Skip to content

Es el momento de reevaluar tu cobertura de Medicare: Revisa esta guía sobre el período de inscripción abierta.

 

6 caminos claros para legar tu patrimonio

Protege a los tuyos de una manera organizada.

Escritorio con documentos de un seguro de vida, un formulario de 401K, un testamento, y uno de planificación estatal

E+ / GETTY IMAGES

In English

Proporcionarles seguridad económica a tus herederos cuando ya no estés es una meta que puedes alcanzar de varias formas. Esta guía presenta algunas opciones comunes que no deberías pasar por alto.

Planes 401(k) y cuentas IRA

Estas cuentas de inversión, que crecen sin impuestos mientras vivas, siguen creciendo de esa forma después de que tus beneficiarios las hereden. Ciertos herederos, como cónyuges y personas con discapacidades, pueden conservar estas cuentas a lo largo de toda su vida. El dinero que se retira de las cuentas Roth IRA y Roth 401(k) está casi siempre exento de impuestos.

Pero cuidado: la mayoría de los otros herederos tienen que retirar todo el dinero de esas cuentas dentro de un plazo de 10 años.

Cuentas tributables 

Actualmente, se exime a los herederos de pagar impuestos sobre las inversiones que han aumentado de valor con el tiempo. Digamos que hace mucho tiempo compraste acciones por $300 que ahora se cotizan en $3,000. Si las vendieras ahora, tendrías que pagar impuestos sobre los $2,700 que se generaron en ganancias de capital. Pero si tu hija las heredó cuando se cotizaban en $3,000 y las vendió a ese precio, no tendrá que pagar impuestos sobre la venta.

Pero cuidado: la Administración Biden propuso limitar la cantidad libre de impuestos sobre las ganancias de capital provenientes de inversiones en este caso. Este límite podría afectar a las familias más acaudaladas.

Tu casa

La vivienda de la que eres dueño típicamente es el bien no financiero más valioso de tu patrimonio. Si los herederos la venden, posiblemente no tengan que pagar el impuesto sobre ganancias de capital.

Pero cuidado: quien herede la vivienda tendrá que pagar gastos importantes como mantenimiento e impuestos. Si se la dejas a varios herederos, podrían no estar de acuerdo en si venderla o no, o podrían sentirse engañados si solo uno de ellos va a vivir en ella. “Asegúrate de que sea una decisión ‘justa’ para todos”, aconseja Eido Walny, abogado de Milwaukee especializado en sucesiones. 

“Lo que se considera justo es subjetivo”. 


Ahorra un 25% el primer año cuando te unes a AARP con opción de renovación automática. Obtén acceso al momento a descuentos, programas, servicios y toda la información que necesitas para mejorar tu calidad de vida.


Seguro de vida a término

Este seguro puede ser una bendición para los seres queridos que dependen de tu ingreso o de tus cuidados no remunerados.  “Por poco dinero puedes conseguir mucha cobertura”, dice Kamila Elliott, planificadora financiera de Atlanta. Un hombre de 53 años que no fuma, por ejemplo, podría pagar solo $1,600 al año por una póliza a 15 años de $500,000, explica el asesor de seguros Scott Witt.

Pero cuidado: si compras un seguro a término estándar y no falleces durante la vigencia de la póliza, no recibirás el dinero. Sin embargo, esto no es necesariamente algo negativo. “Pagar un seguro de vivienda no significa que quieras que tu hogar se incendie”, dice Walny.

Seguro de vida completo

Estas pólizas ofrecen no solo un beneficio por muerte garantizado para los herederos, sino también un componente de valor en efectivo al que puedes acceder en caso de emergencias o para cuidado a largo plazo u otras necesidades.

Pero cuidado: el seguro de vida completo es más caro que el seguro a término. Y si pides un préstamo respaldado por la póliza podría ser contraproducente de varias maneras costosas.

Anualidades

Una anualidad conjunta y pagadera al sobreviviente le garantiza un ingreso constante de por vida al sobreviviente (tal vez tu cónyuge). Las anualidades con un beneficio por muerte pueden pagar al beneficiario una suma global.

Pero cuidado: mientras estés vivo, las tarifas anuales de las anualidades variables pueden ser altas y limitar los rendimientos potenciales. Además, cobrar la anualidad por una suma global podría ser costoso o imposible.

Consejo extra:

Habla con tus hijos sobre tus planes sucesorios lo antes posible, en especial si les vas a dejar distintas cantidades o si vas a donar una suma considerable a una obra de beneficencia. “Este es el momento de explicar la razón”, afirma Elliott.

Sharon Waters, excontadora pública certificada (CPA), ha contribuido en Wired.com y otras publicaciones.

¿Qué opinas?

0 %{widget}% | Add Yours

Debe registrarse para comentar.