Skip to content

Vota: temas críticos como Medicare y el Seguro Social están en juego

¿Necesitas ayuda para preparar tus impuestos? Visita Tax-Aide.
Impuestos: ¿Eres chofer de Uber? También tienes que pagarle al IRS
Impuestos: Tienes hasta el 17 para rendir tu planilla, Tax-Aide te ayuda.
Descuentos: Restaurantes ofrecen increíbles ofertas para la cena
 

Reseña: The Dark Knight Rises

El final de la serie de Batman avanza a tropezones, pero con suficiente acción para acelerar el corazón.

    

Director: Christopher Nolan
Clasificación PG-13‎‎ Duración: ‎2hr 44min
Protagonistas: Christian Bale, Anne Hathaway, Joseph Gordon-Levitt, Tom Hardy, Gary Oldman, Morgan Freeman

In English |  El caballero oscuro se levanta más lentamente que un soufflé y a media película simplemente dejamos de ver al cruzado enmascarado por muchísimo tiempo. Pero gracias a varias escenas de acción impresionantes y unas cuantas actuaciones sorprendentemente conmovedoras, el cierre —que tiene una duración de dos horas y media— de la trilogía de Batman del director Christopher Nolan es todo lo que los aficionados han estado esperando.

Vea también: Oliver Stone sabe controlar a sus Savages.

No me deje continuar si ya ha escuchado lo siguiente: un criminal maestro llega a Ciudad Gótica, toma el control y aterroriza a la población.

Al parecer, parte de la mitología de Batman siempre ha sido que Ciudad Gótica es un tipo de ciudad estado que nunca recibe ayuda desde afuera. (¿De veras piensa usted que los agentes federales en realidad se mantendrían al margen cuando el Pingüino o el Guasón pasan arrasando por Nueva York?).

En su favor, The Dark Knight Rises (El caballero oscuro: La leyenda renace) se esmera por explicar precisamente por qué el Gobierno en este caso es impotente, pero esa es una de las varias divagaciones de la trama que no hacen más que añadir minutos al tiempo de proyección. Asimismo, no tiene mucho que ver con la historia una escena prolongada en la cual Bane, el supervillano, saquea la Bolsa de Valores de Ciudad Gótica (si no solamente de provocar chistes irresistibles sobre Bain Capital; ¿o soy yo el único?). Y toda la parte del medio, cuando Bane despacha a Batman/Bruce Wayne a una cárcel en un recoveco que parece estar en el Tíbet, solamente sirve para mantener a la estrella del espectáculo fuera de la acción mientras sus amigos sufren en Ciudad Gótica bajo la mano de hierro de Bane.

Christian Bale como Bruce Wayne en la película The Dark Knight Rises.

Foto cortesía de Warner Bros. Pictures

Christian Bale es Bruce Wayne en The Dark Knight Rises.

Reconozco que hablamos de Batman, y aunque la más reciente encarnación de la serie siempre ha sacado provecho de lo inverosímil, hasta ahora Nolan ha tenido mucho cuidado en no caer en lo completamente ridículo. Sin embargo esta vez los personajes actúan sin sentido, incluso desde sus puntos de vista retorcidos.

Bane (Tom Hardy), un asesino en masa, atrapa en los túneles de los metros al cuerpo entero de la policía de Ciudad Gótica, pero ¿por qué se molesta en alimentarlos a todos y mantenerlos vivos por meses? Catwoman (Anne Hathaway, cuyo traje de cuero destaca su figura) traiciona a Batman, vendiéndolo a Bane y condenándolo a vivir en el recoveco del Tíbet. Entonces ¿por qué, tras escaparse y regresar (no sabemos cómo) a Ciudad Gótica, solamente la mira con una sonrisita torcida como si la reprendiera por pícara? También tenemos al mismo Batman/Bruce Wayne,  a quien Christian Bale protagoniza con una solemnidad inesperada. Nos enteramos al principio que está casi inmovilizado por la artritis, sin embargo luce bastante ágil escalando el muro de esa cárcel, una barrera que supuestamente hace siglos los hombres no han podido superar. ¿Es que me perdí la escena donde se somete a una operación de rodilla?

Menciono todas estas inverosimilitudes solo porque Nolan es uno de los directores más quisquilloso de Hollywood. Por favor, el hombre escribió Memento, uno de los guiones mejor elaborados en la última década. Es descorazonador ver que sea descuidado, y a una escala tan titánica. Por otro lado, las escenas de acción de Nolan son extraordinariamente convincentes. Siempre se sabe quién está golpeando a quién y quién está tomando la delantera, incluso en la escena vertiginosa donde dos multitudes —cada una con unos mil integrantes— corren desenfrenadamente la una hacia la otra desde lados opuestos de una estrecha calle de la ciudad y chocan, como mareas humanas.

Nolan también logra algunas actuaciones bien realizadas de los veteranos de su elenco. Michael Caine, como Alfred el mayordomo, parece pasar más tiempo en pantalla que en las películas anteriores, y es verdaderamente conmovedor el cariño que demuestra por Bruce. Morgan Freeman, como el genio inventor que elabora todos los juguetes de Batman, esta vez también tiene un papel mayor, que aprovecha al máximo. Y como comisario de policía Jim Gordon, Gary Oldman interpreta convincentemente el papel de un hombre que sufre por haber vivido una mentira —aunque fue una mentira que inspiró a millones—.

Por último, un comentario sobre los avances de cine. Hay un momento en The Dark Knight Rises cuando Hines Ward, jugador del equipo de fútbol americano Pittsburgh Steelers, corre precipitadamente hacia la línea de meta, sin estar consciente de la implosión y el derrumbamiento del campo de juego completo detrás de él, provocado por explosivos. 

Si ya no hubiera visto ese espectáculo tan impresionante, estoy bastante seguro de que hubiera necesitado salir al vestíbulo para recobrar el aliento.

Pero sí lo había visto, primero en una pequeña pantalla por YouTube, y luego por televisión. Dentro de poco había visto a Ward apresurarse un paso por delante del abismo más veces de lo que hemos vimos a O.J. Simpson saltar sobre maletas en esos antiguos anuncios de Hertz.

No resulta sorprendente —es la mejor escena de toda la película—. ¿Y esa nave voladora, tan a la onda, de Batman? Bueno, si usted ha visto el anuncio, lo ha visto todo. Podemos decir lo mismo acerca del mejor diálogo entre Batman y Catwoman. Y también los momentos más amenazantes del villano

Ahora que lo pienso bien, quizás la duración perfecta de The Dark Knight Rises fuera más o menos 60 segundos.

Subscríbase gratis al Boletín Informativo de AARP para recibir artículos de interés. Vea una muestra »

videos relacionados

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTICULO