Skip to content
 

Robert De Niro protagoniza la película Being Flynn

Julianne Moore y Paul Dano actúan en esta comedia.

Robert De Niro interpreta a 'Jonathan Flynn' en la película: 'Being Flynn'

Foto cortesía de Focus Features

Robert DeNiro y Julianne Moore protagonizan la película Being Flynn de Paul Weitz.

  
Director: Paul Weitz.
Clasificación: R. Duración: 102 mins.
Protagonizada por: Paul Dano y Robert De Niro.

In English | El director Paul Weitz extrae actuaciones llenas de matices e idiosincrasias de sus protagonistas en esta película con aire de filme independiente, que se basa en la impresionante autobiografía que escribió Nick Flynn en el 2004: "Another Bulls-t Night in Suck City". Y aunque el material es sustancioso, algo le falta a la relación emocional entre los personajes, especialmente entre el padre y el hijo que estaban distanciados.

Vea también: Carancho lucha por su vida.

Cuando pierde el taxi que manejaba y acaba prácticamente en la calle, se aparece en el refugio, lo que provoca que Nick caiga en una crisis de vergüenza, ira y consumo de drogas.

La historia de la estrecha relación entre Nick y su madre la relatan mediante escenas retrospectivas, y Moore comunica extraordinariamente bien la determinación y desesperación que pasan las mujeres que crían hijos solas. Con imágenes, Weitz capta lo que tiene que haber sido una adolescencia penosa para Nick, donde muestra al niño jugando a la pelota con una serie de novios de la madre.

De Niro, que hace demasiados años que acepta papeles que no hacen justicia a su talento, escarba profundamente en busca de los complicados motivos que impulsan a Jonathan. En varias y conmovedoras escenas —dormido sobre la rejilla helada de una acera en Boston, afeitándose ante un espejo picado en el mugriento albergue— muestra al espectador cómo un hombre que parece haberlo perdido todo aún puede tener orgullo. No me malinterpreten: la actuación de De Niro en Being Flynn es excepcional.

Pero de cierta forma, la elocuencia de las interpretaciones individuales de Nick y Jonathan no satisfacen del todo, quizás porque el espectador nunca llega a ver bien cómo se sacan de quicio mutuamente. Vemos que cada uno pone peor al otro. Y, sí, a la postre se ponen mejor. Pero no se comprende a cabalidad cómo sucede esto.

Subscríbase gratis al Boletín Informativo de AARP para más información sobre entretenimiento y descuentos. Vea muestra »

hablan los expertos

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO