Skip to content

La vacuna contra la COVID-19: ¿Dónde vacunarte? Encuentra información en tu estado

 

Trucos psicológicos para gastar menos y ahorrar más

Si te mentalizas de esta manera, tendrás la voluntad para ahorrar.

Ilustración de una cartera en forma de cerebro.

CHRIS GASH

In English | Eesha Sharma, experta en finanzas de consumo, afirma que hay dos tipos de personas: aquellas a las que les encanta comprar y aquellas a las que les encanta ahorrar. Los ahorradores suelen ser buenos compradores, ya que suelen echar mano de su frugalidad y de su visión de largo plazo a la hora de comprar. Pero ¿cómo lograr que alguien a quien le encanta gastar dinero hoy ahorre más fondos para el futuro? La solución, según plantea Sharma, es recurrir a trucos psicológicos para aminorar el dolor e incluso convertir el ahorro en un juego divertido.

Las recomendaciones de Sharma cobran aún más importancia hoy en día. En el último año, muchos de nosotros nos hemos visto sometidos a grandes penurias económicas. Y al mismo tiempo, ¿hay alguno de nosotros que —después de estar encerrado en casa, aislado— no haya sentido un escalofrío de felicidad al comprar en línea algo que nos gusta? Las compras impulsivas por internet se han vuelto una tentación constante, y el estrés y aburrimiento de la vida en cuarentena pueden alimentar ese deseo.

Aquí te explicamos cómo sentir esa misma felicidad al depositar fondos en tu cuenta bancaria.

Con lo amargo, lo dulce

Una manera de acometer una tarea que no te entusiasma es acompañarla de algo placentero. Del mismo modo que ver un episodio tras otro de Bridgerton puede hacer que el tiempo que pasas en la cinta caminadora sea más llevadero, darte ahora una recompensa puede hacer que ahorrar para el futuro no parezca tanto una tarea. Es por eso que Sharma, profesora adjunta de Administración de Empresas en Dartmouth College, sugiere hacer un plan para equilibrar ahorros con tentaciones. Es decir, cada vez que pagues por ver una película por transmisión directa, deposita el mismo monto en tu cuenta de ahorros. Si te permites el lujo de comprar artículos que te hacen sentir bien —como humectante para la piel o utensilios de cocina (mi tentación personal)—, deposita en tus ahorros un monto igual al que gastaste.


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Establece metas intermedias

¿Qué es más fácil? ¿Ahorrar $5 al día o $150 al mes? A fin de cuentas se ahorra lo mismo, pero a nivel psicológico se siente muy distinto. Cuando los científicos sociales de University of California-Los Angeles y de University of London analizaron cuál de los dos métodos tendría más probabilidades de fomentar el ahorro entre los nuevos usuarios de la aplicación financiera Acorns, descubrieron que el método de ir ahorrando un poco cada día ofrece enormes ventajas. Cuando recomendaron depositar $5 al día, el cumplimiento entre los usuarios fue cuatro veces mayor que cuando recomendaron depositar $150 al mes. Además, así lograron el mismo nivel de participación entre los usuarios de bajos ingresos y los de altos ingresos.

De modo que no esperes hasta tener mucho dinero en tu cuenta corriente. Ahorra poco a poco. A la hora de hacer tus compras, puedes aprovechar las opciones ofrecidas por Acorns o Chime.com —o por el programa "Keep the Change" de Bank of America— para que las monedas de cambio pasen automáticamente a tu cuenta de ahorros. O puedes ir ahorrando pequeñas cantidades en un frasco que dejas sobre el mostrador de la cocina.

Imagina tu vida futura

"Cuando quieras motivarte a ahorrar, tienes que concentrarte en los beneficios de ese ahorro", dice Sharma. "Imagina cómo será tu vida en el futuro cuando puedas disfrutar esos ahorros". Por ejemplo, si estás ahorrando para la compra de un auto, piensa en lo divertido que será elegir el modelo que más te gusta, lo contento que te sentirás de poder comprarlo y los viajes o mandados que serán mucho más fáciles y placenteros cuando ese auto sea tuyo. De hecho, ni tienes que considerarlo "ahorro" como tal; más bien piensa que son "gastos futuros" para ese soñado viaje de turismo o esa casa donde quieres pasar tus años de jubilación.

Ahorra en forma automática

Desde luego, cuando se trata de ahorrar, no hay nada mejor que eliminar la posibilidad de elegir. Aumenta los montos de tu sueldo que se van aportando automáticamente a tu cuenta de jubilación. Abre una cuenta de ahorros o un fondo mutuo y pide que la institución que lo administra transfiera automáticamente fondos de tu cuenta corriente cada vez que cobras el sueldo o una vez al mes. Así lograrás ahorrar sin sentir el dolor psicológico de tener que elegir activamente entre ahorrar y gastar. ¿Qué te parece este truco?

Linda Stern, exredactora de temas relacionados con Wall Street en Reuters, ha escrito sobre finanzas personales desde la década de 1980.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.