Skip to content
 

Remesas: ¿cuál es el mejor método?

Sepa cómo evaluar el costo, la conveniencia y la seguridad antes de enviar dinero a Latinoamérica.

El dinero que envían los inmigrantes hispanos desde Estados Unidos a Latinoamérica es vital para las familias y los países de la región.

Envio de dinero a latinoamerica

Tetra Images/Getty Images

Hay más de 3.000 empresas y negocios para enviar dinero desde Estados Unidos a América Latina.

Se anticipa que cuando se den a conocer las cifras del 2010, las remesas a la región sobrepasen los 60.000 millones de dólares, un ligero aumento sobre los 58.800 millones enviados en 2009, según informa el Banco Interamericano de Desarrollo.

Vea también: Las estafas merodean en época de crisis.

De hecho estas cifras representan una baja en comparación al 2008 y 2007, cuando se mandaron 67.500 millones y 66.500 millones de dólares, respectivamente.

Si bien para las familias estas remesas son una fuente de ingreso importante, en países como Honduras, este dinero representa el 21% del Producto Interno Bruto. En El Salvador y Nicaragua es el 18% y en Guyana y Haití, más del 30% del PIB, de acuerdo al Banco Interamericano de Desarrollo.

Por otra parte, estas remesas también ayudan a impulsar la economía norteamericana. Reportes del Migration Policy Institute y del Immigration Policy Center concluyen que las remesas ayudan a incrementar la demanda de exportaciones de productos estadounidenses.

Hoy por hoy, quienes desean enviar remesas desde Estados Unidos a sus países de origen tienen una creciente variedad de opciones en el número de empresas que ofrecen dichos servicios y en las formas en que pueden hacer llegar dinero a sus familiares.

“Existen más de 3.000 empresas de remesas y miles de negocios al por menor en varios segmentos”, dice Manuel Orozco, quien dirige el programa de remesas y desarrollo del Diálogo Interamericano en Washington, D.C.

Ahora el dinero rinde más

Estudios comprueban que el costo de la comisión por envío de dinero se ha ido reduciendo considerablemente debido a la competencia. “Hace una década las comisiones oscilaban entre el 15 y 20%. En la actualidad, están entre el 5 y 6%”, dice Natasha Bajuk, del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), del Banco Interamericano de Desarrollo.

Ante tantas opciones, Orozco recomienda evaluar estos puntos a la hora de enviar dinero:

  • La conveniencia (la ubicación en el lugar de origen y de destino) y
  • El valor agregado (si la transacción ofrece otros tipos de beneficios)

¿Cuáles son las opciones de empresas para enviar el dinero? >>

Los métodos

Generalmente, enviar dinero por internet a cuentas bancarias es el método más económico. Sin embargo solo un 5% de las remesas se envía por internet y otro 5% de banco a banco, de acuerdo a Orozco. Aunque cada vez existen más opciones —tarjetas prepagadas, de débito y las billeteras móviles—  el método dinero a dinero (cash to cash) es el que predomina, señala el analista.

Es el caso de Christian Pacheco, un inmigrante hondureño de 31 años que reside hace cinco años en Miami. “Envío cada semana dinero al poblado de Cortez, generalmente por MoneyGram o Western Union”, dice, explicando que manda más de mil dólares al mes y su familia lo retira en bancos donde las remesadoras tienen convenios. “Están cerca de casa”, anota.

Sin embargo, cuando se le pregunta si enviaría por internet o tarjetas de débito, no se muestra confiado: “Quiero ir por lo seguro, el dinero cuesta tanto hacerlo para que se pierda”, responde.

Según Orozco, el mercado de las tarjetas prepagadas “ha tenido un crecimiento muy lento”. La tajada de este mercado es solo US $200 millones y 100.000 clientes, posiblemente porque actualmente este sistema “es caro, confuso y no hay mucho acceso”, dice Orozco.

Pero las tarjetas prepagadas —como las ofrecidas por Green Dot, NetSpend e Ingenicard— pueden resultar atractivas. Un aspecto positivo es que se puede retirar dinero de cualquier red de cajeros. También tienen costos. Green Dot, por ejemplo, posee varios planes.

Opciones de empresas

El internet es un buen aliado para comparar servicios de envíos de remesas. Las empresas de buena reputación están allí y hacer una transferencia es sencillo. Incluso, antes de acercarse a hacer su envío, es recomendable comparar tarifas y localización en la web. 

Pongamos unos ejemplos: Tomando el envío de US $200 desde Washington D.C. a El Salvador a una cuenta de banco, Xoom cobra una comisión de 3,84%, MoneyGram, 4,76% y Western Union, 5,66%.

Enviar a países como México —el mayor receptor de remesas— es más barato si envía desde California o Nueva York. Pero si lo hace desde Texas, tomando siempre la base de un envío de US $200 a una cuenta de banco, Xoom cobra una comisión de 2,43%, Western Union una de 6,97% y MoneyGram  una de 4,76%.

El Diálogo Interamericano señala, en un informe de junio de 2010, las 20 empresas que mejor calificaron al medir los cuatro factores anteriormente mencionados — costo, reputación de la empresa, conveniencia y valor agregado.

Valor agregado

Otro aspecto que se debe tomar en cuenta es qué otros beneficios ofrece el sistema, lo que los expertos denominan el valor agregado del sistema. Según Orozco, el valor agregado para el familiar en Latinoamérica es que tenga una cuenta de banco desde la cual no solo puede recibir la remesa, sino que puede ahorrar, utilizar una chequera, hacer préstamos o tener historial de crédito. 

Para el inmigrante en Estados Unidos, algunas empresas ofrecen tarjetas de recompensas por medio de las cuales la persona que envía regularmente, obtiene descuentos. Dos ejemplos son MoneyGram Rewards y Gold Card Rewards de Western Union.

Cuál es el futuro de los envíos de remesas >>

Futuro

Maria Luisa Hayem, del Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), señala que cada vez van a existir más alternativas para abaratar costos e incorporar nuevas tecnologías dentro del e-commerce, como la billetera móvil.

Productos como MasterCard’s MoneySend (opera por medio de Obopay), TextPayMe Inc. (adquirida por Amazon.com) y PayPal Mobile, que se ha asociado con Twitter para crear Twitpay, son algunas de las pioneras en el mercado.

Aunque se considera solo un nivel más del método cash to cash, M-Via es un ejemplo de un tipo de servicio móvil, que solo existe entre California y México. En Estados Unidos se deposita el dinero en una oficina autorizada en la billetera móvil del celular del destinatario en México y luego este va a una de las oficinas y retira el dinero de la billetera móvil.

Otros métodos consisten en enviar dinero desde el celular por medio de mensajes de texto (SMS), utilizando el buscador de internet o bien por medio de una aplicación. El remitente recarga a su tarjeta de crédito, tarjeta prepagada o cuenta bancaria, para poder mandar el dinero.

“Casi ninguna institución bancaria tiene este servicio aún en la región, pero ese es el futuro. Las remesas se harán a través de teléfonos celulares, bancos, tiendas y almacenes. Será más barato, efectivo y accesible”, concluye Orozco.

Tabla comparativa de costos y posibilidades de envíos >>

¿Qué

0 | Add Yours

Deje su comentario en el campo de abajo.

Debe registrarse para comentar.

Siguiente Artículo

Lea Esto