Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

Sunny Hostin: Una conversación con AARP

La abogada, periodista y presentadora de televisión habla de su herencia afrolatina y judía, y de su lucha por ser aceptada.

Herencia multirracial

Mi abuela, la madre de mi madre, nació en Puerto Rico. Es lo que en Puerto Rico llamamos taína, era una nativa de allí, indígena de Puerto Rico, así que es una especie de india puertorriqueña. El padre de mi madre es un judío sefardí; es decir, judío, pero de España. Y mi padre es afroamericano. Así que, definitivamente, soy multirracial.

Identidad

De pequeña, era simplemente una persona negra. Con eso me identificaba en muchos aspectos porque así me veían. Ahora soy capaz de identificar todas mis partes, pero cuando era pequeña en los años setenta, creo que las personas no lo entendían ni lo reconocían. Era casi como la regla de una gota: eres negra. Creo que ahora tenemos un lenguaje para ser multiétnica, birracial, latina y afrolatina. Hay mucho lenguaje en torno a ello, ya que hemos evolucionado como país y como sociedad, pero ciertamente mi yo de cinco años en el kindergarten no tenía el lenguaje; simplemente no existía entonces.

De fiscal a personalidad de la televisión

Tenía una licenciatura en periodismo, y siempre quise escribir historias y contarlas. Esto fue antes de Oprah y, a escala nacional, no teníamos una verdadera representación. Cuando les dije a mis padres, especialmente a mi madre, que quería salir en la televisión y contar historias de la gente, ella pensó que iba a actuar; dijo: "¿Quieres ser actriz? ¿Tan inteligente como eres? Tenemos muchos sueños para ti. ¿No hay nadie en la televisión que se parezca a ti? ¿De qué estás hablando?". En su mente, las alternativas eran Medicina o Derecho. Esas eran las cosas seguras, que proporcionaban una vida real, un futuro real. Dejé de lado aquel sueño y ese título y obtuve otro [Derecho], pero siempre tuve esa pasión ardiente por contar historias.

Cuando era abogada, una vez estaba en un acto del colegio de abogados, levanté la mano y empecé a hacer preguntas, y un productor de Court TV se me acercó y me dijo: "Sabes, deberías salir en televisión". Salí en la televisión tal vez un par de semanas después, y ya nunca dejé de hacerlo. Tenía 38 años. 


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


La lucha por ser aceptada

A menudo me decían: "No pareces alguien que pueda ser presentadora a nivel nacional". "Realmente, no tienes el perfil". Actualmente me doy cuenta de que las personas quieren saber lo que eres para decidir quién eres, para determinar cómo deben tratarte, para determinar en qué espacios se te permite entrar, y definitivamente me enfrenté a eso. Para mí, fue extremadamente difícil. A menudo me dejaron de lado para varias oportunidades, creo que por que no me ajustaba al ideal que estaban buscando.

Me sigue pareciendo increíble informar o hacer algo para Nightline, y sentarme en la mesa donde Barbara Walters estaba todos los días en The View sigue siendo fascinante e irreal.

Mi nombre artístico

Mi verdadero nombre es Asunción Hostin. Me convencieron de cambiar mi nombre a Sunny porque era más típico de Estados Unidos, se puede pronunciar y se puede recordar. Fue difícil porque me llamo como la hermana de mi abuela, un nombre del que estoy muy orgullosa. Mi familia no me llamaba Sunny; aún no me llaman Sunny. En realidad, es como un nombre artístico. Mi abuela no podía entenderlo, decía: "¿No estás orgullosa de tu cultura? ¿No estás orgullosa de tu identidad ni de tu procedencia?". No, no es eso. Creo que mi familia, en cierto sentido, sintió que intentaba cortar con aquello. Puedo entender cómo se sentían. Deberías estar muy orgullosa de tus orígenes.

Consejos para las afrolatinas

Yo diría que puedes tener un sueño que te estás guardando para ti misma. O puede que se lo hayas contado a otras personas y que lo hayan despreciado, que te hayan dicho que no es posible, y todo eso está bien porque el sueño no estaba destinado a ellas, el sueño solo estaba destinado para ti. Así que, toma ese sueño y esa pasión y hazlos realidad de la manera que te resulte más conveniente, porque no estarás viviendo de verdad a menos que los cumplas.

Palabras de sabiduría para la Sunny del pasado

A una joven Sunny le diría: te espera un viaje increíble; sigue tu instinto; disfruta de cada momento; vive el presente. Algo que me dijo mi padre hace poco y que me recordó que me había dicho antes es que ninguna decisión que tomes de manera activa e intencionada, después de haberla pensado y considerado, es una mala decisión. Fue la decisión correcta que tomaste en su momento y tienes que perdonarte por ella.

Nota de redacción: Sunny Hostin es una abogada, periodista y presentadora de televisión. Ha ganado tres premios Emmy y es autora de dos libros, Yo soy estas verdadesMemorias sobre la identidad, la justicia y mi vida entre mundos y Summer on the Bluffs.

Esta entrevista se publicó originalmente en Facebook como parte de la serie Real Conversations with AARP

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.