Skip to content

¡Bienvenido! AARP es tu guía para navegar la vida y planear tu futuro con Salud, Dinero y Amor. Conócenos mejor

 

Cómo ahorrar dinero en las facturas de calefacción

Con estos descuentos y reparaciones del hogar podrás ahorrar dinero y no pasar frío.

Pareja mayor frente a un radiador de calefacción y con una factura en la mano.

iStock / Getty Images

In English | Al bajar la temperatura, las facturas de calefacción suben y pueden causar más estrés económico para los adultos mayores en todo el país. Según el programa Energy Star del Gobierno de Estados Unidos, el hogar promedio del país gasta más de $2,000 por año en servicios públicos, en su mayoría en gastos de calefacción y aire acondicionado.

Los programas de descuento y las modificaciones de la vivienda te pueden ayudar a ahorrar en las facturas de servicios públicos en invierno y durante todo el año. Esto es lo que debes saber:

Programa de Asistencia Energética para Hogares de Bajos Ingresos (LIHEAP)

El programa LIHEAP recibe financiamiento federal y cada año ayuda a cerca de seis millones de hogares de bajos ingresos a pagar las facturas de calefacción. El programa también puede ayudar con los gastos del aire acondicionado en el verano.

La asistencia del programa LIHEAP en general se paga directamente a la compañía de servicios públicos o al distribuidor de combustible, y su propósito es cubrir parte del costo anual de calefacción, pero no todo. La cantidad exacta que puedes recibir varía según el estado (cada estado recibe una cantidad diferente de financiación del Gobierno) y factores individuales tales como el tamaño y los ingresos de la unidad familiar.

En general, el programa les da prioridad a los hogares que tienen el costo más alto de energía con relación a su ingreso económico. Los estados pueden disponer que para poder recibir esta asistencia tus ingresos no deban superar ya sea el 150% del nivel federal de pobreza (en el 2019 es de alrededor de $25,000 por año para un hogar de dos personas) o el 60% del ingreso promedio del estado. Si tú o un miembro de tu familia reciben beneficios tales como Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) o ciertos beneficios para veteranos, tal vez puedas recibir la asistencia LIHEAP de forma automática.

Los estados también determinan el plazo durante el cual aceptan solicitudes y los requisitos para presentarlas. Algunos les dan prioridad a los adultos mayores y permiten que las personas de 60 años o más puedan presentar la solicitud antes de dicho plazo. La mayoría de los estados conceden la asistencia LIHEAP en función del orden en que se reciben las solicitudes. Una vez que el estado agota los fondos de ese año, ya no brinda más asistencia hasta el siguiente ciclo, ni siquiera a los hogares que tienen derecho a recibirla.


Recibe contenido similar, suscríbete a nuestro Boletín


Según el estado donde vivas, tal vez también puedas usar los fondos de LIHEAP en proyectos de climatización, como por ejemplo instalar aislamiento, reparar ventanas con filtraciones o un calentador de agua que no funciona. El programa LIHEAP también brinda asistencia para casos de crisis cuando un hogar recibe un aviso de interrupción de servicios públicos. En general no incluye facturas de agua y alcantarillado.

Para recibir más información, te puedes comunicar con la oficina de LIHEAP de tu estado o tribu. También puedes llamar sin cargo a la línea directa del Proyecto nacional de derivaciones para asistencia energética (NEAR) al número 866-674-6327.

Descuentos estatales y de empresas de servicios públicos

Los programas estatales y las empresas de servicios públicos también pueden ayudar a los adultos mayores o a los hogares de bajos ingresos económicos con las facturas mensuales. Estos programas varían en cuanto a los requisitos para participar, los procesos de solicitud y el tipo de asistencia que ofrecen. Algunos reducen la factura mensual en un porcentaje o monto determinado, mientras que otros limitan las facturas a un porcentaje de los ingresos o conceden un subsidio global a los clientes que reúnen los requisitos.

Para conocer los descuentos de las empresas de servicios públicos, llama al número que figura en la factura más reciente. La oficina estatal de energía (en inglés) te puede dar información sobre los programas que financia y que pueden estar a tu disposición.

Facturación por presupuesto

También conocida como facturación promediada o nivelada, la facturación por presupuesto no es un verdadero descuento sino un método para que los hogares con ingresos fijos paguen la misma suma de servicios públicos cada mes y de esa manera eviten los grandes aumentos estacionales en verano e invierno. Después de promediar el consumo anterior de energía, la empresa de servicios públicos te cobrará la misma cantidad cada mes de acuerdo con el costo que proyecte para el año.

Si usas más de lo que calcula la empresa, tal vez a fin de año quedes debiendo dinero. También es buena idea preguntar cuánto te reembolsarán si usas menos electricidad o gas de lo que anticipa la empresa. Antes de tomar una decisión, considera las ventajas y desventajas, y asegúrate de preguntar si cobran un cargo administrativo adicional por el servicio.

Climatización de tu hogar

Hacer reparaciones en el hogar puede ayudar a resolver algunas de las causas principales por las que las facturas de calefacción sean tan altas, como por ejemplo las puertas que permiten pasar corrientes de aire y las tuberías que no tienen aislamiento. Puedes asumir el costo de estos proyectos por tu cuenta, o puedes buscar programas de asistencia como el Programa de Asistencia de Climatización (WAP) del Departamento de Energía de Estados Unidos, que financia proyectos de impermeabilización para los hogares de bajos ingresos económicos y da prioridad a los adultos de 60 años o más y a las personas que tienen discapacidades.

Energy Star, el programa de eficiencia energética del Gobierno de Estados Unidos, también supervisa una red de socios a cargo de proyectos de impermeabilización como parte de su iniciativa Home Performance with Energy Star. Esta red ayuda a los hogares de todos los niveles de ingresos a hacer mejoras para protegerse del clima. Muchos estados y servicios públicos ofrecen incentivos a los propietarios que completan el proceso.

El proceso es similar en ambos programas. Las reparaciones están a cargo de contratistas aprobados después de una inspección completa de la vivienda y un análisis de los costos anuales. Los ahorros se pueden acumular: los hogares que completan el proceso de WAP ahorran un promedio de $283 al año en costos de energía, mientras que los proyectos de Home Performance with Energy Star pueden representar un ahorro de hasta $500 por año.

La información para comunicarte con WAP y Home Performance with Energy Star en el estado se puede encontrar en internet (enlaces en inglés).

Mientras tanto, puedes ahorrar aún más si te encargas de las mejoras del hogar que son fáciles para principiantes, como por ejemplo impermeabilizar el tiro de la chimenea o bajar la configuración de fábrica del calentador de agua.

¿Qué opinas?

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

LEE ESTE ARTÍCULO