Skip to content
 

¿Saben sus hijos administrar el dinero?

6 lecciones financieras para enseñar a sus hijos y nietos.

In English | Si hubiera sabido de joven lo que sabe ahora del dinero, ¿lo hubiera invertido de otra forma? ¿Ahorrado más? ¿Presupuestado mejor? ¿Se hubiera preocupado menos de todo lo anterior?

No podemos cambiar el pasado financiero, pero podemos utilizar sus lecciones para evitar que los hijos y nietos cometan nuestros mismos errores. Desde luego, a muchos jóvenes no les va a gustar la idea de sentarse a oír una charla sobre la administración prudente del dinero. Pero si su presentación es creativa y amena, llena de ejemplos sacados de su propia experiencia, le será posible captar su atención.

Vea también: 5 consejos para ordenar sus finanzas.

"Mientras más jóvenes sean cuando empiece a enseñarles, más automático les resultará aplicar esos principios cuando crezcan", dice Lule Demmissie, directora ejecutiva de productos de inversión y de jubilación de TD Ameritrade. "Nos es posible desempeñar un papel mucho más fundamental en la educación económica de nuestros hijos".

Entonces, ¿qué lecciones debería enseñarles? Aquí tiene seis lecciones que, según los expertos financieros, deben aprender los jóvenes lo antes posible:

Lección de dinero número 1: Llevar un presupuesto es difícil, pero encuentre un sistema que le funcione.

¿Cuántos presupuestos ha elaborado e ignorado en su vida? Probablemente, más de los que pueda contar. "Muchos presupuestos no son realistas. Tenemos que ser realistas y prácticos", dice Robert Pagliarini, presidente de Pacifica Wealth Advisors. Con ese fin, sugiere una estrategia que él llama P.E.R.K. Agarre lápiz y papel y haga una lista de sus gastos con el fin de eliminar los excesos.

Ponga una "P" al lado de los gastos que puede posponer (comprar un automóvil o ir de vacaciones, por ejemplo); una "E" al lado de los gastos que puede eliminar (suscripciones a revistas), una "R" al lado de los que puede recortar (comer fuera) y una "K" al lado de los indispensables (el seguro médico).

"El sistema funciona porque lo obliga a tomar conciencia de adónde va su dinero", dice. "Con solo anotar las cosas que compramos, ahorraríamos más".

Lección de dinero número 2: El mercado bursátil es impredecible, pero su participación en él es a largo plazo.

Aunque los recientes descensos de algunas acciones fueron un trago amargo, utilícelos como oportunidad de instruir a los inversionistas de mañana. "Hay mucha emoción en el mercado", dice Chris McLean, director y estratega de Signature, empresa de administración de capital en Norfolk, Virginia. "Pero hay que tener disciplina cuando uno invierte. El mercado siempre se recupera".

¿Su consejo? Asigne parte de su cartera de inversiones a dinero en efectivo para que cuando el mercado baje, no se sienta arruinado. Pero no se lo juegue todo en una carta. "No siga al sector que hace más ruido." Cuídese de abalanzarse sobre acciones "calientes". Piense en cómo debe sentirse la gente que se volvió loca comprando acciones en Facebook, ya que estas se cotizan muy por debajo del precio que tenían el primer día que se ofrecieron a la venta.

Lección de dinero número 3: Ahorre estratégicamente, con un plan.

He aquí un buen método recomendado por Pagliarini. Ahorre la mitad de su edad. Tome su edad, divídala en dos y ese es el porcentaje de su ingreso que debe ahorrar. Por ejemplo, si tiene 20 años y acaba de empezar su primer trabajo, debe ahorrar un 10 % de su sueldo. Si tiene 44 años, debe ahorrar el 22 %.

¿Las ventajas de esto? "Cuando uno es joven y no gana mucho, es más fácil alcanzar el porcentaje de ahorro indicado", dice. "Cuando se es mayor, no solo se ahorra un porcentaje mayor, sino que es de suponer que se gane más, y por tanto, se ahorra una cantidad mayor".

Siguiente: Tome en serio su crédito: se le abrirán puertas »

Lección de dinero número 4: Tome el crédito en serio.

Es esencial que esta lección se aprenda antes de llegar a la universidad, donde muchos veinteañeros se meten en problemas con las tarjetas de crédito. Según un estudio de Sallie Mae del año 2009, el universitario promedio se gradúa con unos $4.000 de deuda en tarjetas de crédito.

"Solo contraiga la cantidad de deudas que pueda pagar", advierte McLean. "Las tarjetas de crédito pueden ser un mal porque es fácil acumular balances que no se pueden pagar todos los meses".

Lección de dinero número 5: Acostúmbrese a la idea de que tendrá que sacrificar ciertas cosas para obtener otras.

A menos que haya nacido en cuna de oro, no siempre obtendrá lo que quiere. Aprenda a aceptar a hacer sacrificios hoy en aras de algo mejor mañana. Cuando acorta sus vacaciones de dos semanas a una, hágalo sabiendo que el dinero que ahorre lo utilizará para el pago inicial de ese apartamento que va a comprar. Los intercambios de este tipo nos ayudan a apreciar lo que finalmente conseguimos y a la larga nos hacen personas más felices, dice Demmissie.

Lección de dinero número 6: Acepte la responsabilidad de su futuro económico.

Algunas cosas se les dan con mucha facilidad a los jóvenes — por ejemplo, manejar con facilidad una computadora tableta— pero entre ellas no se encuentra el trabajo ideal al egresar de la universidad.

Los sueños de una jubilación cómoda —quizás anticipada— suenan encantadores, pero casi siempre exigen más que una pequeña contribución mensual a un plan 401(k). Como están descubriendo de mala manera muchos boomers, una sola cuenta de ahorros para la jubilación y el Seguro Social no es suficiente.

Los expertos dicen: planifique sin contar con ninguna ayuda. "Si se gana la lotería o le llega una herencia, eso es fantástico", dice Pagliarini. "Pero planee sin esperarlo".

Suponga que no va a recibir ayuda de nadie. De esa manera, se asegurará de hacer sacrificios para mantenerse enfocado en su objetivo. Si asume control ahorrando con una IRA (Cuenta Individual para la Jubilación), fondos de inversión y otras cuentas además del plan 401(k), entonces, efectivamente, no tendrá problemas.

Reciba nuestro boletín electrónico donde encontrará más información con temas de su interés.

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto