la obra y la magnificó mil veces.

 

Como actriz y latina de más de 50, ¿siente que va a ser más difícil encontrar papeles como estos?

Definitivamente. En Estados Unidos es difícil encontrar papeles de cierta edad que no sean secundarios, que tengan algo de importancia, que tengan profundidad. Para las actrices mayores es muy difícil, vamos a ver qué pasa ahora [risas]. Yo he trabajado toda mi vida, pero yo creo que este papel es el más importante que he tenido jamás. El que tendrá más exposición porque esta película [saldrá] mundialmente.

Y su voz sigue siendo fuerte, ¿no? ¿Cómo la mantiene?

La sigo entrenando, porque es muy importante, es un músculo que hay que seguir entrenando. La pandemia destruyó medio mundo y no he estado cantando recientemente, pero voy a continuar siendo cantante. Durante la pandemia tenía dos proyectos personales, un documental y una serie de televisión que había empezado hace años, pero no había podido levantarlos, y me dediqué todo este año pasado. Vamos a ver, Dios quiera que los pueda lanzar.

¿Qué de su experiencia personal llevó a su personaje?

Bueno, la historia de Abuela Claudia podría ser la historia de mi madre. Es también la historia de mis tías, de mis abuelas. De esas mujeres que han tenido muchos contratiempos pero que mantienen su integridad, y tienen mucho que ofrecer. Vivimos en una sociedad tan orientada a los jóvenes que nos olvidamos que la gente mayor tiene tanta sabiduría. Como la Abuela Claudia que le da consejos al personaje de Nina. Yo encuentro que nosotros en esta sociedad cuando vemos una viejita caminando por la calle decimos: “Apúrese que tengo que llegar”. O sea, no la consideramos, entonces me da mucho placer y orgullo haber interpretado este papel y darle el peso y la importancia que tiene una persona mayor en nuestras vidas.

Olga Merediz en una escena de In The Heights

Macall Polay

Olga Merediz en una escena de 'In The Heights'.

¿Cree que In the Heights es un reflejo fiel de la comunidad hispana en general?

Yo creo que nuestra comunidad, los latinos, somos así, muy cercanos a nuestros abuelos, a nuestra familia, y esta película lo demuestra. Me da mucha alegría que el filme enseñe como somos nosotros.

¿Cómo fue vivir esa experiencia multigeneracional en la película, tanto frente como detrás de la cámara?

La película representa muchas generaciones, y todos pertenecemos a la misma comunidad, todos tenemos un papel, una importancia, porque así es una comunidad, así es una familia. Todos estamos entrelazados, y yo creo que [los guionistas] Lin-Manuel Miranda y [Quiara Alegría Hudes] hicieron muy bien en poner todas esas generaciones juntas para ver cómo se relacionan las unas con las otras.

¿Cuál sería la gran lección, la gran enseñanza que deja Claudia a las nuevas generaciones?

Nosotros que trabajamos tanto en este país, que hemos luchado tanto, pero por fin, no solamente con esta película, sino que en nuestros casos individuales y personales, con persistencia, con trabajo, con autoestima, luchando se pueden realizar los sueños.