Skip to content
 

¿Reparar o reemplazar?

Usted puede aplicar reglas prácticas para decidir si debe desechar o reparar.

In English | Mi abuelo era uno de los hombres más habilidosos de todos los tiempos.  Podía reparar casi cualquier cosa. 

Antes de comprar cualquier artículo, lo primero que se preguntaba Clyde era: Si se rompiera, ¿sería posible conseguir materiales o piezas de repuesto para poder repararlo él mismo?  Si la respuesta era "no", no lo compraba.  Si la respuesta era "No se debe preocupar por eso, Sr. Yeager. Esto nunca se le quebrará", mi abuelo prefería darle las gracias cortésmente al vendedor y alejarse, más que acusarlo de ser un mentiroso caradura. 

Vea también: Formas de ahorrar y mantener un presupuesto.

Lamentablemente, los tiempos han cambiado desde la época de mi abuelo Clyde.  Ahora vivimos en un mundo donde cuesta más arreglar la mayoría de las cosas que reemplazarlas.  Algunas veces, aún vale la pena reparar más que reemplazar.

Tome en cuenta los siguientes consejos prácticos:

La regla del 50 %:  Los expertos financieros se refieren con frecuencia a la "regla del 50 %" a la hora de decidir si es más económico reparar un artículo que reemplazarlo.  Según la sabiduría convencional, si el costo estimado de la reparación representaba un 50 % o menos de lo que se pagó por el artículo, en general era mejor arreglarlo.  Ésta sigue siendo una buena regla a tener en cuenta, aunque los precios de muchos bienes de consumo (por ejemplo los productos electrónicos, muebles, electrodomésticos y hasta la ropa) han continuamente bajado de precio (en dólares ajustados a la inflación) en las generaciones recientes.  Por eso ahora, para que sea más exacta, la regla del 50 % se debe basar en el costo de reemplazo y no en el precio de venta original. Para los artículos más caros como los automóviles, se debe estimar el precio de mercado actual o el precio de reventa.  De todos modos, es simplemente una regla general entre muchas otras que se deben tener en cuenta.

¿Aumentará en valor?:  Antes de que usted se decida a reemplazar algún artículo en vez de repararlo, debe considerar detenidamente si el artículo que está pensando desechar podría valorizarse con el tiempo.  En el caso de un mueble de buena construcción que probablemente se convierta en una antigüedad, la elección de repararlo es probablemente obvia.  Pero las cosas no siempre son tan evidentes.  Cuando yo era un adolescente, quise de veras reemplazar esos viejos y anticuados altavoces que heredé de mi papá con unos nuevos (y baratos) de última moda en Kmart.  Pero mi papá no me lo permitió. Ahora esos altavoces JBL son clásicos, con un valor casi equivalente al saldo de mi cuenta 401(k) (tristemente, en ese sentido). 

Siguiente: Cómo manejar los electrodomésticos. >>

En el hogar:  Los electrodomésticos más antiguos de buena construcción posiblemente valgan la pena repararlos (si todavía se consiguen piezas de repuesto y alguien que los pueda arreglar). Usted también debe tomar en consideración que la mayoría de los electrodomésticos más antiguos utilizan bastante más energía que los nuevos modelos (vea www.energystar.gov). A fin de cuentas, a menudo es más económico reemplazarlos cuando necesitan reparación.  Por otro lado, puede no ser inteligente invertir en el reemplazo de las ventanas antiguas de su hogar (si todavía están en buenas condiciones) con otras más energéticamente eficientes dado que en la mayoría de los casos, la recuperación de la considerable inversión inicial puede demorarse hasta varios años.  ¿Qué debe hacer respecto al techo de su casa?  La mayor parte del tiempo, resulta más económico invertir en el mantenimiento y hasta en reparaciones bastante considerables de los techos --suponiendo que en general estén en buenas condiciones-- especialmente si el techo es de gran tamaño. 

Pobreza o fortuna:  En cuanto a la ropa, la prioridad debe ser cuidarla de manera apropiada más que correr con los gastos de reparación.  Dado que la mayoría de la ropa que no es de diseñadores es relativamente barata, normalmente resulta más económico comprarse algo nuevo una vez que los artículos de ropa estén raídos.  Aunque usted aumente unas cuantas libras, arreglar los artículos de ropa en general solo resulta económico con las prendas de marca, a no ser que usted sea un sastre o una costurera.

¿Está enchufado?  Un amigo, dueño de una tienda de reparación de artículos electrónicos, una vez me dijo que casi la mitad de todos los artículos que le traían las personas a su tienda simplemente tenían cordones eléctricos o enchufes defectuosos, u otro tipo de problema de conexión. Otras reparaciones rutinarias que realiza incluyen la limpieza de los filtros de aire y el reemplazo de correas desgastadas.  Si este es el caso, entonces la reparación le ahorrará bastante dinero.  Pero, si la reparación es más grande y se necesitan piezas especiales de repuesto, hasta mi amigo reconoce que la mayoría de los productos electrónicos son tan económicos que lo más probable es que no valga la pena repararlos.

Jeff Yeager es el autor de The Ultimate Cheapstake’s Road Map to True Riches (El tacaño máximo y su ruta a la verdadera riqueza) y The Cheapskate Next Door (El mezquino de al lado). 

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto