Skip to content
 

Avances de películas para ver en el cine

Las mejores opciones del otoño incluyen a J-Lo, Brad Pitt, los Crawley, Rambo, Antonio Banderas y más.

 The Laundromat, R (Mayores de 17 años acompañados de sus padres)

La razón para ver esta película tragicómica basada en hechos reales sobre corrupción financiera viciosa es la actuación de Gary Oldman, de 61 años, y de Antonio Banderas, de 59 años, un par de abogados malévolos y alegres que cruelmente estafan a una viuda testaruda, Ellen Martin (Meryl Streep, de 70 años), cuyo esposo (James Cromwell, de 79 años) falleciera en un terrible accidente en el Lake George de Nueva York. Los abogados se dirigen directamente a la cámara, empinando cócteles y explicando a manera de sabelotodo cómo estafan a los incautos mientras viven a todo lujo en Panamá. Con su espíritu y profunda conexión, podrían protagonizar una película derivada. Cuando la compañía de seguros niega la reclamación de Granny Martin, ella se torna fisgona, y empieza a husmear y a rastrear el inmenso fraude global de seguros que los abogados representan. El tema es fascinante y el elenco es excelente, pero es toda una mezcolanza —la narrativa se queda corta, es pomposa e insatisfactoria—. Streep, quien puede ser una comediante talentosa, cuenta con un material demasiado amplio. La trama y los elementos de comedia se mezclan como ropa blanca y roja colocada con descuido en la lavadora. Lo siento, Sr. Soderbergh, de 56 años, tu película no pasa la prueba de lavado. —Thelma M. Adams (T.M.A.)


 
Judy, PG-13 (Público general, mayor de 13 años)

A la gente le preocupaba que Renée Zellweger, de 50 años, no fuera la actriz indicada para interpretar a Judy Garland en su última serie de conciertos en Londres, meses antes de su muerte en 1969. Resulta ser simplemente perfecta, imponente y probablemente ganadora de un Óscar. La película no es perfecta —las escenas retrospectivas de la juventud de Judy no son buenas—, pero Zellweger hace un papel fascinante como la cantante que llega al final de su arcoíris tras su divorcio, quedarse sin dinero, perder su casa y queridos hijos, y sometida a su hábito de consumir píldoras de toda la vida, pero que a pesar de la tormenta, canta, se gana la ovación (y uno que otro tomate) del público, baila, llora y hace chistes (Cuando le preguntaran: “¿Tomas algo para la depresión?”, ella respondió: “Cuatro esposos"). Una actuación que no te puedes perder. — T.M.A. CRÍTICA COMPLETA

 Ad Astra, PG-13 (Público general, mayor de 13 años)

En esta película de ciencia ficción, espectacular desde el punto de vista visual, pero dramáticamente aburrida y estática, Brad Pitt, de 55 años, un astronauta varado y emocionalmente alienado, viaja a Neptuno en búsqueda de su padre, del que no se ha sabido en mucho tiempo (Tommy Lee Jones, de 73 años). Donald Sutherland, de 84 años, y Liv Tyler, de 42 años, no logran encontrar señales de vida inteligente en sus pequeños papeles como el coronel de Pitt y la esposa de Pitt a la que abandona en la tierra. Cuando se ve a Jones finalmente unos 90 minutos después de solo aparecer en escenas retrospectivas granuladas, desempeña con verdadera intensidad su papel como el peor padre del universo. Pero te da la impresión de que Stanley Kubrick, de haberla visto, le habría dicho al escritor y director James Gray: “¡Cálmate, amigo!” — B.F.

 Downton Abbey: The Movie, PG (Público general)

Prácticamente la antigua escuadra completa de Crawley y sus sirvientes regresan en la versión de cine de la serie que pusiera de moda una vez más a los mayordomos. La condesa viuda (Dame Maggie Smith, de 84 años) sigue la riña con Isobel Merton (Penelope Wilton, de 73 años), aunque ahora se enfrentan a alguien más, Crawley (Imelda Staunton, de 63 años), la dama en compás de espera de la reina. Y ¡la reina viene a Downton para la cena! Lady Edith ahora excede en rango en la sociedad a su hermana Lady Mary —aunque no lo lograra anteriormente—, pero la viuda de noble y su padre confían el futuro de Downton a Mary. Y la mayor de las hermanas tiene una gran noticia sobre su futuro juntas —así como muchos consejos sabios—. Si tan solo la película fuera más larga, sería ideal. — Tim Appelo (T.A.) 

 Rambo: Last Blood, R

La quinta y final entrega parcial de la franquicia llena de acción de Sylvester Stallone (que empezara con la excelente película First Blood en 1982) pudiera haber sido todo un éxito. Nadie puede culpar al ícono de 73 años (quien sigue fortachón, aún cercano al colapso) por pensar que interpretar a John Rambo, un veterano traumatizado de Vietnam que se convirtiera en héroe, merecía otra oportunidad. Después de todo, Creed II, la octava película de Rocky, recaudó casi $250,000 millones. Desafortunadamente, la trama de Last Blood no es más que un producto de mala calidad directo a video para alquilar: John, quien vive en Arizona, se dirige rápidamente a México a rescatar a su sobrina adolescente (Yvette Monreal), quien ha sido secuestrada por una banda de esclavas sexuales. Como no se lleva el medicamento para el trastorno por estrés postraumático, solo su adorado cuchillo especial, hace rodar cabezas —literalmente—. El diálogo, coescrito por Stallone, está lleno de artimañas desconcertantes. ¿El clímax? Nuestro héroe atrae a los malos a su cueva masculina que convirtió en túnel del terror con trampas explosivas. Stallone sale con vida cuando Rambo, cegado por la pena y la venganza, a borbotones, ofrece un final que dejará un nudo en las gargantas de los fanáticos radicales. — John Griffiths

 Hustlers, R (Mayores de 17 años acompañados de sus padres)

Ojalá todo lo que representa esta película —basada en la historia real de unas bailarinas exóticas de Nueva York que drogan y roban a sus repugnantes clientes muy bien pagados de Wall Street después de la caída del mercado de valores del 2008 en que nos habrían robado a nosotros— fuera tan genial como la interpretación de Jennifer López como la del líder del grupo de bailarinas. Hay rumores serios de que se llevará un Óscar, inspirados por su carismático y emocionalmente multifacético personaje, a veces de madraza de su grupo, especialmente de Constance Wu, quien interpreta a Destiny, a veces despiadada, impasible y vil por motivos misteriosos. Pero la película no logra definir si se trata de una sátira abrasadora, una tragedia sentimentaloide o una potente saga de hermandad entre mujeres, y tanto el guion como la dirección son desvaídos y deslucidos. La trama tiene un final conocido, pero de todas maneras es divertido ver cómo dejan limpios a esos cretinos y a López impresionar con su actuación. — T.A.

 The Goldfinch, R (Mayores de 17 años acompañados de sus padres)

Lo mejor de esta adaptación de la obra de misterio ganadora de un Pulitzer de Donna Tartt, que trata de una famosa pintura que un joven atormentado roba del Metropolitan Museum of Art después de una explosión, es la actuación de Nicole Kidman, quien interpreta a una mujer de alta sociedad adinerada que asila al ladrón después de que su madre muere en la explosión. El relato es aterronado y confuso, pero los temas de amor y pérdida que aborda tienen fuerza. — T.M.A.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


  Linda Ronstadt: The Sound of My Voice, R (Mayores de 17 años acompañados de sus padres)

Este documental —que no te puedes perder— rinde homenaje a la talentosa Ronstadt, de 73 años y espíritu indomable, que vendió más de 100 millones de álbumes y ganó 10 premios Grammy. La vocalista lanzó la banda Eagles, gritó más alto que la banda Rolling Stones, salió con George Lucas, Jim Carrey y Jerry Brown, y llegó a dominar más estilos que cualquier otra superestrella cantante de pop: country de cuchitril (“Different Drum”), rock de estadio (“You’re No Good”), ópera ligera (The Pirates of Penzance), clásicos estadounidenses y mariachi (Canciones de Mi Padre, el álbum mejor vendido en un idioma distinto al inglés en la historia de EE.UU.). Luego, la enfermedad de Parkinson silenció su don, aunque sigue cantando suave y dulcemente con su familia. — T.M.A. CRÍTICA COMPLETA

  Ms. Purple, sin clasificación

Para brindar apoyo a su querido padre enfermo (James Kang), una joven (Tiffany Chu) trabaja en un bar de karaoke de mala vida en el barrio coreano de Los Ángeles, donde se emborracha noche tras noche con hombres de negocios embriagados, cuyas manos se quita cortésmente de encima, mientras cultiva un noviazgo falso con un ricachón (Ronnie Kim). Pero cuando la enfermera de cuidados en el hogar de su padre renuncia, convence a su hermano (Teddy Lee), quien se había desvanecido y al que no veía desde hace tiempo, a que regrese a ayudar. La película, filmada de manera espectacular y con un tono meditabundo lleno de susceptibilidad, podría servirse de una narrativa más diestra y más trama. Pero los temas de cuidadores familiares, el vívido sentido de pertenencia y el análisis de personajes resonantes hace que uno se olvide de sus deficiencias. — T.A.

  Official Secrets, R (Mayores de 17 años acompañados de sus padres)

Keira Knightley (Pride and Prejudice) es lo mejor de esta película basada en hechos reales sobre Katharine Gun (Knightley), una traductora de la sede de difusión del Gobierno de Gran Bretaña, que se enfurece por el intento del Gobierno en el 2003 de espiar y chantajear a diplomáticos que pudieran oponerse a la defensa de Tony Blair de la guerra en Iraq. Entonces, filtra la noticia a un periódico, por lo que la arrestan bajo la ley de secretos de Estado. La narrativa es monótona y dispersa, y el coescritor y director Gavin Hood completamente incumple la promesa de llegar a la altura de su debut del 2005, Tsotsi, con el que ganara un Óscar. Aun así, es un episodio fascinante y poco conocido, en el que el magnetismo de Knightley casi salva a su personaje poco desarrollado y Ralph Fiennes hace una buena actuación como su abogado luchador. — T.A.

  Raise Hell: The Life and Times of Molly Ivins, sin clasificación

La legendaria reportera molesta y liberal de Texas, Molly Ivins, tenía una personalidad fuerte, era muy pícara, una humorista a la par de Mark Twain, sufría una adicción desenfrenada al tabaco y al alcohol, y es una de las pocas periodistas cuya vívida presencia puede conllevar una película de cine. Aunque no logrará convencer a los adversarios políticos de su imparcialidad, este documental sin duda revela su inmenso talento, rígida conciencia, ingenio punzante y personalidad obstinada. — T.A.

Pain and Glory (4 de octubre)

Pedro Almodóvar, ganador del Óscar, nunca ha hecho una película tan compatible con AARP. Es una historia semiautobiográfica sobre un artístico director de cine español (Antonio Banderas, 59 años), un joven rebelde en su época, ahora afectado por los desafíos del envejecimiento: el dolor, los analgésicos, el bloqueo mental de escritor y la culpa por su madre, interpretada por Penélope Cruz, en escenas retrospectivas de su infancia valenciana. (Suena parecida a la ganadora del Óscar del 2018 de Alfonso Cuarón Roma). Banderas ganó el premio al mejor actor en el Festival de Cine de Cannes por esta retrospectiva sensible a la vida y a la lucha por mantenernos creativos a medida que envejecemos.

Joker (4 de octubre)

Joaquin Phoenix, que cumple 45 años en octubre, siempre se negó a hacer películas de cómics. (Rechazó el papel de Doctor Strange). Pero aceptó ser el séptimo actor en retratar a la némesis de Batman porque esta película no se basa en los cómics. Se desarrolla en 1981 en Ciudad Gótica, el Guasón de Phoenix es un tipo desesperadamente alienado como Robert De Niro en Taxi Driver. Está obsesionado con convertirse en un comediante de monólogos en un programa de entrevistas nocturno, como Robert De Niro en The King of Comedy. ¿Y quién interpreta al presentador de ese programa de entrevistas? Robert De Niro. Es suficiente para llevar a un hombre a una vida de crímenes.

  Blinded by the Light, PG-13 (Público general, mayor de 13 años)

El alienado hijo adolescente (Viveik Kalra) de un inmigrante paquistaní —a quien han despedido del trabajo— en la aburrida ciudad de Luton, Inglaterra, en plena década de 1980 con sus terribles peinados y música pop aún peor, halla esperanza y propósito en la música de Bruce Springsteen, quien lo inspira a lograr el afecto, la alegría, la carrera como escritor de sus sueños y la aprobación del "Boss". Es una premisa ambiciosa que suena ridícula, pero así le pasó al escritor de la película. Dulcemente alegre y cautivadoramente inocente, debería llevar al estrellato a Kalra, así como la igualmente encantadora película Bend It Like Beckham, del director Gurinder Chadha, lo hiciera con Keira Knightley. — T.A. CRÍTICA COMPLETA

  The Art of Racing in the Rain, PG (Público general)

Advertencia: podrías soltar unas lágrimas con este insolente drama, una adaptación de la novela más vendida sobre un perro, Enzo (narrado por Kevin Costner, de 64 años), que crea un lazo afectivo con su dueño Denny (Milo Ventimiglia), un piloto de carreras. Enzo percibe que algo no anda bien con la esposa de Denny (Amanda Seyfried) antes de que ella lo sepa, aunque no antes de que el espectador lo adivine, porque puede detectarse a dónde va la trama ¡a miles de kilómetros de distancia! Si alguna vez te has encariñado con un perro y has sentido que te conoce profundamente, perdonarás el guion y la dirección simplistamente manipuladores, y la torpe subtrama de los papeles de Kathy Baker y Martin Donovan como los padres entrometidos de Seyfried. Costner es un activista a favor de los perros, está profundamente encariñado con los suyos y se destaca en su primer papel como narrador. — T.A. 

  Once Upon a Time in Hollywood, R (Mayores de 17 años acompañados de sus padres)

La anticipada película épica de Quentin Tarantino, destinada a un Oscar, sobre la época de los asesinatos de la familia Manson termina abordando más la vida que la muerte. Trata de un día en la vida del protagonista fracasado de un programa de televisión de vaqueros de la década de los 50 (Leonardo DiCaprio) y su doble y mejor amigo (Brad Pitt, de 55 años). Sus siniestros encuentros con la familia Manson simplemente revelan, al principio, otra cara del entorno de Hollywood de esa época. Es un increíble y obsesivamente detallado retrato de la cultura pop durante la juventud de Tarantino, con un tono cómico, triste y tan nostálgico como el de la película Roma, de Alfonso Cuarón. El vasto elenco actúa de manera excelente, DiCaprio lo hace aún mejor y Pitt se roba la película. — T.A. CRÍTICA COMPLETA

  The Lion King, PG (Público general)

La versión cinematográfica híbrida e innovadora del estreno épico de Disney, valorado en $8,100 millones, que usa efectos visuales, acción real e imágenes generadas por computadora, definitivamente ofrece algunos instantes deslumbrantes y las actuaciones estelares de James Earl Jones, de 88 años, como el anciano león real Mufasa, Chiwetel Ejiofor como el malvado Scar y John Oliver como el confidente de Mufasa, Zazu. Pero Beyoncé y Donald Glover son sorprendentemente “bah”, y los adultos probablemente prefieran la película animada original del 1994 o la versión de Broadway. Sin embargo, si llevas a los pequeños a verla, probablemente les encante. Esta película es para los cachorros. — Lisa Kennedy (L.K.) 

  The Farewell, PG (Público general)

Awkwafina, la rapera y actriz que se destacara en Crazy Rich Asians, hace una brillante actuación dramática en la conmovedora historia basada en lo que realmente le pasó a la directora y escritora Lulu Wang: cuando a su abuela en China le diagnosticaron cáncer, su familia le ocultó la noticia. El clan viajó desde Estados Unidos y Japón, supuestamente para asistir a una boda familiar, aunque en realidad era para despedirse sin decirle nada a la abuela (Shuzhen Zhao, de 75 años) sobre su condición. El lazo afectivo intergeneracional es maravillosamente conmovedor. Un relato tan reconfortante como el de August: Osage County The Wedding Banquet. — T.M.A. CRÍTICA COMPLETA

  Yesterday, PG-13 (Público general, mayor de 13 años)

¿Qué sucedería si todo el mundo se olvidara de los Beatles menos tú, un cantautor en apuros? ¿Dirías que escribiste las canciones de la banda para conquistar la fama mundial y el afecto de una adorable chica (Lily James, que interpreta a Lady Rose en Downton Abbey)? Descubre lo que se sentiría al ver esta comedia romántica y de fantasía sobre el alcance de un sueño, del creador de Love Actually y Slumdog Millionaire— Bruce Fretts (B.F.)

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO